Los del Frente se tragan sus palabras, ni ciudadano ni democrático

Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro.com.- Ricardo Anaya encarnó el auto destape.
 
Zoom Político Lunes, 18 Diciembre, 2017 12:00 PM

Los principales operadores del Frente (PAN-PRD-MC), a los que ZETA entrevistó durante los últimos meses, criticaron al PRI y a Morena por no hacer de sus candidaturas un proceso democrático, abierto y ciudadano. Ahora que se dio a conocer que sus candidaturas se repartieron en base a cuotas, no lo ven tan negativo

Tras el anuncio del Frente (PAN-PRD-MC) de repartir las candidaturas, principalmente la presidencial, hubo un efecto dominó hacía varias direcciones.

Primero, contrario a lo que los partidos de la coalición sostuvieron, el Partido Acción Nacional se quedó con la candidatura a la presidencia de la República por tener mayor “representación” dentro de su alianza. En forma automática, todos los aspirantes fuera del blanquiazul se desecharon.

Nada de elección de un ciudadano para convertirse en abanderado, de elegir por medio de votación abierta, del mentado método democrático para el nombramiento de su candidato, entre otras promesas ahora incumplidas. Es decir, nada de lo que supuestamente hacía coincidir a los partidos histórica e ideológicamente contrarios sucedió.

Incluso, en ZOOM POLÍTICO, algunos de los principales integrantes y dirigentes nacionales del Frente se manifestaron en contra de que la candidatura presidencial fuera para Acción Nacional; sin embargo, a unos días de que se anunciara que así sería, los políticos cambiaron sus versiones.

 

“El Chucho”: no voy a negar que dije, pero…

Jesús Ortega, ex dirigente nacional del PRD y uno de los mayores defensores de la alianza PAN-PRD, dijo en octubre a ZOOM: “Cualquier pretensión de decirnos, vamos a hacer una alianza, pero el candidato será nuestro (esto es del PAN)… no es una buena fórmula”.

En aquella entrevista, Ortega aseguró que su abanderado no iba a ser “impuesto o impuesta, porque si queremos ser diferentes, si queremos aparecer diferentes legítimamente ante la ciudanía, debemos actuar diferentes al PRI” y también a Morena, pues “cómo va a designarse candidato del PRI: no va a designarse, lo va a resolver Peña Nieto”, “cómo se designó al presidente de Morena, fue auto designación”, consideró.

Ortega alertó que si la candidatura a la presidencia de la República naciera de una decisión cupular, “se cometería un error”.

Pero, luego del registro de la alianza ante el Instituto Nacional Electoral (INE) y saberse que la candidatura efectivamente sería para el PAN y su virtual candidato sería Ricardo Anaya, Ortega explicó a ZETA:

“No fue un procedimiento electivo, como se pretendía en un principio, como lo sugerían varios de los aspirantes y dirigentes. Pensaba que así debería de ser. Sin embargo, admito, como se han ido desenvolviendo los acontecimientos, se trata no solamente de ser escrupuloso, también de ser eficaz en el tiempo político. Frecuentemente, el tiempo político no es el tiempo ordinario”.

Durante la entrevista con Ortega se le recordaron sus palabras cuando dijo que “sería un error” elegir al candidato a la presidencia sin un proceso abierto:

— ¿Se siente satisfecho con este resultado?

“No plenamente conforme, a fuerza de ser sinceros. También hubiera pensado que un procedimiento de normas hubiera sido mejor, pero los deseos a veces no pueden sustituir las realidades”.

Se le confrontó con sus palabras, particularmente cuando aseguró que sería inaceptable que el PAN definiera al candidato: “No le voy a negar que eso afirmé y eso dije, pero también tengo que tomar en cuenta las nuevas condiciones, las realidades que se van conformando; y es una realidad como se juntaron fuerzas contrarias para hacer astillas al Frente, para tronar al Frente… la política no es un camino dirigido desde el principio, sino que hay que ir tomando en cuenta circunstancias y eventos que se han presentado”.

Del virtual candidato, Ricardo Anaya, Ortega así lo define: “Su discurso y las entrevistas que ha dado, exactamente un conservador no parece; el asunto de la renta básica universal es un planteamiento de izquierda progresista. El asunto de que no se opone a los matrimonios igualitarios, la idea del cambio de régimen y la autocrítica de los gobierno de Fox y Calderón me dan posibilidad de afirmarle que podemos efectivamente con él, ganar y sacar adelante el programa que es muy importante”.

 

Dante y sus dos o tres versiones

El dirigente Nacional de Movimiento Ciudadano igualmente ha sostenido diversas posturas, entre sí contradictorias. Las dijo según su conveniencia. En 2012 era un aliado fiel de Andrés Manuel López Obrador, era uno de sus operadores y en ese año criticó severamente al PRI y al PAN, calificándolos de lo mismo, responsables de la crisis que el país padece.

Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro.com.- Gobernadores panistas cerraron filas con precandidato del Frente.

Al acercarse a 2017, Dante giró el timón; dio su respaldo a la alianza de su partido con el PAN. Desde ahí suavizó su análisis político hacia el PAN y criticó a Morena y al partido en el poder.

En entrevista con ZOOM, realizada en el mes de septiembre, defendió el recién registro de su frente y justificó su alianza con el PAN -y no con Obrador-, pues “nunca andábamos buscando candidato ni teníamos compromiso de apoyar ningún candidato; teníamos la idea de construir un proyecto colectivo, no en sumarnos en nadie”. En la próxima elección se sumarán al virtual candidato del PAN, Ricardo Anaya.

En aquel mes declaró para este Semanario: “hemos construido el proyecto en base a propósitos de enterrar un viejo sistema político, construir un nuevo régimen, llevar adelante un gobierno de coalición en el que la figura del jefe de gabinete esté basado en perfiles de aptitud y capacidad construido con la participación de profesionistas, académicos, emprendedores, liderazgos sociales y productivos”.

No obstante, Dante y Movimiento Ciudadano fueron los primeros en salir públicamente a anunciar y proponer que la candidatura a la presidencia del país debería ser para el PAN, días antes de anunciar el registro y el reparto de las candidaturas, esto fue el 5 de diciembre.

Dante, el ex gobernador de Veracruz encarcelado en los noventa, defendió al PAN para que él decidiera la aspiración, pues -dijo- tiene mayor legisladores en las cámaras del Congreso, además de haber obtenido 22 por ciento de votos en 2015 y contar con más gubernaturas.

 

Ni Ciudadano, ni democrático

Juan Zepeda, el ex candidato perredista a la gubernatura del Estado de México en 2017, es otro de los concurrentes a las reuniones del “Frente Ciudadano” anteriormente llamado “Frente Amplio Democrático”.

En septiembre, luego de haber librado las elecciones del Estado de México, Zepeda visitó a ZETA. Ahí justificó la alianza con el PAN: “yo sostengo en que hay momentos en que tienes que ceder sin ceder ideología, pero sí posiciones”.

Respecto a la candidatura a la presidencia, dijo que lo mejor sería que un ciudadano ajeno a algún partido la encabezara: “Lo más genuino ante la gente es que venga un candidato sin partido”, dijo.

Agregó: “si somos incapaces de lograr un candidato ciudadano sin partido, pactemos un método transparente y democrático en el que participe la gente”.

Para ello impulsaba a nivel nacional una “encuesta de la opinión efectiva”, además de celebrar debates calificados por un panel de expertos “y el tercer parámetro que sean las elecciones primarias para que la gente pueda evaluar quién quiere que lo abandere”. Pues ni una ni otra, como ya se sabe.

Entrevistado posterior al registro y a la repartición de candidaturas, Zepeda admitió que “el método de selección del candidato debía contener los tres principios que propuse… sin embargo, la inercia de los dirigentes de los partidos y el convenio de coalición como se redactó y que fue aceptado por consenso”.

Ahora, los elementos democráticos los cambió por los políticos, y aseguró: “estamos haciendo política, hay mucho diálogo, acuerdo. En este caso, hubo consenso… hubiese preferido un método democrático si es que algún perredista hubiera competido, pero como se llegó un acuerdo por consenso, hay que respetar la determinación”.

— ¿No se siente tropezando con su propias palabras?

“Cuando hay un consenso en que el PRD. ha aportado lo más que ha podido al interior del Frente, se determina ese método, hay que ser también institucionales. Tenemos que cerrar filas”, comentó el perredista, quien considera más importante mencionar que el Frente “es un ejemplo en el país que fuerzas con una ideología diametralmente opuesta, podemos encontrar coincidencias y avanzar”.

 

Ciudadanos dijeron no al Frente

Desde que se inscribió la intención del Frente ante el INE en septiembre, se estuvieron manejando supuestos nombres de ciudadanos sin militancia en partidos políticos, los cuales podrían encabezar la candidatura.

Se filtraban nombres para simular la posible candidatura ciudadana, por ejemplo, Enrique Krauze, Juan Pardina, José “Pepe” Woldenberg, Alejandro Martí, Juan Ramón de la Fuente y Jorge Castañeda. Ahora se sabe que Ricardo Anaya, dirigente nacional del PAN y quien administró las mesas de negociaciones del Frente, es quien se encamina sin democracia y sin ser “ciudadano”.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio