Persistencia y creatividad

Fotos: Agustín Reyes
 
Espectáculoz Lunes, 25 Diciembre, 2017 12:15 PM

Combinar su inquietud por el cine con la naturalidad que tiene en la televisión, es la forma de trabajo de Gustavo Loza. En espera de filmar una película el próximo año, actualmente está rodando la segunda temporada de “Run, Coyote, Run”, serie de FX en la que incluirá escenarios de Baja California

Si hay algo que cree firmemente Gustavo Loza, es que tener talento no es suficiente para triunfar. De hecho, asegura que con ello la persona no consigue éxito si, por otro lado, carece de perseverancia y no está dispuesta a pasar por una etapa de prueba y error; tal como él la vivió, de ahí que su historia sea una de aguante.

El resumen: debutó en el cine con “Atlético San Pancho” sabiendo que no era su película, luchó por mostrar su visión en “Al Otro Lado”, experimentó trabajar por encargo en “Paradas Continuas” y probó el triunfo comercial con “¿Qué Culpa Tiene el Niño?”.

Pero Gustavo reconoce que solo consiguió avanzar en su carrera hasta que creyó en sí mismo y dejó de poner en manos de otros lo que él debía hacer. “Yo no sé si tengas o no tengas talento, pero de que la vas a hacer, la vas a hacer, porque si algo se necesita en este medio es gente persistente como tú”, le dijo Guillermo del Toro hace más de veinte años, luego de que Loza lo siguió de un lado a otro para entregarle un guion y que le hiciera observaciones.

Foto: Internet/En producción de la segunda temporada

“Al final él me marcó, fue un gran impulso”, comentó el director en su última visita a Tijuana, en la que por horas, gracias al formato de master class, detalló por qué su trayectoria ha sido lenta, difícil y finalmente satisfactoria desde que empezó a crear sus propios proyectos: “La apuesta son los contenidos, independientemente de la plataforma, la televisora o el medio por el que le hagas llegar a la gente ese contenido. Eso es en lo que debes estar muy atento”, le declaró entonces a ZETA.

Sin embargo, también detectó con inteligencia que las formas de consumo cambiarían radicalmente y le apostó a series como “Camino a Casa” y “El Pantera”, antes de plantearle a Televisa la idea de “Los Héroes del Norte”, programa que cuenta con tres temporadas y la idea de una película, a pesar de que inició con todo en contra por ser una parodia del mundo grupero.

“Hay una constante en mi carrera: la lucha, estar picando piedra y no hacerle caso a mucha gente. No es descubrir el hilo negro, es darle la vueltecita”, acepta quien vio nacer su proyecto en Bandamax y sorprenderse al pasar a Comedy Central para finalmente llegar a televisión abierta.

De aquella experiencia perfeccionó trabajar perfiles psicológicos contundentes y aprendió que el público hace prevalecer los programas por su conexión con los protagonistas, así que ya no paró de crear. Siguió “El Albergue”, “Cloroformo”, “40 y 20”, “Sincronía” y “Run, Coyote, Run”, que estrenó en FX en mayo pasado con la historia de dos mejores amigos que, al estar divididos por el bordo fronterizo entre Arizona y Sonora, comienzan un negocio de tráfico de personas.

Protagonizada por Harold Torres y Eivaut Rischen, a principios de diciembre empezó el rodaje de su segunda temporada: “Vamos a filmar en Naco, Sonora, en Arizona y yo quiero traer una parte de la filmación para acá a Baja California, estuvimos recorriéndola hace unos días y seguramente aquí andaremos. A mí me encanta porque es un lugar muy rico. La serie ha sido un éxito y por experiencia (sabemos) que cuando salen estos ‘compas’ les encanta, además, podemos mostrar el país y escenarios naturales, que aquí son increíbles”, dijo el escritor y director que trabajó cuatro años en el tratamiento del guion.

“Es una posibilidad real e importante, vamos a arrancar en Sonora y Arizona, pero conforme vayamos avanzando en ‘Run, Coyote, Run’, seguramente incluiré a Baja California. Es muy probable que vayamos a la biosfera y es importante que nos acerquemos, no sé si a Tecate o Tijuana, ya que andemos por acá. Vamos a andar entre Sonora y Baja California tocando ciertos puntos, pero hay grandes posibilidades”.

El terreno de la televisión ya lo dominas y sigues perfeccionándote en el cine. ¿Qué hace que el último sea más engorroso para un creativo?

“Hace falta especializarnos no en áreas de cine, más bien en géneros. El norteamericano en ese sentido es un poco cuadrado porque hay directores para comedia, acción, drama, directores de películas de ciencia ficción, terror; en México no tan necesariamente. Sin duda la industria aquí no es tan fuerte como la de ellos ni hacemos tantísimas películas, nuestro cine sigue siendo mucho de esfuerzos independientes, cine de autor. Estamos un poco lejos de esta gran industria que necesita determinado número de directores para hacer sus películas de acción. Estar más allá de los autores corresponde a esa necesidad de cubrir la cuota de películas que se hacen. Eso es lo que sucede cuando te enfrentas a una industria, primero que te preguntan eso, luego qué tipo de cine haces como director”.

Foto: Internet/Gustavo Loza, un creativo del cine y la televisión

 

Cada cineasta tiene una percepción distinta de qué tan contraproducentes han resultado los fondos fiscales al cine. ¿Cuál es tu postura?

“Tienen fallas y cuestiones a favor como el haber detonado las producciones en México porque se han alcanzado números de 160 películas al año, antes no se filmaba tanto en México y mucho tiene que ver con estos incentivos fiscales. Pero es un hecho que tienen fallas, incluso hay ‘coyotes’ que te cobran una comisión por traerte presupuesto y hacen negocio del incentivo cuando no tiene que serlo. Otros te cobran el dinero que te dan porque lo quieren recuperar, o se adueñan de tu película. Hay contribuyentes de todo tipo”.

Citas cifras positivas del anuario del Instituto Mexicano de Cinematografía, pero este también recopila una realidad negativa en la exhibición…

“Ahí está lo dramático, cuando te das cuenta que menos de la mitad de las películas se exhibieron en salas comerciales. Con eso ya tienes un problema muy grave, que mucho cine mexicano  no tiene salida simplemente porque no tiene una característica comercial, por lo tanto, no lo van a programar o meter a las salas. No es un tema de censura, simplemente de falta de interés de los distribuidores y exhibidores. Falta un poquito de sensibilidad donde entre todo lo que no se le parezca a un eventual éxito comercial, de otra forma difícilmente va a ser distribuido o tomado en cuenta. Lo van a exhibir en veinte o cincuenta salas nada más, esa es la pena”.

Durante su última visita a Tijuana

Después de caer en la fórmula probada del género de comedia con “¿Qué Culpa Tiene el Niño?”, porque así se lo planteó tras el cansancio de no ser redituable, Gustavo Loza  espera regresar al cine el próximo año, aunque no especificó bajo qué línea.

“Hay una resistencia a películas de autor, experimentales y de bajo presupuesto, esas no les gustan y es complicado que tengan estreno comercial. Entiendo que el cine es una expresión artística, pero debe encontrar una salida”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio