Trabajadores de la Fiscalía guerrerense paran labores ante fétidos olores del Semefo

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes
 
Nacional Martes, 14 Noviembre, 2017 08:23 PM

Acapulco, Guerrero.- Los olores fétidos dentro de las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE), en Chilpancingo, continuarán, por lo que se pidió “tolerancia” a los trabajadores de la dependencia, según lo dijo el propio Xavier Olea Peláez, la tarde de este martes, en conferencia de prensa.

Desde Acapulco, el fiscal señaló que los malos olores persistirán, a pesar de que el gobernador Héctor Astudillo Flores ordenó la compra de más frigoríficos para la conservación de cadáveres en los municipios de Acapulco, Chilpancingo e Iguala.

“Si, [los trabajadores] hicieron un paro el día de hoy […] se llegó a acuerdos satisfactorios para ambas partes, y lamentablemente eso [los malos aromas] por el momento no van terminar. El gobernador ordenó la compra de más de frigoríficos […] ya se compraron y hay que instalarlos y van a seguir los olores fétidos”, aseveró Olea Pelaez.

El titular de la Fiscalía abundó que cuando se abren los frigoríficos es de donde salen los olores, mismos que sufre “hasta el propio fiscal del estado”, porque son “olores muy fuertes”, que “llegan hasta la Roqueta de Acapulco”, bromeó.

Este martes por la mañana, alrededor de 500 trabajadores de la Fiscalía estatal pararon labores y cerraron sus oficinas debido a los insoportables olores que llegan desde hace un mes del contiguo Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo, mismos que se han intensificado durante estos días por el traslado de 14 cuerpos encontrados en la Montaña.

Alrededor de las 12 del mediodía, decenas de trabajadores, que llevaban la boca y nariz cubiertos, salieron de sus oficinas ubicadas dentro de la Fiscalía guerrerense y anunciaron la suspensión de actividades.

“Paramos labores por los olores fétidos del Semefo. Hay compañeros que ya se han enfermado y las autoridades han hecho caso omiso a nuestra petición de que sean reubicadas las instalaciones del Semefo”, señaló José Luis Nava Hernández, vocero de los trabajadores.

Según diversas denuncias, en la actualidad, tan sólo en el Semefo de Chilpancingo hay 600 cuerpos sin identificar, a pesar de que la capacidad para almacenar cadáveres es de 200. Aunado a ello, una de las cámaras frigoríficas está descompuesta, por lo que no hay un manejo adecuado y los cuerpos sin vida se manipulan hasta en el estacionamiento del lugar.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio