Supuestas integrantes de “Las Goteras VIP”, obtienen libertad condicional; no fueron imputadas por robo


 
Nacional Sábado, 18 Noviembre, 2017 10:58 PM

Las tres mujeres y el hombre detenidos y señalados por la Procuraduría General de Justicia como una presunta banda que utilizaba el Tinder para conocer hombres, drogarlos y robarlos, fueron puestos en libertad por un juez de control luego de la audiencia inicial en la que sólo les imputaron cargos de posesión de droga simple, y no por robo, según informó hoy el periódico Reforma.

El pasado 16 de noviembre la PGJ de la Ciudad de México informó, a través de un comunicado, la captura de tres mujeres de 24, 22 y 21 años, así como un hombre de 19, supuestamente “ligados con los delitos de robo a casa-habitación y robo de vehículo” que, según las características aportadas por víctimas, se trataría del grupo delincuencial denominado “Las Goteras VIP”, según indicó.

En el boletín emitido la autoridad señaló que tras el arresto de los cuatro sospechosos a la mujer de 21 años se le encontró 23 envoltorios de una sustancia parecida a la cocaína; a la de 24, 12 paquetes similares y al masculino 11. La Procuraduría capitalina indicó que los elementos policiacos indicaron que al momento de la captura, la implicada Melisa de 22 años trató de sobornar a los policías, la mujer les ofreció varios los objetos de valor y dinero en efectivo.

El día de ayer los detenidos fueron presentados ante un juez de control para la audiencia inicial en la que se estableciera si la detención fue legal o no, así como también se le imputarían los cargos.

El Ministerio Público pidió para Carla, Lucía y Tábata, la imputación por por el delito de narcomenudeo en su modalidad de posesión simple, en tanto que Melisa fue imputada por el delito de cohecho, de acuerdo a información brindada por Reforma.

Ninguno de los cuatro fue acusado ante el juez por el delito de robo, segçun revela la noticia del diario capitalino.
“El juez calificó de legal la detención de los cuatro, sin embargo, sólo Carlos fue vinculado a proceso”, detalló Reforma.

Debido a que el delito de posesión simple no rebasaba los cinco años de prisión como pena máxima, la defensa de los detenidos pidió el beneficio de suspensión condicional del proceso, a lo que el Ministerio Público y el juez accedieron.

Por lo que las personas quedaron en libertad a cambio de presentarse cada 15 días ante la Unidad de Medidas Cautelares (UMC) del Tribunal Superior de Justicia, residir en un lugar determinado y tener un trabajo fijo por un plazo de seis meses, según informa Reforma.

ZETA/SinEmbargo

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio