Departamentos, casas, terrenos: diputado Ramírez Marín se hizo rico tras campaña 2012 del PRI


 
Destacados Domingo, 10 Diciembre, 2017 08:00 AM

Por Shaila Rosagel.

El presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, el yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín, un “priista de hueso colorado”, hizo la mayor parte de su patrimonio durante la campaña presidencial de 2012, de acuerdo con sus declaraciones patrimoniales públicas en Declaranet y en la plataforma ciudadana “3de3”.

En 2012, Ramírez Marín fue vicecoordinador de campaña del candidato priista, y después fue vicecoordinador de Seguridad y Justicia del equipo de transición de Peña Nieto, para el 1 de diciembre de 2012 llegar a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) como su titular.

Ese año, el ahora legislador federal por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), compró a crédito y de contado departamentos, casas, un terreno y varios vehículos.

De acuerdo con su declaración patrimonial “3de3”, en 2012 fue el año en el que su cónyuge y un dependiente económico compraron también terrenos, casas y vehículos en Mérida Yucatán y en otros tres municipios de la entidad.

Ciudad de México, 10 de diciembre (SinEmbargo).– Jorge Carlos Ramírez Marín, presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, uno de los priistas que impulsa la Ley de Seguridad Interior y que trata de impedir que se regule el dinero público para publicidad oficial en los medios de comunicación, amasó la mayor parte de su patrimonio durante la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, de acuerdo con sus declaraciones patrimoniales públicas.

El priista acrecentó su fortuna a partir de 2011, cuando aún era Diputado federal (en la segunda legislatura donde ocupó el cargo) y durante su transición como vicecoordinador de campaña del entonces candidato presidencial del Partido Revolucionario Institucional (PRI), según se puede constatar en sus declaraciones patrimoniales públicas realizadas entre 2013 a octubre de 2017.

El 11 de enero de 2012, Luis Videgaray Caso fue electo su coordinador y como vicecoordinador el yucateco Jorge Carlos Ramírez Marín.

Sólo en un año, entre abril de 2011 y abril de 2012, Ramírez Marín adquirió departamentos, casas, un terreno y vehículos –entre crédito y de contado– por un valor de 10 millones 434 mil 263 mil pesos, según informó en su última declaración patrimonial pública al frente de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), realizada el 27 de abril de 2015.

La declaración indica que el 4 de abril de 2011 adquirió una casa a crédito de 457 metros cuadrados de construcción por un monto de 4 millones de pesos; el 25 de abril un terreno de un poco más de 10 hectáreas (101 mil 200 metros cuadrados) en 20 mil pesos; mientras que el 27 de abril de 2012 compró a crédito un departamento de 295 metros cuadrados de construcción con un valor de 5 millones de pesos. Ese mismo año, el 24 de junio, Ramírez Marín reportó la adquisición de una casa a crédito de 240 metros cuadrados de construcción, pero omitió su valor y quién le prestó.

Como vicecoordinador de campaña de Peña Nieto, entre el 24 de enero y el 17 de marzo de 2012, Ramírez Marín informó de la adquisición de contado de un vehículo Ford Expedition del año con un valor de 628 mil 700 pesos, una camioneta Ridge Line Honda, también del año, con un costo de 628 mil 700 pesos, así como de una moto de agua VX de Luxe Yamaha con un valor de 176 mil 843 pesos.

Antes de la compra de esos vehículos en 2012, el entonces Secretario de Estado informó de la compra de contado el 15 de octubre de 2008 de un Jeep Wrangler modelo 2009 con un valor de 375 mil pesos, y un Jeep Wrangler modelo 2004 adquirido de contado el 21 de octubre de 2003.

Ramírez Marín fue también Vicecoordinador de Seguridad y Justicia en el equipo de transición de Peña Nieto en 2012 y a partir del 1 de diciembre de ese año formó parte de su Gabinete como titular de la Sedatu.

Carátula de la declaración patrimonial de Ramírez Marín, del 14 de enero de 2013, cuando era Secretario de la Sedatu. Foto: SinEmbargo

En 2013 –durante su primer año al frente de la dependencia que ahora ocupa Rosario Robles Berlanga– el entonces Secretario de Estado compró una casa de contado de 252 metros de construcción en 865 mil 191 pesos.

Cabe destacar que Ramírez Marín no hizo públicos en su declaración patrimonial inicial presentada el 14 de enero de 2013 los montos de los bienes inmuebles, muebles y vehículos adquiridos, así como las inversiones, cuentas bancarias y sus saldos, y el monto de adeudos. A partir del 31 de mayo de 2013 hizo públicos sólo los montos de sus adeudos y el valor de las joyas, accesorios de casa y obras de arte adquiridos, y fue hasta su última declaración como Secretario de la Sedatu, en 2015, cuando hizo públicos todos los datos.

De acuerdo con la declaración patrimonial del 31 de mayo de 2013 informó de la adquisición de contado de muebles y accesorios de casa entre 2010 y 2012 por un valor de medio millón de pesos, joyas por medio de millón y obras de arte con un valor de 700 mil pesos.

En la declaración del 30 de mayo de 2014 informó de la compra de contado de joyas, obras de arte y muebles y accesorios de casa por 880 mil pesos en diciembre de 2013, y por un millón 100 mil pesos en 2014.

En la declaración del 30 de mayo de 2014, el entonces Secretario de Estado informó la compra, de contado, de joyas y obras de arte, entre otros objetos. Foto: SinEmbargo

En febrero de 2015, Ramírez Marín renunció a su puesto en la Sedatu y en su lugar Enrique Peña Nieto nombró al ex Procurador General de la República Jesús Murillo Karam.

El nombramiento de Murillo Karam se dio en medio del escándalo que puso en crisis a la administración de Peña Nieto: la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos en Iguala, Guerrero en septiembre de 2014.

Mientras Murillo Karam tomaba la Sedatu, a Ramírez Marín le dieron el primer lugar en la lista de los diputados plurinominales del PRI por la tercera circunscripción para la legislatura que inició ese año y que continúa en funciones.

Así fue como el hoy presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados llegó por tercera ocasión al Congreso de la Unión: por vía plurinominal. Ya afianzado en su curul, y con la aspiración a la candidatura del PRI a la gubernatura de Yucatán en 2018, presentó su declaración patrimonial, fiscal y de intereses en la plataforma ciudadana 3de3 en octubre de este año.

Ahí dice que tiene ingresos anuales por 2 millones 997 mil 278 pesos como Diputado federal del PRI y por “otras actividades” como arrendamientos, concursos, regalías, sorteos o donaciones.

Según la declaración patrimonial presentada en la plataforma el 17 de octubre de 2017, la última adquisición de una casa o departamento fue en 2013. Ahí incluyó dos terrenos que no informó en las declaraciones como Secretario de la Sedatu: uno de 20 mil metros cuadrados adquirido en 2011 por 200 mil pesos, y otro comprado en 2012 de 113 mil 725 metros cuadrados por 165 mil pesos, ambos de contado y ubicados en Motul, Yucatán.

En esa declaración el político informó que tiene un departamento de 5 millones de pesos en la delegación Miguel Hidalgo, Ciudad de México, una casa en Motul y otra en Mérida Yucatán; y también incluyó la compra de un vehículo Ford modelo 2016 con un valor de 839 mil 700 pesos.

CÓNYUGE Y DEPENDIENTE: MÁS CASAS, TERRENOS Y VEHÍCULOS EN 2012

El funcionario informó en la 3de3 de este año que el ingreso anual de su cónyuge asciende a 175 mil 295 pesos, y presentó sus bienes inmuebles –sin especificar valor– : tres casas compradas a crédito en Mérida Yucatán, una en 2001, otra en 2011 y la otra en 2012; otras dos casas en Mérida donadas en 2011 y 2015; y una casa y un terreno donados en 2008 y 2002 respectivamente en Oxkutzcab, Yucatán.

Su cónyuge también compró de contado dos vehículos: uno en 2011 y otro en 2012.

Ramírez Marín incluyó las adquisiciones en su declaración 3de3 de un dependiente económico: una casa comprada de contado en Dzemul, Yucatán en 2012, y un terreno adquirido también de contado ese mismo año en Motul, Yucatán.

El Diputado y su cónyuge compraron en 2016 de contado obras de arte, joyas y menaje de casa por 9 millones de pesos en total.

En su declaración de intereses el Diputado federal aclaró que su remuneración anual como legislador es de un millón 684 mil 244 pesos netos, y que como Secretario de Estado entre el 1 de diciembre de 2012 y el 26 de febrero de 2015 ganó 495 mil 591 pesos netos al año.

Portada de la declaración patrimonial que incluye los bienes de la cónyuge del hoy Diputado federal.

UN POLÍTICO AFIANZADO EN YUCATÁN, CON APOYO NACIONAL

En septiembre de 2016 Ramírez Marín asistió al encuentro de béisbol entre los Leones de Yucatán y los Pericos de Puebla en el estadio Kukulcán Álamo, en Mérida, Yucatán. Las notas periodísticas de ese día indican que iba acompañado del ex boxeador Gustavo Espadas Jr; de Jorge Dogre Oramas, ex regidor del PRI; y Jesús Aguilar Rodríguez, ex subdelegado de la Sedatu en Yucatán.

Al finalizar el encuentro un joven lo increpó: José Domínguez Menéndez le reclamó el despojo de un terreno a su abuelo en medio de insultos como “cobarde” y “maricón”.

El suceso quedó grabado y aún circula en redes sociales un video que da cuenta del reclamo al legislador.

“Entró a la política nacional con Peña. Tiene un equipo fuerte en Yucatán. El reclamo que le hizo ese joven fue por un terreno que era de su abuelo”, dijo una fuente de Yucatán a SinEmbargo.

Jorge Carlos Ramírez Marín nació en 1961 en Mérida Yucatán. De acuerdo con su biografía publicada en el Sistema de Información Legislativa (SIL), es miembro del PRI desde 1979 y fue fundador de la primera escuela de cuadros del tricolor en la entidad en 1992.

En Yucatán fue candidato a una diputación federal en 1994, presidente del Comité Directito Estatal del PRI entre 2008 y 2009, y Diputado local en dos ocasiones: 1993-1995 y 2004-2007.

De acuerdo con su trayectoria política publicada en la biografía del SIL, Ramírez Marín ha sido Diputado federal en tres ocasiones: en 2000-2003, 2009-2002 y en la legislatura actual 2015-2018.

En la legislatura actual fue secretario de la comisión de Vigilancia de la Auditoría Superior de la Federación e integrante de las comisiones de Hacienda y Crédito Público y Transparencia y Anticorrupción.

En su entidad natal también fue Oficial mayor del Gobierno de Yucatán entre 1998-2001, administrador jurídico del Sistema de Administración Tributaria (SAT) entre 2003-2004, y representante del Gobierno de Yucatán en la Ciudad de México entre 2007-2009.

Entre sus actividades académicas destaca que ha sido docente del colegio Cristóbal Colón de Mérida, en la preparatoria oficial número 1 de la Universidad Autónoma de Yucatán y en el Colegio Teresiano.

En la iniciativa privada ha sido director y conductor del programa de televisión Editorial y Comentario de canal 13 de Yucatán, director de Relaciones Industriales entre 1982 y 2009 de Industrial Salinera de Yucatán S.A. de C.V, socio de Desarrollo de Mercados Internacionales y del Despacho Basultos y Asociados S.C.P en 2005.

De acuerdo con su declaración de intereses en la plataforma 3de3 de este año también es socio de Agropecuaria Tierra de Osos S.P.R de R.L de C.V.

De acuerdo con la fuente, un político de oposición, Jorge Carlos Ramírez cuenta con un sólido grupo político en Yucatán, entre ellos empresarios de renombre que lo apoyan en sus deseos de ser el candidato del PRI a la gubernatura.

“Tiene apoyo en un grupo de alcaldes priistas, pero su mayor fuerza está en la Ciudad de México, a nivel nacional, con priistas a nivel nacional”, añadió.

Declaración del legislador ante el SAT, para el ejercicio fiscal de 2016. Foto: SinEmbargo

LEY DE SEGURIDAD Y PUBLICIDAD OFICIAL

Hace unos días el legislador dijo que Jan Jarab, representante en México de la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, no conocía la Ley de Seguridad Interior y por eso la criticaba.

“Hay que recordarle a las Naciones Unidas, primero, la soberanía de los poderes de México y, en segundo lugar, yo dudo mucho que conozcan esta ley”, dijo en una conferencia de prensa según publicó periódico Reforma.
La defensa de la Ley por Ramírez Marín se dio luego de que Jan Jarab pidiera al Senado de la República que no aprobara la legislación que fue votada y aprobada en la Cámara de Diputados por poner en riesgo a los derechos humanos y no aportar soluciones reales.

No fue la primera vez que el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados hacía ese tipo de declaraciones.

El 17 de noviembre Ramírez Marín dijo a Aristegui Noticias que los diputados del PRI contemplaban no aprobar una ley que regule la publicidad oficial, a pesar de la sentencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que obliga a los legisladores federales a legislar sobre el tema.

“Lo que no puede prever la Corte, a lo que no puede obligar la Corte al sentido del voto de los legisladores. Entonces, el proyecto de ley se presentará en comisiones y llegará al Pleno, pero ahí necesita contar con mayoría y que pasa si no cuenta con esa mayoría legislativa, el proyecto podrá ser derrotado en el Pleno y tendrá que regresarse”, le dijo a Aristegui Noticias en entrevista.

Para la oposición al PRI en la Cámara de Diputados Ramírez Marín es un “priista de hueso colorado”.

“El PRI con su mayoría, con sus pequeños y medianos aliados, está poniendo en peligro al país al aprobar la Ley de Seguridad Interior. Es un peligro serio porque le está dando esa mayoría el poder de comportarse a las fuerzas armadas sin tomar en cuenta a nadie. La Ley dice que solamente le informarán a la Comisión Secreta, una formada por el Presidente y ellos, no tienen que rendirle cuentas a nadie, porque todo es reservado. Él [Ramírez Marín] es un priista de hueso colorado, y ese no es problema porque es su partido, el problema es que el PRI está alentando para que el país vaya peor”, dijo Virgilio Dante Caballero Pedraza, vicecoordinador de la bancada del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en la Cámara de Diputados.

El legislador aclaró que “en lo personal” no tiene nada en contra de Ramírez Marín; sin embargo, le toca oponerse todo el tiempo a las propuestas de “un aliado del poder

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio