El reto de Daniel de la Rosa

Foto: Cortesía.- Palemón Alamilla (izq) se va dejando incertidumbre, Daniel de la Rosa (der) llega con señalamientos en su antiguo puesto y con compromiso de encerrar a homicidas
 
Edición Impresa Martes, 19 Diciembre, 2017 12:00 PM

“El Licenciado Palemón Alamilla Villeda dejará la institución para continuar con proyectos personales de diversas índoles”, dijo el gobernador Carlos Mendoza Davis tras la salida de quien fue procurador hasta el martes 12 de diciembre. En espera de oficializarse, su relevo, Daniel de la Rosa Anaya, recibirá una institución con un rezago de 32 mil expedientes del viejo sistema de justicia penal, y una entidad que en 2017 suma 645 ejecutados en medio de una narcoguerra sin fin

Tras el fracaso de Erasmo Palemón Alamilla Villeda, quien fue titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) hasta la mañana del martes 12 de diciembre, para combatir el crimen organizado en Baja California Sur, la precaria situación que guarda la institución obligó al gobernador Carlos Mendoza Davis a sustituir a quien deja un rezago de más de 32 mil expedientes en archivo, procedentes de carpetas de investigación del sistema tradicional de justicia penal.

Así se hizo oficial la salida de Palemón de la PGJE, donde despachó desde octubre de 2015 hasta el 12 de diciembre de 2017.

“El licenciado Palemón Alamilla Villeda dejará la institución para continuar con proyectos personales de diversas índoles, en las cuales le deseo de todo corazón el mejor de los éxitos”, expuso el Ejecutivo.

Su lugar fue ocupado por Daniel de la Rosa Anaya, ahora subprocurador regional Zona Centro y actual encargado de despacho de la PGJE. Hasta octubre de este año fue titular de Seguridad Pública estatal en Baja California.

“Al aceptar la conclusión del encargo del licenciado Alamilla Villeda, nos dimos a la tarea de analizar los mejores perfiles profesionales, tanto de hombre como de mujeres. Asumirá la función en calidad de encargado de despacho de la procuraduría quien hoy nos acompaña, el licenciado Daniel de la Rosa Anaya, a quien he designado procurador regional para la Zona Centro, quien ocupa ese cargo por ministerio de Ley, tiene las facultades de asumir en calidad de encargado”, exaltó Mendoza.

La era Palemón Alamilla trajo consigo 889 personas privadas de la vida desde octubre de 2015 a noviembre del 2017.

La solicitud fue entregada al H. Congreso del Estado, y en su caso, la ratificación en el encargo de titular de la PGJE. La rueda de prensa de la presentación del nuevo funcionario, solo tuvo cuestionamientos hacia el gobernador del Estado.

“Estamos muy optimistas de que en un mediano plazo podamos reportar resultados y sobre todo resultados que se sientan, que se vean, que disminuyan los niveles de violencia, sobre todo los homicidios dolosos, que hay que decirlo, no son los únicos, pero sí mayoritariamente se están dando en función del enfrentamiento que se está dando aquí entre bandas criminales”, expuso el mandatario estatal a la llegada de De la Rosa Anaya.

“Independientemente de quien ocupe la titularidad de alguna dependencia, tiene la obligación de dar lo mejor de sí, de hacer un trabajo en coordinación total, pero sobre todo de entender, comprender y atender a la ciudadanía de manera pronta, expedita como lo establece la propia Ley, pero con mucha calidez; la gente está ávida de una atención cálida, con una diligencia pronta como lo establece la Ley, eso es lo que vamos a enfatizar: que la gente se sienta atendida”, recalcó por su parte Álvaro de la Peña Angulo, secretario general de Gobierno y vocero del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública en BCS.

 

Una salida obligada

Erasmo Palemón Alamilla Villeda ya había cumplido con su propósito al frente de la PGJE, aunque quedó a deber. Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en sus Datos Abiertos de Víctimas del Fuero Común de octubre de 2015 a noviembre de 2017, periodo en que ocupó el puesto de procurador, Palemón tuvo los siguientes resultados:

2015: Un registro de 19 homicidios dolosos de octubre a noviembre de ese año.

2016: 225 homicidios dolosos y el índice más alto en la historia de BCS, según registro de los últimos 20 años en el delito de robo de auto, con más de mil 840 vehículos robados.

2017: Batió récord en homicidios en la historia de la entidad federativa, con 645 homicidios dolosos, la mayor incidencia por delincuencia organizada.

“Su salida era obligada, la ciudadanía cada que podía demostraba su descontento; cada que salía a los medios de comunicación, en redes sociales y hasta en bardas, la gente externaba su descontento con el trabajo de este servidor público”, indicó un especialista en delincuencia organizada consultado por ZETA.

En agosto de 2016, más de 50 pintas en bardas, vehículos e incluso en animales en el malecón, fueron localizadas en bardas de ciudadanos, vehículos oficiales y hasta la emblemática cola de la ballena.

“Fuera Palemón, ya fueron muchos muertos… Palemón hombre sin corazón… Sr Gobernador exigimos paz para La Paz, fuera Palemón”, se inscribió en alguna de estas.

A principios de año 2017, agentes de la Policía Ministerial hicieron una carta que giraron a diferentes medios de comunicación, detallando que el propio procurador tenía vínculos con la delincuencia organizada que tiene en jaque la seguridad de Baja California Sur.

“Señor, me dirijo a usted porque La Procuraduría General de Justicia del Estado desde hace unos meses está secuestrada  por el licenciado Palemón Alamilla quien actualmente es Procurador y su secuaz quien funge como Subprocurador de Delitos de Alto Impacto Ulises Contreras”, se refiere en la misiva.

En muchos de los casos, Erasmo Palemón informó a los medios ante duras críticas que “no se iba de la procuraduría y que los homicidios dolosos iban a la baja hasta un 50%”, declaración que data de septiembre de 2016.

El luto nacional sigue activo, BCS la entidad que lleva 15 servidores muertos en 2017, destaca el Presidente de la CEDH y un reportero.

“La respuesta fue inmediata a las respuestas del entonces procurador”, recalcó un agente de la Policía Ministerial.

El 21 de febrero de 2017, en San Bernabé, colonia de San José del Cabo,  en Los Cabos, dos policías ministeriales fueron atacados por un comando armado; ambos fueron asesinados a mansalva.

Prácticamente en el momento que llegó la noticia al municipio de La Paz, central de la Policía Ministerial, los agentes se organizaron en grupos para salir en la búsqueda de los agresores de los policías.

“Recuerdo muy bien que Palemón nos negó combustible y permiso para salir en apoyo y en búsqueda de los agresores de los compañeros, nada pudimos hacer y solo nos quedamos con ese dolor dentro y despedimos a nuestros amigos, y por supuesto que tenía la cara desencajada, por algo y eso tenemos guardada su inhumanidad”, lamentó el agente ministerial.

 

La carga de Palemón

La falta de operatividad en una institución tan sensible como la PGJE ha generado que los presuntos delincuentes o imputados entren en “una puerta giratoria que se ha convertido el Nuevo Sistema de Justicia Penal, debido a la ineptitud de las investigaciones, y eso sí le compete directamente a Palemón”, refirió un representante de Atención a Víctimas del Delito.

La falta de una procuración de justicia hoy tiene a diferentes sectores de la ciudadanía sensibles ante la “des-procuración” de justicia, criminales que siguen operando con toda impunidad y sin que alguien los ponga tras las rejas.

El aumento de ejecuciones al estilo del crimen organizado solo dejó una huella a la vista de Palemón, “hay armas que se han utilizado cuatro, cinco, seis o siete veces. Todos debemos trabajar de una manera muy coordinada para que evitemos que esas armas caminen de un lado a otro para que se utilicen y no se cometan más homicidios”.

Lo cierto es que Erasmo Palemón Alamilla Villeda reconoció que es difícil establecer la responsabilidad de un homicidio doloso, sobre todo si se trata de sicarios, ya que “los homicidios de alto impacto están ligados a grupos delictivos, grupos delictivos que actúan en diversos grupos delictivos, y que una persona que hoy agrede aquí, mañana puede que amanezca en otro Estado de la República; que una persona que hoy agrede, posiblemente mañana sea una víctima, entonces es muy complejo y no siempre tenemos testimonio”, declararía, mostrándose siempre evasivo ante los medios de comunicación.

“Cuando no hay imputación, cuando no hay testimonio, cuando la persona se puede desplazar por pertenecer a otro grupo delictivo de la República, cuando hoy es victimario y mañana víctima, eso limita y hace complejo el tema, no es un tema de nosotros”, señaló en su momento.

Palemón abandona el barco hundido con una institución en desconfianza, elementos de seguridad dispersos y nula operatividad en detención de sicarios.

Por ello se requiere que haya cambios que reflejen tranquilidad y confianza, sobre todo eficacia.

“Es un tema de fortalecimiento, por un lado Procuraduría del Estado y por otro el crear de nuevo Secretaría de Seguridad Pública, considero que es muy importante, debemos tener fuertes las instituciones, era fundamental que la subsecretaría volviera a ser Secretaría de Seguridad como es en todo el país”, reconoció por su parte Álvaro de la Peña.

A la vez se han registrado 15 atentados contra servidores públicos, 15 de ellos muertos en lo que va de 2017. Y las amenazas siguen siendo fuertes contra toda institución que “trate de impedir la limpia”.

“Lamentablemente han ocurrido algunos hechos de esta naturaleza y quisiéramos que fuera ninguno, por supuesto que es parte del riesgo que se tiene en esta parte de labores, es una situación complicada en el Estado, pero no es para siempre, lo estamos atendiendo con toda oportunidad con la fuerza del Estado. Hemos reforzado las titularidades de las policías del Estado, de la Municipal de Los Cabos y La Paz, como de la entidad. Estamos de la mano de las fuerzas federales hasta recuperar la normalidad”, refirió el vocero del Grupo de Coordinación.

“Estamos haciendo un trabajo al interior de las corporaciones, algunas mecánicas de autocuidado, y sobre todo cuidarlos entre las mismas corporaciones, hay un tema que ya está establecido como un protocolo de actuación para que los elementos eviten ser víctimas de cualquier delincuente”, lanzó el funcionario estatal.

 

La ley del narco

“Con plata o plomo respondieron los grupos criminales a las autoridades de Baja California Sur, una muestra clara son todos los servidores públicos que han caído a manos del narco, ese es el riesgo que se corre en estos días en que la relación es muy crítica, ya que el ataque frontal ha despertado el avispero”, refirió a ZETA un elemento de la Policía Municipal de La Paz, adscrito al Mando Mixto de Seguridad.

La reciente muerte de tres elementos de la Policía Turística, entre ellos dos comandantes (Policía Estatal y Municipal) y un agente de la Estatal, sin duda ha encendido las alertas de los elementos de seguridad de los tres niveles de gobierno.

Pero en las calles, las cosas tienen un amo y señor y se llama impunidad, autoridades de los tres niveles de gobierno no existen, pues la procuración de justicia y la acción frontal en los 642 homicidios registrados durante 2017.

“Hay un reacomodo de fuerzas, de organizaciones criminales, de delincuentes organizados por controlar diversas circunscripciones geográficas y eso lo que tiene al país enfrentado en la violencia; qué es lo que sucede o ha sucedido en otros lados, pues es que una vez que se asientan alguna de estas organizaciones, comienzan a querer obtener recursos adicionales de actividades distintas a los temas, como pueden ser la venta y el tráfico de estupefacientes, lo que estamos haciendo en Baja California Sur es buscar que eso no suceda”, confió el gobernador Carlos Mendoza Davis.

Sin embargo, la única Ley que impera es la del narcotráfico, ellos deciden quién vive o muere, a quién “levantan” y a quién ejecutan. Lo cual quedó muy claro el lunes 11 y la madrugada del martes 12 de diciembre, a partir del levantón (3:00 pm) y posterior homicidio (8:00 pm) de la joven Alejandra Izquierdo, de 22 años, torturada y asfixiada con un cable y un madero en Rosales y Chiapas de la colonia Los Olivos en La Paz.

Mientras que a las diez de la noche del día 12 fue baleado un joven en Santa Fe, en la casa de la conocida narcomenudista identificada con el apodo de “Doña Toñita”.

El asesinato a sangre fría del Ombudsman Sudcaliforniano sigue impune, no se ha conseguido encerrar a los presuntos responsables.

A la 1:40 am, sicarios dieron muerte a Jesús Rieke Olachea en la colonia El Calandrio, y a las dos de la mañana, en la comunidad de San Pedro, a unos 20 kilómetros de donde se registró la ejecución, hubo un enfrentamiento entre grupos criminales.

“A las 2:10 del 12 de diciembre ingresó el reporte al C4, mencionan de detonaciones de arma de fuego, la Comandancia de San Pedro lo reporta y solicita apoyo. Se tuvo a la vista un vehículo de color gris. En eso llegan elementos del Ejército y siguen los disparos provenientes de una brecha de San Pedro, los oficiales solo dispararon hacia el lugar sin saber a quién. Se aseguró una camioneta color naranja, no logrando localizar persona alguna”.

La persecución continuó entre criminales, hasta llegar al poblado de San Blas y Los Divisaderos; en el Kilómetro 12 fue localizada una camioneta pick-up de color blanco volcada, en cuyo interior había un masculino amordazado y presuntamente levantado” en La Paz.

En los diversos escenarios de crímenes se incautaron:

* Dos armas largas, conocidas como “cuerno de chivo”.

* Un arma larga marca Buchs Master

* 12 cargadores abastecidos.

* Un radio Matra.

* Un chaleco con placa balística.

* Dos casos Keblar.

* Una pantalla plana.

* Una cuatrimoto.

* Un vehículo Toyota Tacoma color naranja

* Un automóvil Toyota Highlander color gris.

* Un carro Ford blanco.

Hasta el cierre de edición, la autoridad no brindó  mayores datos, incluso las armas pudieran estar vinculadas con los atentados y homicidios de servidores públicos.

“Tenemos sin duda un apoyo muy decidido y más robusto, sobre todo de la Secretaría de Marina y de la Defensa Nacional, tenemos unidades de inteligencia operando de todas las instituciones estatales y federales de Baja California Sur; hoy tenemos un mapa más claro de todo lo que está aconteciendo y de cuáles son los objetivos que debemos atender con mayor prioridad”, externó el mandatario Carlos Mendoza Davis.

La intención es inhibir en la entidad los fenómenos delictivos que permean en otros estados, como el cobro de piso o el secuestro, por ello, el Congreso del Estado presentó la propuesta para la reinstalación de la Secretaría de Seguridad Pública.

“La nueva Secretaría de Seguridad Pública, de aprobarlo el Congreso, tendrá las funciones de prevenir y combatir la delincuencia, dirigir la actuación de la Policía Estatal bajo el Mando Mixto y colaborar con otras instancias estatales y federales en esta materia. Su rango de Secretaría le va permitir una mejor interacción con las instituciones pertenecientes al Sistema Nacional de Seguridad Pública, un mando operativo mejor estructurado, así como la gestión directa de fondos federales destinados al combate de la inseguridad”, finalizó el gobernador.


Los perfiles

 

Erasmo Palemón Alamilla Villeda

Licenciado en Derecho por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y maestro en Derecho Procesal Penal.

Ha desempeñado los siguientes cargos:

– Subdelegado de la Procuraduría General de la República (PGR) en los estados de Morelos, Nayarit y Sinaloa.

– Delegado de la PGR en Aguascalientes.

– Oficial judicial en el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal.

– Inspector Federal del Trabajo en la Secretaria del Trabajo y Previsión Social.

– Agente del Ministerio Público Federal en Sonora, Tlaxcala y Tamaulipas.

– Comisionado al área de investigación de delitos de tortura.

– Fiscal adscrito a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra la Salud, de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO); y en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y Falsificación y Alteración de Moneda en la misma subprocuraduría.

 

Daniel de la Rosa Anaya

Licenciado en Derecho por la Universidad Autónoma de Baja California (UABC); cuenta con Diplomado en Derecho Penal y Proceso Penal.

Cargos que ha ocupado:

– Director de Averiguaciones Previas en Mexicali, dentro de la Procuraduría General de Justicia del Estado de Baja California.

– Subdirector de Averiguaciones Previas en Mexicali; Agente del Ministerio Público Titular Adscrito a Diversas Agencias del Ministerio Público en Mexicali;

– Agente del Ministerio Público Titular Adscrito a Diversos Juzgados en Mexicali.

– Agente del Ministerio Público Titular Adscrito a Diversos Juzgados Penales en Mexicali

– Secretario auxiliar del procurador general de Justicia del Estado.

– Coordinador de Editorial y Registro Parlamentario del Congreso del Estado en la XV Legislatura del Estado de Baja California.

– Secretario de Seguridad Pública del Estado en Baja California.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio