Restauranteros agobiados por gas caro en 2017

Fotos: Antonio de Jesús Cervantes G
 
Ezenario BCS Martes, 19 Diciembre, 2017 12:00 PM

Los incrementos en la gasolina y diésel no son los únicos que han mermado la economía de los sudcalifornianos, pues también el considerable aumento al precio del gas licuado o gas LP vino a afectar los ingresos de las familias y comerciantes.

Este incremento se ha venido dando desde la reforma energética, a raíz de la cual, ahora cada empresa distribuidora fija sus precios según su oferta y demanda.

En lo referente al Estado de Baja California Sur, el precio por litro al inicio de este 2017 se situaba en 10.64 pesos, mientras que el kilogramo en 19.34 pesos; sin embargo, ahora se situó en los 11.68 pesos y 21.63 pesos, respectivamente; es decir, un tanque de 30 kg al inicio del año costaba un promedio de 580 pesos, mientras que, previo al cierre de año, su costo se situó en 650 pesos.

“Cada vez nos suben más y más el gas. Antes comprábamos 15 kilos cada dos meses; ahora, aparte de que está más caro el gas, nos dura menos, los 15 kilos con trabajo nos duran el mes. Además, de julio a la fecha hemos notado un incremento que ha llegado hasta 20 pesos más cada vez que compramos”, refirió Rosa María Castro, madre de familia.

Esta situación no solo ha repercutido en las familias, sino en el sector restaurantero que considera un abuso y un ataque en contra de los comerciantes. La afectación fue resentida por los agremiados de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) de Baja California Sur.

“A nosotros, el sector restaurantero, nos pega y nos pega muchísimo, es uno de los insumos en los que tenemos que trabajar indiscutiblemente. No podemos estar sin él, como aquí en BCS sin luz eléctrica que es matarnos por el calor que tenemos, así que tenemos que apechugar como siempre y sacrificar muchísimas cosas para salir adelante”, comentó Lorena Hinojosa Olivas, presidenta Canirac BCS.

La industria restaurantera sudcaliforniana afirma que son el sector que más empleos generan en la entidad y también es el más golpeado por estos aumentos.

“Debemos buscar estrategias para ver cómo podemos hacerle y no dejar de tener comensales en nuestros restaurantes, porque de ellos vivimos y la generación de empleos que hay detrás de; si permitimos que deje de haber comensales en los restaurantes por incrementos, no solo afecta a los dueños de los restaurantes, perjudica también la generación de empleo que hay detrás de, que es muy grande”, dijo Hinojosa Olivas.

Frente al importante incremento, los comerciantes han tomado nuevas alternativas para consumir menos gas con la finalidad de no disparar sus precios y no afectar a sus clientes.

“Tuve que empezar a cuidar el gas, empecé a meter carne que no esté congelada, meter carne más delgada, cocciones a fuego lento, que ya pones tú lo que vas a poner blandito; ya no vas a destapar la olla ya hasta que ya le vas a calcular que ya esté, pues gasto como dos mil y feria de gas al mes, porque nunca me espero a que se acabe todo, porque si me espero a que se acabe todo el gas en el estacionario, sí se pone más pesado para llenarlo”, explicó Trinidad, propietaria de una cocina económica.

Después de todo, esperan que el gas mantenga su precio al cierre de año, pues, ante la promesa de no aumentar los hidrocarburos, la respuesta ha sido contraria. Aunque de febrero a abril hubo un incremento en los costos, los siguientes meses hasta agosto, descendieron los costos, incluso posicionándose por debajo de como iniciaron en el mes de enero; sin embargo, a partir de septiembre fue que alzaron los precios de manera muy considerable.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio