El Hospital General y la negligencia

Fotos: Cristian Torres
 
Cachanillaz Lunes, 18 Diciembre, 2017 12:00 PM

Familiares de Diego Soriano Martínez (6 años de edad) denunciaron negligencia en el Hospital General de Mexicali, luego que el menor fue internado el 9 de diciembre por insuficiencia renal crónica a las diez de la mañana, y, durante un día, no recibió atención médica. A las cinco de la tarde, la familia reclamó atención para el menor, al cual no le habían realizado la diálisis que necesitaba; un medicó les contestó que no había catéter disponible, que lo estaban consiguiendo.

Cuando finalmente consiguieron el aparato para practicar la hemodiálisis, les indicaron que carecían de filtros y, de igual forma, había que conseguirlos; nuevamente la familia se movilizó y logró que se los regalaran en un hospital privado.

Alrededor de las 11:30 am del domingo 10 de diciembre, personal del Hospital General se comunicó con la madre de Diego para decirle que ocupaban un catéter del número 8 para poderle dar el tratamiento, para entonces el niño llevaba más de 24  horas sin atención médica.

Los padres del niño acusan que durante el internamiento han escuchado una y otra mentira, desde que el equipo era rentado, que Diego había recibido atención, que siempre no… en fin. La denuncia es contra el secretario de Salud, Guillermo Trejo Dozal, a quien parece se le está cayendo el Hospital General de Mexicali… también.

 

Sindicato del terror

Un grupo de trabajadores encabezados por Fernando Castillo, Roberto Valencia León, Luis Alfonso Camacho y Eduardo de la Cruz Téllez, denunciaron que el Sindicato de Trabajadores de la Salud, dirigido por Virginia Noriega, se convirtió en el sindicato del terror.

Resulta que la también regidora del Ayuntamiento de Mexicali tiene más de 13 años en la dirigencia del Sindicato, y desde el 29 de junio de 2013, no ha convocado a elecciones para la renovación la dirigencia, procedimiento que ya se realizó en el resto de los municipios de Baja California.

Sindicato del terror

Castillo señala que en el Sindicato estar en desacuerdo es sinónimo de castigos, incluso la dirigencia amenaza a los trabajadores cuando realizan publicaciones en Facebook contra la misma. Y denuncia que tras una discusión con la líder del Sindicato en enero, le quitaron su bono trimestral de fin de año, de aproximadamente 26 mil pesos.

Otras sindicalizadas que por temor a represalias no quisieron dar su nombre, pero estuvieron presentes en reunión sostenida con CachanillaZ, afirmaron que Noriega puede castigar a los trabajadores quitándoles el Bono del Seguro Popular, estímulos y recompensas, el bono trimestral, vales de despensa (los cuales se dan una vez al final del año), restarles días económicos, el Concepto 30 (remuneración por tener contacto con pacientes) y hasta el Día del Trabajador de la Salud.

Cualquier trabajador de contrato que alce la voz o se manifieste de alguna manera contra el Sindicato, automáticamente se queda sin trabajo, mientras a los sindicalizados se les quitan prestaciones.

Incluso aseguran que a la hora de solicitar un préstamo lo tienen que realizar directamente con el Sindicato y no con Fovissste, para que el trabajador “le deba una” a la líder sindical. “En caso que te quieras brincar las trabas, Noriega colocó a una cuñada suya en la dependencia federal que los vuelve a remitir con ella”, acusan los inconformes, quienes piden una renovación sindical y preparan varias planillas para contender en cuanto la dirigente saque la convocatoria, pero no darán a conocer los nombres de los aspirantes por temor a represalias. El terror en el Sindicato.

 

Inseguridad

Jesús Dueñas Ortega se dice “cansado” de la inseguridad que se vive en el fraccionamiento Casa Magna al sur de la ciudad, los robos son cosa de todos los días, en especial en la calle Mirabelo, donde la delincuencia tiene a los vecinos en jaque. Están hartos de la inseguridad, se quejan de las casas abandonadas que se han convertido en picaderos. Por eso, extienden un llamado a la Dirección de Seguridad Pública Municipal, a fin de que ponga más atención en esta zona de la ciudad.

 

Morena

Juan Manuel Molina abandonó el Partido Acción Nacional cuando consideró que los ideales habían cambiado, que ya no representaban el interés de la ciudadanía. Entonces se unió a Movimiento Ciudadano. El dirigente nacional, Dante Delgado, le informó que habían decidido buscar una alianza con las izquierdas con el propósito de evitar que el PRI volviera al gobierno y sacar al PAN del poder. Pero esa consigna duró poco.

Salida de Movimiento Ciudadano

Movimiento Ciudadano se alió con PAN y PRD para buscar la Presidencia de la República en 2018, y entonces Molina anunció su renuncia a MC, argumentando que lo hacía por congruencia. “Nosotros seguimos por el mismo camino, varios, los que ustedes conocen: Armando Terán, Modesto Ortega, Eva Rodríguez y tu servidor, tomamos la decisión de seguir el mismo camino que teníamos, de seguir en alianzas con las izquierdas; renunciamos a MC porque no podemos ir a ayudar a un PAN que conocemos, que ya no representa los intereses de la ciudadanía y que por eso abandonamos hace tiempo”, detalló.

Actualmente Molina trabaja en el equipo jurídico de Movimiento Regeneración Nacional y promete apoyar al partido en el próximo proceso electoral… pero de ninguna manera aparecerá en las boletas electorales de los próximos comicios.

 

 

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio