De Tijuana para ONU, con amor. Estrategia hacia la paridad

Foto: Internet/António Guterres, Secretario General de la ONU
 
Opinionez Lunes, 20 Noviembre, 2017 12:00 PM

Planeta 50/50

 

 

 

Desde el secretariado general de las Naciones Unidas se está haciendo un gran esfuerzo para lograr el objetivo hacia la paridad, lamentablemente, los liderazgos, sobre todo, en entidades grandes, permanecen siendo un gran obstáculo. Los gobiernos de los países actúan de igual manera, veamos qué pasa…

Hace más de 20 años que la ONU se comprometió a lograr paridad de género en administraciones y en espacio de toma de decisiones, pero esta organización tiene un camino largo por recorrer para lograrlo. Karin Landgren, exoficial de la ONU, proporcionó hace dos años información que demuestra que la paridad de género en la ONU se convirtió en agenda perdida con el liderazgo del Secretary-General, Ban Ki-Moon. A pesar del apoyo para tener a una mujer en el primer nivel de la jerarquía (por primera vez) para liderar dicha organización, los principales candidatos eran mayormente hombres (tal vez, donde un mujer tendría más oportunidad de llegar a esta posición); sin embargo, el nuevo Secretario General, António Guterres, parece decidido no solo a hablar del cambio, sino a hacerlo efectivo. Después de asegurar un 50/50 en sus asignaciones en el nivel superior jerárquico de sus colaboradores, Guterres ha lanzado un reporte llamado “Gender Parity Task Force”: para lograr “System-Wide Strategy on Gender Parity” (estrategia de sistema amplio en paridad de género).

El reporte claramente lo dice: “Hay una relación inversa a través del sistema entre los espacios de liderazgo y la representación de la mujeres -entre más alto el nivel, más grande la brecha en paridad de género-; la brecha hacia la paridad es mayor, es más amplia en el nivel más alto de dirección que en el resto del sistema, en todos los niveles”. Existen ejemplos de paridad en el sistema. Hoy día hay cinco titulares que han logrado paridad en niveles profesionales y más altos en la ONU, pero en ninguna otra organización es tan evidente la brecha de género como en ONU, operaciones de paz. El reporte estima que tomará 703 años hacer el cambio, de continuar con el ritmo que se observa actualmente, esto para llegar a la dirección de dicho espacio.

El reto.- Se ha vuelto insostenible que la organización líder como ONU -que tiene como principio rector los derechos humanos y la equidad para mujeres- continúe reproduciendo patrones de desigualdad entre géneros. A pesar de que la ONU no ignora las políticas de paridad de género, esfuerzos y acciones, el reporte indica que muchos líderes no han priorizado la paridad de género, especialmente mediante mecanismos que han demostrado ser eficientes, como usar mecanismos de medición e indicadores con sistemas confiables. Las entidades en la ONU típicamente no tienen procesos internos confiables para lograr progreso en paridad de género.

La falta de voluntad política y confianza, así como una clara resistencia de actores claves, han sido el factor más importante para lograr la paridad de género.

Entonces, ¿qué debemos hacer? El reporte menciona una variedad de iniciativas que deben ser implementadas por las diferentes entidades dentro de la organización, con un énfasis fuerte para reformar los procesos internos (principalmente en recursos humanos), de manera que atraiga, retenga y desarrolle y promueva a más mujeres, recomienda una serie de “special measures” (medidas especiales) -temporales- para ser adoptadas de manera que catalice el cambio. Muchas ideas se han presentado; por ejemplo, oferta de trabajo que sea atractivo para un 20% de mujeres y diferentes estrategias para lograr más candidatas en ciertos trabajos, particularmente de campo.

Otro factor clave es abordar el tema de los trabajos que impactan a hombres y mujeres en razón de sus diferentes roles en casa. Unas recomendaciones en relación a arreglos flexibles en materia de maternidad, paternidad, adopción, en licencias que son de gran ayuda. Esas recomendaciones no solo benefician a las mujeres pero abonan sustancialmente a la igualdad entre géneros y la distribución de las labores familiares.

Paridad de género desde la ONU hasta Tijuana, agenda pendiente…

 

La autora es Arquitecta, Docente, Catedrática, Maestra en Gestión y Políticas Publicas y Doctorante en Derecho Administrativo y Genero. Contacto: DeyaniraMelendez.net

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio