EU pone fin a la “neutralidad de la red”; proveedores de internet no tendrán límites

Foto: Tomada de Internet
 
Destacados Jueves, 14 Diciembre, 2017 11:58 AM

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, votó este jueves a favor de permitir que los proveedores de internet tengan la libertad de mejorar la velocidad de navegación para algunas aplicaciones y sitios web y bloquear las que les parezca conveniente, lo que pone fin al concepto de “neutralidad de la red”.

Tres de los cinco comisionados, encabezados por el republicano, Ajit Pai, votaron a favor de quitar los principios establecidos durante el gobierno de Barack Obama, que evitaban que empresas tecnológicas proveedoras de acceso a la red como AT&T, Verizon y Comcast, tuvieran la potestad de imponer sus propias reglas.

La medida significa la mayor derrota que sufren las compañías tecnológicas y los grupos de defensa del consumidor, que hicieron presión durante años para evitar que se quitara el principio que permitía a todos los usuarios la misma capacidad de distribución de sus contenidos, independientemente de la naturaleza o tamaño del creador.

Desde antes de que asumiera el cargo de presidente de la FCC, en mayo, Pai -considerado el ideólogo del fin de la “neutralidad de la red”- había dejado claro que no creía que internet debía ser tratado como un servicio público, un principio que se estableció en el año 2015, en el Gobierno de Obama.

En teoría, desde ahora los proveedores de internet podrán dar preferencia a sus propios negocios en detrimento de otros. Cobrar más por mayor velocidad en la red o discriminar a aquellos que no favorecen sus ganancias.

Además, el consumidor final podría ser el más afectado por el previsible aumento de tarifas y por la potencial reducción de acceso, así como de oferta de contenidos que podría empezar a experimentar.

Sin embargo, algunas compañías, como Comcast, han dicho que no aprovecharán un cambio en la normativa para comenzar a cobrarles a proveedores de contenidos por el acceso a los consumidores.

En el blog de la empresa, uno de sus gerentes escribió a mediados de noviembre: que “Comcast ha hecho de la neutralidad de internet una promesa a nuestros clientes y continuaremos siguiendo esos estándares, sin importar las regulaciones que estén vigentes”.

El posible fin de la “net neutrality”, como se le conoce en inglés, había provocado críticas y protestas de activistas opuestos al Gobierno de Donald Trump y de gigantes tecnológicos como Apple y Facebook.

Hasta antes de este jueves, las leyes estadounidenses establecían que los proveedores de servicios de internet (ISP, por sus siglas en inglés) debían de proporcionar a los usuarios igual acceso a todos los contenidos, independientemente de cuál sea la fuente.

Por tanto, todos los datos e información debían suministrarse en el mismo nivel y las compañías de telecomunicaciones no pofían bloquear contenido, ni reducir la velocidad de cierto tráfico en internet.

Tampoco podían dar tratamiento preferencial a su propio contenido para desfavorecer a sus competidores. Sin embargo, ahora los proveedores de internet podrán vender los historiales de navegación de sus usuarios.

ETim Wu, quien acuñó el término de “neutralidad de la red” en 2002, dijo en una columna publicada hace casi un mes en el diario The New York Times, que “sin protecciones básicas de la neutralidad de internet, servicios como Skype y Netflix hubiesen tenido una muerte temprana”.

Sin leyes que protejan estos principios, los activistas a favor de la neutralidad de internet argumentan que los ISP, tendrían rienda suelta para explotar nuevos poderes al limitar ciertos tipos de tráfico de internet, señaló Lee.

“Por ejemplo, una ISP podría decidir si cobra extra por el uso de un servicio como Netflix o si darle ventaja a una compañía al no contar el uso de ciertos servicios cuando les cobre los datos de ancho de banda a sus usuarios”, dijo el periodista.

Sin embargo, Ajit Pai, quien fue nombrado por el presidente Trump, afirmó que las normas actuales no han hecho más que “deprimir la inversión en la construcción y expansión de redes de banda ancha, y desalentar la innovación”.

El ente regulador ha argumentado en meses previos que el posible impacto de una desregulación “ha sido exagerado” y que esta ayudaría a mejorar la competencia y a remover la intromisión del Gobierno sobre el uso de internet.

Más de 180 compañías tecnológicas del país realizaron una protesta en internet, el pasado mes de julio, llamada “Día de la Acción”, en la que participaron gigantes como Google, Amazon y Facebook. Después, a mediados de noviembre, cuando se conoció el borrador de la FCC para proponer los cambios, cientos de compañías volvieron a protestar contra la iniciativa.

Facebook dijo que estaban “decepcionados de que la propuesta de la FCC fallara en mantener las fuertes protecciones a la neutralidad de internet que aseguran que permanezca abierta para todos”.

En un comunicado, Google dijo que la normativa actual “estaba funcionando bien”. Asimismo, Netflix escribió en Twitter: “Este borrador no ha sido votado oficialmente, así que estamos oponiéndonos públicamente y en voz alta ahora”.

En una carta abierta al ente regulador, un grupo conformado por mil pequeños negocios, estos dijeron que: “Dependemos de una internet abierta, incluidas reglas de neutralidad de la red, que garanticen que las grandes compañías de cable no puedan discriminar a personas como nosotros”.

Días antes de la votación en el FCC, en otra carta abierta, esta vez firmada por varios pioneros de la red , dijeron que la Comisión “no sabe lo que está haciendo”. Entre los signatarios, hay arquitectos de la World Wide Web (www), como Vint Cerf y Sir Tim Berners-Lee, junto a Steve Wozniak, cofundador de Apple.

-Con información de BBC y Univisión.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio