Fray Francisco Garcés 1738-1781

Fotos: Cortesía Germán Orozco/George Chavez, historiador
 
Opinionez Lunes, 4 Diciembre, 2017 12:00 PM

-Franciscano martirizado en Yuma, Arizona

-Exploró hasta el Cañón del Colorado

 

“Es el P. Garcés tan a propósito para entenderse con los indios, y andar entre ellos,

que no parece sino indio”. Diario del padre Pedro Font, S. XVIII

 

Aunque el Río Colorado sigue calmando la sed de millones de extranjeros y mexicanos de ambos lados de la frontera, Baja California, Arizona, California y Sonora; sus aguas corren no por el cauce original, hacia el Mar de Cortez, sino a través del llamado “Todo Americano” (All American Chanell).

Sin el agua del Colorado, que nace en las rocallosas norteamericanas, los riquísimos valles de ambas naciones serían utopía, sueños guajiros.

El dato histórico más antiguo sobre la presencia europea en la Zona de Algodones-Andrade, fue la exploración en 1540 a través del Río Grande (Colorado) del navegante español Hernando de Alarcón. Fue un encuentro con los cucapá y los yumas, a quienes les enseñó a persignarse y les habló de Dios.

Al asumir los Borbón la corona española, fue suprimida la congregación religiosa de la Compañía de Jesús, y fueron expulsados en 1767-ingrata e humillantemente en muchos casos como en Sonora. En Sonora habían llegado ya a principios de 1600 y a Baja California en 1683 y 1697.

 

Garcés franciscano, sigue las rutas de Kino, jesuita

No es extraño que uno de los mejores biógrafos europeos del padre Kino sea el padre franciscano Bolognani.

Francisco Tomás Hermenegildo Garcés nació en Morata del Conde, Aragón, España, el 12 de abril de 1738. Fue ordenado sacerdote franciscano en 1763. El 30 de junio de 1768 le encargaron la Misión de San Javier del Bac (Tucson). Ya en las fronteras de la Apachería, en agosto, con unos cuantos indios emprendió su primer reconocimiento del Río Gila.

Lugar de la Masacre de Yuma, 1781

Se conjetura que no fue únicamente la expulsión de los padres jesuitas como la causa de la ruina de las misiones del Río Colorado; la muerte de Eusebio Francisco Kino, en 1711, afectó relativamente la evangelización. Pero ésta no se interrumpió porque los padres franciscanos asumieron la evangelización desde 1768. Con fray Junípero Serra desde Loreto, Baja California Sur, y el padre Garcés desde Tucson, San Xavier del Bac.

Kino exploró el Colorado hasta el Golfo y parte de los hoy valles de San Luis y Mexicali, en noviembre de 1701. Lo mismo hará en 1771 el padre Garcés.

El ingeniero Óscar Sánchez Ramírez, en su obra sobre “El Mártir del Río Colorado”, explica que ante la posibilidad de establecer nuevas misiones en la provincia de Sonora, sobre todo en la zona de los ríos Gila y Colorado que era la elegida por el padre Garcés para cristianizar, este misionero decidió efectuar un viaje a aquella apartada región con el fin de persuadir a los aborígenes que estarían involucrados en el proyecto y escoger los lugares más adecuados para dicho fin.

El mismo Fray Francisco Garcés consideraba que “no se pueden tomar otras providencias para mi entrada, pues no hay que hablar de pedir escoltas y de hacer gastos a las Misiones, y era menester superar muchas dificultades y ruidos, para hacer concurrir a los soldados bastimendatos, y sacar hijos, bestias y bastimentos de las otras Misiones, por no haber otro modo de suministrar estos necesarios, y yendo yo solo, me ahorro muchos cuidados y ansias, para dar de comer a tantos familiares, y sin otros impedimentos para lo que se ofrezca”.

 

Germán Orozco Mora reside en Mexicali. Correo: saeta87@gmail.com

(Visited 10 times, 3 visits today)

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio