El Adviento y la Navidad


 
Cartaz Lunes, 25 Diciembre, 2017 12:00 PM

No hay fecha que no se cumpla, ni plazo que no se llegue y así vino el Adviento.

El Adviento (en latín advientus), “venida del Redentor”, es el primer periodo del año litúrgico del cristianismo y consiste en un tiempo de preparación espiritual, mental, de cuerpo, para erradicar males, buscando siempre alejarse del pecado. Celebrar el nacimiento de Cristo una vez más con los cuatro domingos de preparación, de Adviento. La familia, la comunidad, reunida entorno a la corona de Adviento. No basta solo ser fiel seguidor de Cristo y de la Iglesia, tan solo este Adviento hay que serlo todo el año y ser constante en la agenda litúrgica de todo el año. Pero en Navidad van personas a la Iglesia que nunca se pararon en todo el año, mucho menos cuaresma o Semana Santa, Pascua o Miércoles de Ceniza.

El Adviento es la coronación de toda la enseñanza anual y la corona de Adviento significa los cuatro domingos antes de Navidad. El Adviento es de origen luterano, pero se introdujo a la Iglesia Católica por el Concilio.

Por ello, el Adviento y Navidad son días de reflexión, meditación, paz y buscar al Creador y tratar de platicar con él. Ponernos en paz. Que la paz que se perdió, rija en este Adviento para así estar en celebración hacia un año más del nacimiento de Jesús, del Redentor, que vive y reina por los siglos venideros y jamás morirá, pues venció la muerte y eso lo celebramos cada domingo. El Adviento es la coronación del cristianismo que aún hay millones a pesar de ser perseguidos en muchos lugares del mundo. Celebramos el Adviento para estar en paz y en gracia con el Creador, Dios, y su hijo unigénito que aún vive.

¡Feliz Navidad a todos!

 

Leopoldo Durán Ramírez

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio