Quieren vivos o muertos a desaparecidos

Fotos: Enrique Botello
 
Edición Impresa Lunes, 18 Diciembre, 2017 12:00 PM

“Será en mi otra vida, porque ¡ésta!, la voy a dedicar a buscar a mi hijo”, afirmó una de las madres, mientras las autoridades solo toman muestras de sangre. De los casos abiertos no hay un detenido, las mujeres siguen sin localizarse y los cuerpos no tienen identificación

Se han cumplido tres meses desde que Rosa escuchó por última vez la voz de su hijo, Raymundo Bautista. Desde entonces ha peregrinado por el municipio para localizarlo, no importa si vivo o muerto.

El silencio de las autoridades ministeriales le intranquiliza, ni una llamada, menos aún un mensaje.

La mujer ha investigado por su cuenta, un testigo le aseguró que el 8 de septiembre vio una camioneta color blanco que le hizo la parada a Raymundo en Calle México y Cortez; iba acompañado de Cristián Jesús Marroquí Meza, de 19 años de edad, a bordo de un auto Nissan Cube 2009. Dos personas los bajaron, revisaron y no se ha vuelto a saber de ellos.

“Es una angustia no saber de él, que me lo entreguen como esté, por favor. A quienes se los llevaron les digo que no importa si se les pasó la mano, los golpearon o lo que haya pasado, solo quiero a mi muchacho”, suplicó desgastada la madre.

Al igual que otros padres de familia en Ensenada, a Rosa la han visto sola en las escenas del crimen, en las afueras del edificio del Servicio Médico Forense (Semefo) y, hace unos días, en el Hospital General entregando una muestra de ADN a la Procuraduría General de la República (PGR).

“Nadie me habla para darme avances, ¡es una angustia y no sé qué hacer!, porque tengo que trabajar para seguir adelante con esto”, mencionó.

 

Alarma cifra de desaparecidos en SQ

Se calcula que en Ensenada hay unas 119 personas en calidad de desaparecidas desde  2010, de las cuales 70 pertenecen a la delegación de San Quintín, donde los homicidios han incrementado considerablemente, estimó José Fernando Ortigoza, secretario de la asociación Unidos por los Desaparecidos en Baja California.

La agrupación tiene 459 casos de personas no localizadas en todo Baja California, 60 los investiga el fuero federal, pero 65 de estas personas corresponden a 2017, con un panorama nacional de 33 mil personas.

En la mayoría de los casos consideran que las personas pudieron ser víctimas de una desaparición forzada.

La estadística indica que el 75 por ciento de los casos, son hombres de entre 22 y 30 años edad, el resto son mujeres, la gran mayoría entre los 22 y 29 años.

¿Qué tanta información reciben de la procuraduría referente a los casos?

“Son escasas, nulas y no hay información, las traen de vuelta y vuelta, no les reciben las llamadas, por muy discrecional que sea la investigación, creemos que deben comunicarse con el familiar”.

El gobernador Francisco Vega de Lamadrid ¿responde a las peticiones?

“Sí, ha estado muy al pendiente, nos ha prestado lo necesario, pero su gente (ministeriales, estatales) esto de los desaparecidos lo toman como si fuera un mito y no como lo que es, un hecho real”.

 

El día en que “Ray” y Cristián desaparecieron

La madre de Raymundo ha estado en contacto con quienes vieron por última vez a su hijo, y aunque no mete las manos al fuego por él, exige pruebas a las autoridades si realmente andaba en malos pasos. Quiere pruebas porque, asegura, el joven no llevaba una vida de lujos y trabajaba en una empresa en Tijuana.

Compartió que “Ray” era cliente de Cristián, de oficio barbero, ambos tenían una buena relación de amistad. También tenía un año viviendo con su novia.

El jueves 7 de septiembre fue la última vez que habló con él y, el viernes 8, presuntamente los “levantaron”.

El carro lo localizaron casi llegando a la calle México, estaba bien estacionado, cerrado y sin indicios de violencia. Acudió a levantar un acta de localización, pasó más de ocho horas en instalaciones del Ministerio Público.

La descripción oficial es que Raymundo portaba camisa roja, pantalón oscuro y tenis también rojos, pero después alguien colgó una fotografía en redes sociales de momentos antes del incidente, en la cual aparece con camisa de manga corta, azul clara desgajada, pantalón oscuro y tenis blancos.

Lo que a Rosa le ha llamado la atención de la investigación, además de que no le han dado información, es que en ningún momento Periciales tomó huellas del vehículo en que iban ambos hombres.

“La Ministerial me dio unos guantes para que yo moviera el carro, pero después la esposa lo prestó a un familiar, finalmente nadie fue a tomar las huellas”, relató sorprendida.

Otra duda es que hay una vivienda con cámaras de video vigilancia a las que en vano ha pedido autorización para que la dejen verlas, ya que solo la autoridad tiene acceso a las imágenes.

 

Los pocos avances son gracias a las familias

Adriana Moreno Becerril, una madre que desde el 11 de mayo de 2009 busca a su hijo Víctor Adrián Rodríguez Moreno, que desapareció en Francisco Madero Coahuila, visitó Ensenada el viernes 8 de diciembre para apoyar la campaña de recolección de ADN por parte de la Procuraduría General de la República (PGR)

Defendió que a través de las diferentes organizaciones, entre estas a la que ella pertenece, Colectivo Fuerzas Unidas por los Desaparecidos en Coahuila y todo México (Fuundec), atienden alrededor de 500 casos.

Entre todas las agrupaciones lograron que se aprobara la Ley  General en Materia de Desaparición Forzada, aunque “mutilada”, lo consideran un gran logro.

Su hijo realizaba un viaje de trabajo junto con un compañero y el jefe, debían dejar un vehículo en aquella entidad, sin embargo, les hicieron una parada en una gasolinera ubicada a pie de carretera. Lo que ella sabe es que elementos del Ejército Mexicano los inspeccionaron, después de eso nadie supo más.

Hay personas detenidas por ese hecho, y hasta después de varios años fueron sentenciadas, pero no por la desaparición de Víctor, sino por otros cargos.

“En mi otra vida, porque ahora ¡ésta!, la tengo dedicada a buscar a mi muchacho hasta encontrarlo. A las autoridades pareciera que no les interesa encontrarlos, si hay avances, es definitivamente por la familia que investiga”, sollozó.

 

Extraen ADN de familiares directos 

Enfermeras de la Unidad de Genética de la Policía Federal iniciaron con la recolección de muestras genéticas en el Hospital General de los cinco municipios de Baja California.

La mayoría de los asistentes el lunes 11 de diciembre, fueron madres que buscan a sus hijos varones. En las primeras dos horas que inició la recolección de ADN en el Hospital General de Ensenada, diez familiares asistieron puntualmente para entregar una muestra con el propósito de encontrar a su ser querido.

“Muerto, vivo, en las condiciones que sea, pero quiero encontrar a mi hijo, por eso vengo”, compartió una madre minutos después de que salió del consultorio.

La “Semana Estatal de Toma de Muestras para la Identificación” es un trabajo que realiza la PGR a nivel nacional, y del 11 al 15 de diciembre le tocó a los cinco municipios de Baja California; a los familiares directos se les pidió donar una cantidad mínima de sangre, la cual embalaron y, para concluir, llenaron una solicitud de consentimiento.

La base de datos la administra la PGR y los resultados serán contrastados, de entrada, con restos humanos localizados en Tijuana, en la zona de “La Gallera”.

El Estado de Zacatecas tiene un alto número de casos de personas no localizadas, sin embargo, en el primer día de campaña los médicos solo atendieron a una persona, por ese motivo sorprendió la respuesta de Ensenada.

 

De Karen y Kenia, nada aún

Actualmente hay dos mujeres en calidad de desaparecidas en Ensenada. Karen Castro Jiménez de 25 años de edad, y Kenia Elizabeth Salazar Monarrez, de 31. La primera salió de trabajar en la madrugada del jueves 7 de diciembre y la segunda cuando iba de Punta Banda a Maneadero para visitar a su novio el 24 de noviembre, ambas son madres.

Preocupa el alto número de homicidios registrados en el municipio, que suman por lo menos 25 feminicidios. Los más recientes se suscitaron el 6 de diciembre, en un camino vecinal de El Porvenir, donde se localizó el cuerpo de una joven de 19 años tirado y con huellas de violencia; y el domingo 10, otro cadáver se encontró debajo del puente del Arroyo El Gallo en avanzado estado de descomposición. No hay resultados de autopsia ni ha sido identificada.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio