143 mdp más para que La Cosmopolitana cocine para reos de BC

Foto: Rosario Mosso
 
Edición Impresa Lunes, 15 Enero, 2018 12:00 PM

A pesar que la SSPE ha solicitado una licitación, el gobierno estatal no lo ha iniciado para que otras empresas concursen por dar el servicio de alimentación en las cárceles de la entidad. Mientras, la empresa con antecedentes de corrupción seguirá cobrando millones

Desde un par de meses, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) ha solicitado a la Oficialía Mayor que encabeza Loreto Quintero, iniciar una licitación pública para que empresas puedan ofrecer servicios de alimentación en las cárceles de Baja California que actualmente ha monopolizado La Cosmopolitana, compañía bajo sospecha y señalamientos de corrupción e irregularidades.

Hasta el momento, la licitación no se ha publicado por parte de Oficialía Mayor del Estado y, el contrato que La Cosmopolitana firmó con el gobierno estatal, ya caducó el 31 de diciembre de 2017; sin embargo, para que los internos de los Centros de Reinserción Social (Cereso) no se queden sin alimentación, la SSPE ha solicitado 34.4 millones más para que la empresa no deje de prestar el servicio en los primeros días de 2018.

Una vez aprobado el Presupuesto de Egresos del año en curso, se puede saber con certeza que el Gobierno del Estado tiene pensado gastar 143 millones 466 mil 321 pesos para la alimentación de sus reos y policías penitenciarios, monto al cual La Cosmopolitana puede acceder ya sea consiguiendo nuevamente la licitación pública o, tal como se ha solicitado actualmente, por medio de ampliaciones presupuestales, ante la falta de un nuevo contrato.

 

34.4 MILLONES MÁS POR LO PRONTO

En un documento en manos de ZETA, dirigido a la oficial mayor Loreto Quintero Quintero, el secretario de Seguridad Pública, Gerardo Sosa Olachea, solicita una ampliación de 34.4 millones de pesos para que La Cosmopolitana siga dando el servicio de alimentación en 2018.

Cita el contrato No. 32065001-017-17, “referente a la prestación de servicio de alimentación para los Centros de Reinserción Social (…) celebrado por el Ejecutivo Estatal con la empresa La Cosmopolitana, S.A de C.V”.

Como el contrato tiene una vigencia a partir del 1 de junio al 31 de diciembre de 2017, Sosa requiere “su valioso apoyo para llevar a cabo la ampliación de los bienes y servicios por un importe de $34´444,594.70 m.n. (treinta y cuatro millones, cuatrocientos cuarenta y cuatro mil quinientos noventa y cuatro pesos).

“Lo anterior, justifica, en virtud de la necesidad latente de evitar suspender la alimentación a dichos internos y ante el tiempo que conlleva realizar los trámites de licitación del Servicio de Alimentación para el próximo ejercicio fiscal”.

 

LO NEGRO DE LA COSMOPOLITANA

Antes de ser contratada por el gobierno de Baja California, en octubre de 2016, La Cosmopolitana arrastraba un historial que incluía desde intoxicación de internos hasta investigaciones penales por enriquecimiento ilícito a funcionarios.

La compañía dedicada a la comercialización de comida también se ha visto señalada en amparos en tribunales a raíz de quejas de internos de los Cereso.

Dos años antes de ser contratada en Baja California, La Cosmpolitana pagó un millón de pesos por haber intoxicado con ceviche de soya a 450 internos del penal de Puente Grande, Jalisco.

Pero sus negocios con gobiernos en el país no se limitan a alimentar a los presos, precisamente se le investigó como parte de una red de corrupción y tráfico de influencias para obtener contratos con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Su llegada a Baja California se dio en octubre de 2016, cuando la empresa radicada en la Ciudad de México obtuvo un contrato con vigencia de tres meses para preparar los alimentos en el Cereso de Mexicali y el Centro de Tratamiento para Adolescentes de la misma ciudad a cambio de 20 millones de pesos.

Pero no causó una buena impresión. De acuerdo con un oficio enviado por Daniel de la Rosa, entonces titular de la SSSPE  -de la cual depende la Subsecretaría del Sistema Estatal Penitenciario-, la empresa manejó alimentos en mal estado o caducos, y tampoco cumplió con el menú señalado.

Sin embargo, esto no impidió que desde Oficialía Mayor se renovara el contrato y no solo eso, sino que se extendió para los Cereso y los centros de tratamiento de adolescentes de todo el Estado.

En 2017, la partida presupuestal para la alimentación de presos y custodios llegó a los 226 millones 629 mil pesos, 60 por ciento más de lo entregado en 2016.

Baja California cuenta con alrededor de 11 mil internos, número inferior al de años anteriores, en parte por la entrada del Nuevo Sistema de Justicia Penal a mediados de 2016, el cual permite que detenidos por robo y delitos contra la salud (los principales delitos cometidos por internos) lleven el proceso en libertad.

Por si fueran pocos los antecedentes de esta empresa, La Cosmpolitana ha sido señalada por el propio personal de seguridad del penal de no servir los menús que presentó para obtener los contratos, de sustituir los alimentos por otros de baja calidad y de provocar problemas de salud en los custodios.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio