Va Ortiz por unidad en Tribunal

Fotos: Cristian Torres
 
Edición Impresa Lunes, 13 Noviembre, 2017 12:00 PM

Ayudar urgente al Semefo, aumentar la cantidad de jueces en cuatro de los cinco municipios, impulsar la Justicia Alternativa en los Juzgados Familiares y la seguridad social para los trabajadores del Poder Judicial, son los otros puntos prioritarios para el nuevo magistrado Presidente, Salvador Ortiz Morales, quien resultó ganador en una elección en la que aparentemente se vio apoyado por el ex presidente, Jorge Armando Vásquez

Las últimas semanas fueron frenéticas, como nunca, para el Poder Judicial. Desde presiones externas, exposiciones mediáticas, guerra sucia y conflictos internos, evidenciaban la efervescencia y vaticinaban la llegada de un nuevo Presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado, ante la venida abajo del Magistrado Jorge Armando Vásquez.

Magistrado Salvador Juan Ortiz Morales

Quien mejor jugó sus cartas fue el magistrado Salvador Juan Ortiz Morales, el nuevo titular del Poder Judicial.

El día de la elección, tres candidatos, -uno de ellos inesperado y sospechoso- alzaron la mano en busca de ocupar la silla central en la mesa del Pleno y del Consejo de la Judicatura. En un recuento de los hechos, todo indica que los juzgadores afines al magistrado Jorge Armando Vásquez y aquellos allegados a María Esther Rentería, votaron en favor de Ortiz, dejando en el camino a Sonia Mireya Beltrán, quien pensó tener los votos asegurados.

En entrevista para ZETA, Salvador Ortiz hizo un llamamiento a sus compañeros a la unidad en el Pleno, afirmando que ésta será una de las prioridades durante su gestión, además de mejorar las condiciones laborales de los trabajadores y abatir varios rezagos pendientes, como la necesidad de incrementar las plazas para jueces.

 

No le pedí el voto a Vásquez: Salvador Ortiz

Las 24 horas posteriores a la elección de magistrado Presidente del Tribunal de Justicia, son un poco irreales, no se logran asimilar; hay largas fila en el estrecho pasillo que conduce a su oficina, la mayoría para felicitarlo o para pedirle trabajo; en muchos casos, la persona hace ambos.

Salvador Juan Ortiz Morales, nuevo titular del Poder Judicial, señaló en entrevista que la única oficina que no visitó para pedir el voto fue la del ex Presidente Jorge Armando Vásquez, es más, afirmó que no tuvo contacto con él previo a la elección.

— ¿Le pidió el voto a Vásquez?

“No le pedí el voto a Vásquez; con todos los demás sí. Aquí es muy breve, pero te acercas a los compañeros. Unos me dicen que pensaron en otra apersona, otros te escuchan, pero no te dicen si te apoyarán o no y también cuando te presentan, puedes ver si te apoyan porque confían en ti. Tampoco hubo conteo de votos (con Vásquez)”.

Las primeras impresiones sobre el proceso no dicen mucho de una persona que tocó las puertas de muchas oficinas en busca de la Presidencia; su opinión es que se llevó a cabo un proceso saludable, donde la mayoría lo consideró el ideal, sin menospreciar a los otros aspirantes que se quedaron en el camino, a quienes calificó como “valiosos” y “capaces”.

Pleno de magistrados

“Es lógico que haya afinidades con un compañero y en otros temas no. A veces coincidimos en algunos temas, ustedes ya tienen la posibilidad de seguirnos en los plenos para unas votaciones se hacen de una forma y en otras cambia, creo que atiende más al razonamiento y en un momento dado de lo que están convencidos”, dijo al ser cuestionado sobre los bloques dentro del Tribunal.

Agregó que la afinidad también se da porque hay magistrados con los que se tiene una convivencia más estrecha, tal es el caso de la conformación de las salas. Por encima de ello, dijo, hay 17 personas con más de 20 años laborando en el Poder Judicial, las cuales quieren lo mejor para la institución.

Político y cauto, como fue durante todo el proceso, quien fuera Subprocurador en Tijuana, dijo que no hay fundamentos para pensar que cuidará la espalda del ex Presidente Jorge Armando Vásquez, y rechazó haber pactado con él para obtener sus votos: “Naturalmente no hay bases para ello. Aquí todos somos responsables de lo que firmamos y hacemos, y en un momento dado, todo es observable; por mi parte habrá transparencia y claridad”.

 

Las prioridades del Poder Judicial en la era de Ortiz

Las carencias y el nebuloso panorama sugieren una situación complicada para el Poder Judicial, pero Ortiz tiene definidos los puntos importantes a tratar, entre ellos la urgencia de brindarle mayor atención, equipamiento y recursos al Servicio Médico Forense (Semefo).

Y es que las condiciones sociales y de inseguridad que se viven, sobre todo en Tijuana y Ensenada, han sobrepasado su capacidad, por lo que afirmó que brindará especial atención a este sector, lo cual espera materializar para el próximo presupuesto.

La necesidad de más jueces en el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) y un Juzgado más del área civil en Tijuana, son otros temas que espera solventar en el Ejercicio Fiscal 2018, por lo que pidió el apoyo del Poder Ejecutivo y Legislativo para sacar adelante las demandas.

El proyecto contempla el incremento de cuatro nuevos jueces para Mexicali, otros cuatro para Tijuana, dos para Ensenada y uno para Rosarito, pues la sobrecarga de trabajo es algo que debe solventarse lo más pronto posible.

Magistrada María Esther Renteria Ibarra

—En las condiciones actuales, ¿el NSJP está al borde del colapso?

“He escuchado voces, pero si quisiera, me permitieran algunos días, tengo que ir (a Zona Costa), creo que un administrador de experiencia debe empezar a tomar las riendas allá para dejarlo todo organizado, igual que lo tenemos en Mexicali y ver la situación de éxito que entiendo, son mejores casos, NUC, en Tecate, para ver que buenas prácticas podemos copiar”.

Otro punto que le preocupa a Ortiz Morales es la seguridad social para los empleados del Poder Judicial, pues consideró que hay muchos que tienen más de 20 años laborando en la institución y que no tienen asegurada ninguna prestación futura, por lo que es urgente llevar a cabo modificaciones para otorgarlas, siempre y cuando sea a través de aportaciones económicas por parte de los mismos.

Con eso se abre la puerta a la próxima negociación del haber de retiro, que permanece “congelada” en el Poder Legislativo.

Asimismo consideró importante reforzar las áreas civiles que presentan sobrecarga de trabajo y emprender acciones para especializar a jueces del área civil mercantil, con el objetivo de brindar mayor certeza jurídica.

La justicia familiar atiende una característica diferente y consideró que el Centro Estatal de Justicia Alternativa puede sacar adelante estos temas, pues ahí la conciliación y mediación se pondrían por delante, aunque reconoció que también requerirá la intervención y apoyo de los otros dos poderes en el tema presupuestario.

Además dijo que se encuentra estudiando los avances del Centro de Justicia para la Mujer, próximo a iniciar operaciones, según tuvo conocimiento durante una reunión con el Poder Ejecutivo.

Quizá el tema poco atendido, pero que Ortiz Morales pondrá en la mesa para su análisis es la homologación de un criterio de selección de candidatos a magistrados. Esto en virtud de los últimos procesos que resultaron plagados de impugnaciones y amparos, los cuales han sido recibidos, e incluso avalados por la justicia federal.

Ante ello planteará a sus compañeros una propuesta para definir criterios que reduzcan la posibilidad de inconformidades, lo que además dará certeza a los aspirantes evaluados.

Sobre las observaciones del Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) a las cuentas del Poder Judicial, donde exigen respuesta sobre la liquidación de más de 350 mil pesos al ex Magistrado Carlos Cataño y la adjudicación directa de más de 7 millones de pesos, de las que Ortiz Morales tenía conocimiento al ser integrante del Consejo de la Judicatura, afirmó que ha tenido conocimiento de las respuestas realizadas por el ex Presidente y que espera que con ello sean solventadas.

Jorge Armando Vásquez

Indicó que en caso de encontrarse una irregularidad en el caso Cataño, se acatará cualquier medida y sobre la adjudicación directa a la empresa Sinergia Estratégica del Golfo S.A. de C.V., comentó que se llevó a cabo de este modo porque la autorización para el uso del recurso se dio a mediados de diciembre, lo que les dio pocos días para gastar ese recurso proveniente de aportaciones federales, mismas que deben gastarse justo antes de terminar el año fiscal o de lo contrario, el dinero debe devolverse.

 

La sesión y la estrategia en favor de Ortiz

Beltrán y Ortiz se dirigían al Pleno del Tribunal como los dos candidatos claros, pero el segundo de ellos parecía tener puesto el freno de mano, pues el Congreso del Estado no lo había ratificado.

Si bien, legalmente no le impide contender por la Presidencia, además de tener buenas credenciales en su evaluación, que prácticamente obligaban al Poder Legislativo a avalarlo, los congresistas aún no se entrevistaban con él; para algunas personas su nombramiento fue “brincarse” al Congreso.

Llegaron las 11:00 horas y nada pasaba. Los integrantes del Pleno se encerraron en la sala por 45 minutos, hasta que se dio inicio a la sesión que sólo tenía un punto: la elección del nuevo Presidente.

Armando Vásquez, en su última acción como titular del Poder Judicial, declinó su intención de contender, dejando el camino libre a tres aspirantes, los dos arriba mencionados y José Luis Cebreros, el cual fue sorpresivo, incluso para sus compañeros.

Tras un breve discurso de los tres, se inició la votación por cédula, que sería dirigida por Columba Amador Guillén, nombrada magistrada escrutadora. La situación era complicada para cualquier aspirante, pues requería nueve votos para ser electo o de lo contrario, se repetía la votación.

Este candado provocó que el ganador necesitara el respaldo de dos de los tres grupos -no reconocidos, pero muy definidos- en el Pleno.

La primera ronda fue para Salvador Ortiz que obtuvo el apoyo de siete magistrados y sus dos contrincantes empataron con cinco votos. En la segunda cambió el panorama, resultando ventajosa Sonia Mireya, que alcanzó siete simpatizantes, seguida de Ortiz con seis y Cebreros con cuatro.

En la última vuelta fue claro lo ocurrido. Después de descartar a Cebreros, sus cuatro votos se trasladaron en bloque a la cuenta de Ortiz Morales, dando un total de 10, por encima de Sonia Mireya Beltrán, que repitió siete.

Fuentes consultadas por ZETA al interior del Poder Judicial, establecieron que la postulación del Magistrado Cebreros fue una maniobra de Vásquez para dividir los votos de uno de los grupos contrarios. El ex Presidente contaba coincidentemente con cuatro o cinco votos -según sus cuentas-, sí pretendía buscar la reelección, pero al ver que el panorama era adverso, decidió usarlos para apoyar a Ortiz.

Ortiz Morales consideró que la intención de Cebreros fue legítima, pues es uno de los juristas más capacitados dentro del Tribunal. Sin embargo, aseveró que no tuvo conocimiento de sus intenciones por contender hasta ese momento.

Magistrado Salvador Juan Ortiz Morales, en la votación

Las mismas fuentes consultadas aseveran que nuevamente hubo intervención del Poder Ejecutivo para favorecer a Ortiz Morales, por encima de Mireya Beltrán, lo que hacía entender que los afines a Vásquez y a María Esther Rentería dirigieron su elección hacia el nuevo Presidente.

 

No hay división: Mireya; debe redignificar al PJ: Jiménez

Los magistrados consultados por ZETA brindaron su apoyo al nuevo Presidente, considerando que es una persona capacitada y que cuenta con amplia experiencia. Sin embargo, reconocieron la complejidad del panorama venidero.

Sonia Mireya Beltrán consideró que, pese a la división en el voto, no existe una ruptura o bloques al interior del Tribunal de Justicia, sino que cada quien emite su opinión, y como cuerpo colegiado, es normal que existan diferencias en el criterio.

“Eso no quiere decir que haya un enfrentamiento entre grupos. Pugno por la unidad, es lo que debemos proyectar al exterior, porque tenemos que tener una estabilidad dentro del Poder Judicial, como se pretende que haya”.

Agregó que existen importantes retos en los próximos tres años, tanto en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, como en el tema civil, por lo que afirmó que la unidad es importante para sacarlos adelante.

En similar sentido declaró el magistrado Marco Antonio Jiménez, pero consideró que el principal reto para los próximos tres años es redignificar el Poder Judicial, que sufrió un severo daño en su imagen, tras el periodo de Jorge Armando Vásquez.

Magistrado Salvador Juan Ortiz Morales toma la silla de presidente

“Vamos a pensar que se van a abatir todos esos aspectos con este nuevo Presidente de la manera más rápida posible, de una manera rápida que va desde la revisión de los aspectos administrativos donde ya se dice a la opinión pública que hubo manejos que no suenan muy justificables, licitaciones y todo eso que le corresponde al Consejo de la Judicatura. Entonces será interesante revisar todos los acuerdos que se tomaron, quiénes lo tomaron, de qué forma lo hicieron, y solucionar esa problemática porque es algo delicado que denosta al Poder Judicial en el aspecto administrativo”.

Al ser cuestionada sobre la elección de un Presidente que no había sido ratificado por el Congreso, Sonia Mireya Beltrán decidió no emitir una opinión.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio