La grilla de Rivera Gas

Fotos: Cortesía
 
Cuentahiloz Lunes, 25 Diciembre, 2017 12:00 PM

A finales de los noventa, en Obregón, Sonora, Rivera Gas comenzó a comercializar el servicio de Gas LP. Con los años se han expandido más allá de su entidad sede, hacia Sinaloa y Baja California. Últimamente, sus representantes legales se lanzaron al estrellato acusando no poder arrancar operaciones debido a que funcionarios del gobierno priista de Nereida Fuentes en Tecate, les condicionaron un soborno, particularmente por parte del síndico procurador Gerardo Sosa Minakata. Un guion taquillero para la película sobre gobierno y corrupción.

Pero esto empieza un poco más atrás: Hidrocarburos del Noroeste, SA de CV, nombre fiscal de Rivera Gas, busca construir una terminal de almacenamiento y distribución de Gas LP con extensión de 20 mil metros cuadrados, a la altura del Kilómetro 141 de la carretera de Tijuana a Tecate.

Los planos de la planta son ambiciosos: 7 mil metros cuadrados más que la de San Juan Ixhuatepec, Estado de México, recordada por la impresionante explosión de 1984, en la cual cientos de personas perdieron la vida por la lluvia de gas ardiente que provocó el accidente; un apocalipsis donde además hubo explosiones de tanques conocidos como “salchichas” que salieron a manera de misiles hacia varios cientos de metros a la redonda.

Propietarios de la zona en Tecate, donde se pretende construir la planta, se han amparado a nivel federal para frenar la operación de la empresa, y de igual forma, dependencias estatales han documentado irregularidades que evitan que la empresa logre su objetivo. Aun así, los representantes siguen litigando en medios de comunicación, acusando que la corrupción del Municipio es la que no los deja avanzar.

Documentos en manos de CUENTAHÍLOZ, de los archivos de la Secretaría de Protección al Ambiente (SPA) del Estado, son reveladores:

Con fecha 31 de octubre, la mentada dependencia envió el oficio SPA-TIJ-6340/2017 a la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del sector Hidrocarburos (ASEA), con los resultados de una inspección que efectuó al sitio donde se construye la terminal.

En ese documento, la SPA denuncia que Hidrocarburos del Noroeste, SA de CV engañó tanto a la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano, como a la ASEA, al solicitar aval para construir la planta en un terreno del Ejido Libertador, situado en Playas de Rosarito, y no donde realmente busca edificarla.

Además, los documentos refieren al dictamen topográfico del ingeniero Rafael Bustamante Leal, quien ratificó que se hizo daño ecológico durante la nivelación del terreno, al removerse 13 mil metros cuadrados de material, sin tomar las medidas de mitigación ambiental correspondientes.

Rivera Gas continúa haciendo movimientos de construcción en su predio, donde convergen las dos carreteras que van de Tecate a Tijuana, viviendas, un parque turístico, el salón social del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación e, incluso, una universidad privada.

Evidentemente, en este episodio no solo se juega la honra ni la imagen de un político de Tecate… son focos rojos en la novela del gas y sus irregularidades.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio