Beltrones y César Duarte en el desvío de 250 mdp para el PRI

Foto: internet
 
Zoom Político Lunes, 25 Diciembre, 2017 12:00 PM

Una investigación en el Estado de Chihuahua ha revelado una red criminal de desvíos de millones de pesos orquestados por exfuncionarios y cuadros importantes del PRI.

El delito formal en la fiscalía de Chihuahua trata sobre peculado de 250 millones de pesos, los cuales terminaban en campañas del Partido Revolucionario Institucional.

Aunque la investigación había sido iniciada desde hace tiempo, fue hasta esta semana que agentes de la Policía Federal y de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua (FGE) detuvieron, gracias a una orden de aprensión, al exsecretario general adjunto del CEN del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez.

A Gutiérrez Gutiérrez se le acusa de desviar casi 250 millones de pesos, extraídos de las finanzas públicas del gobierno encabezado por César Duarte, también de extracción priista.

El jueves 21 de diciembre, en la audiencia de vinculación, se leyó la imputación hacia Gutiérrez, ahí mismo se supo que en el desvío de los millones de pesos está relacionada la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el SAT, Manlio Fabio Beltrones y el propio exgobernador César Duarte.

Además se sostiene que el desvío de recursos estaba destinado a las campañas del PRI y que además se hizo lo mismo en Puebla, Sinaloa, Tamaulipas, Veracruz y Durango.

La acusación se basa principalmente en los testimonios de Ricardo Yáñez Herrera, secretario de Educación, Cultura y Deportes, en tiempos de Duarte.

La secretaría que encabezó Yáñez había recibido 250 millones de pesos por parte del Gobierno Federal para la contratación de empresas fantasmas, las cuales servirían para poder extraer el dinero.

Yáñez Herrera declaró que en su cargo firmó varios contratos millonarios, pero ficticios. Las empresas con las que celebró dichos acuerdos, habían sido ordenadas desde la Secretaría de Hacienda local.

A decir del propio Yáñez, el gobernador le pidió firmar rápidamente los contratos, pues el dinero iría a las campañas del PRI, cuando Manlio Fabio Beltrones era el dirigente nacional del partido.

El testigo clave además narró algunos viajes hacia la capital del país para afinar las transacciones fraudulentas con el encargado de finanzas del PRI, donde se le contactó con Alejandro Gutiérrez, hijo del hoy detenido y apoderado legal de una de las empresas. Juntos acordaron comprobar los millones de pesos con supuestas asesorías y un software, los cuales no existieron.

A decir de la acusación, Yáñez, por instrucciones del entonces gobernador de Chihuahua, visitó a Gutiérrez Gutiérrez una vez que se descubrieron los desvíos. Gutiérrez, en esa ocasión, preguntó por qué seguía vivo la persona del PAN que filtró las facturas apócrifas.

En esa reunión, Gutiérrez confesó que no solo en Chihuahua sucedían los desvíos, sino también en Puebla, Tamaulipas, Veracruz, Sinaloa y Durango.

Según el exfuncionario del Estado, Manlio Fabio Beltrones advirtió que el regreso del dinero no era viable y prometió “blindaje” por parte del SAT para comprobar los gastos.

Al cierre de edición, la audiencia de Gutiérrez aún no finalizaba.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio