Slim, Maciel, Baillères, Gaby Vargas, Christian Bach y Gertz Manero, protagonistas de #ParadisePapers


 
Destacados Domingo, 5 Noviembre, 2017 12:51 PM

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés) reveló este domingo una investigación mundial que denominó los “Papeles del Paraíso” -extensión de los “Panama Papers” del 2016-, que expone cómo grandes corporaciones, políticos, jefes de Estado, así como personajes prominentes de la farándula y los deportes, quienes protegieron en secreto su riqueza en paraísos fiscales secretos.

Todo ello con la ayuda del despacho Appleby, entre otros 19 servicios “offshore” con sedes en Antigua y Barbuda, las Islas Cook, la Isla de Man, Samoa, Hong Kong, Shanghái, las Islas Vírgenes Británicas, Islas Caimán, Bermudas o Singapur, entre otros paraísos fiscales.

Los “Papeles del Paraíso” derivó de una “importante” filtración al periódico alemán Süddeutsche Zeitung, de 13.4 millones de archivos, que “revelan las formas en que los ricos y poderosos del mundo protegen su riqueza usando una red de cuentas extraterritoriales”, señaló el ICIJ, red internacional con sede en Washington, D. C., con 97 medios aliados, que agrupa a más de 380 periodistas de investigación de más de 67 países, entre ellos México.

Cerca de siete millones de registros de Appleby y empresas afiliadas cubren el período de 1950 a 2016 e incluyen correos electrónicos, acuerdos de préstamos de miles de millones de dólares y estados de cuenta bancarios que involucran al menos a 25 mil entidades conectadas con personas de 180 países.

Appleby señaló a través de un comunicado estar “convencida de no haber incurrido en ningún delito”, por estar “sujeta a controles regulatorios frecuentes y nos comprometemos a alcanzar los altos estándares establecidos por nuestros reguladores”.

La investigación internacional reveló, entre muchos otros, los lazos entre Rusia y el “multimillonario” secretario de Comercio del presidente estadounidense Donald Trump, así como los negocios secretos del principal recaudador de fondos del primer ministro canadiense Justin Trudeau, los intereses offshore de la reina Isabel II de Inglaterra y de más de 120 políticos de todo el mundo.

“Los documentos muestran los vínculos profundos del sistema financiero offshore con otros mundos que a su vez se superponen: los de la política, la riqueza privada y los gigantes corporativos, incluyendo Apple, Nike, Uber y otras compañías globales que evitan pagar impuestos mediante maniobras de contabilidad cada vez más imaginativas.”, señaló el ICIJ.

Una de las redes “offshore” conduce hasta el secretario de Comercio de EU, el magnate Wilbur Ross, quien tiene acciones en una empresa naviera que desde 2014 ha recibido más de 68 millones de dólares de una compañía de energía rusa, copropiedad del yerno del presidente ruso Vladimir Putin. Además, en los documentos filtrados aparecen también los vínculos “offshore” de más de una docena de asesores de Trump, miembros de su gabinete y grandes donantes.

“La gran promesa de los paraísos fiscales es el secreto: los entornos offshore facilitan la creación de empresas cuyos propietarios son difíciles o imposibles de rastrear. Si bien tener una entidad offshore a menudo es legal, el secreto que ésta incorpora atrae a lavadores de dinero, narcotraficantes, cleptócratas y otros que quieren operar en las sombras”, indicó el ICIJ.

Pero es legal, siempre y cuando el dinero tenga un origen lícito y que los beneficiarios de las sociedades –ya sean individuos o empresas– reporten sus entidades al Servicio de Administración Tributaria (SAT), en el caso mexicano.

Sin empleados, ni espacio de oficinas, las empresas offshore, utilizan complejas estructuras de evasión fiscal que drenan miles de millones de las tesorerías nacionales, lo que “empobrece a los pobres” y “profundiza la desigual distribución de la riqueza”, señaló la investigación.

“Hay un pequeño grupo de personas que no están sujetas a las leyes como el resto de nosotros, y eso tiene un propósito”, que “viven el sueño” de disfrutar “los beneficios de la sociedad sin estar sujetos a ninguna de sus limitaciones”, le dijo al ICIJ, Brooke Harrington, profesora del Copenhagen Business School, autora de ‘Capital sin fronteras: gestores de riqueza y el uno por ciento’.

Otros miembros de la realeza y políticos incluyen a la reina Noor de Jordania, beneficiaria de dos fideicomisos en la isla de Jersey, incluido uno que administraba su propiedad británica en expansión; Sam Kutesa, ministro de Asuntos Exteriores de Uganda y expresidente de la Asamblea General de la ONU, quien estableció un fideicomiso offshore en las Seychelles para administrar su riqueza personal.

Así como al ministro de Finanzas de Brasil, Henrique de Campos Meirelles, quien creó una fundación en Bermudas “con fines benéficos”; y Antanas Guoga, miembro lituano del Parlamento Europeo y jugador profesional de póker, que era accionista de una compañía en la Isla de Man uno de cuyos socios era un magnate del juego que enfrentó una demanda por fraude en Estados Unidos.

Wesley Clark, exaspirante demócrata a la presidencia, general de cuatro estrellas retirado del ejército estadounidense y quien se desempeñó como comandante supremo de la OTAN en Europa, fue director de una compañía de apuestas en línea con filiales en el extranjero, según muestran los archivos.

Además, en la investigación se incluyen el yate y submarinos del cofundador de Microsoft, Paul Allen; el vehículo de inversión del fundador de eBay, Pierre Omidyar, en Islas Caimán, y las acciones de Madonna en una compañía de suministros médicos. Asimismo, al vocalista de la banda irlandesa U2, Bono -quien figura con su nombre completo, Paul Hewson-, poseía acciones en una compañía registrada en Malta que invirtió en un centro comercial en Lituania, según muestran los registros de la compañía.

MEXICANOS SEÑALADOS POR LOS “PARADISE PAPERS”

Entre los mexicanos señalados por el ICIJ, se encuentran el finado Marcial Maciel Degollado, sacerdote fundador de la asociación seglar Regnum Christi y de la congregación católica Legión de Cristo, quien falleció el 30 de enero de 2008, en Jacksonville, Florida, Estados Unidos. Sin embargo, la investigación no abundó en cómo el religioso -quien también fue culpado de abusos sexuales- se vio beneficiado por utilizar paraísos fiscales.

Otro de los involucrados es el magnate Carlos Slim Helú, el hombre más rico del país, que en el año 2000, su filial de telefonía celular América Móvil -empresa líder en telecomunicaciones del subcontinente, donde cuenta con 362 millones de clientes-, cofundó la sociedad Telecom Americas Ltd. en las Bermudas –donde las corporaciones de capital extranjero no pagan impuestos–, junto con las empresas Bell Canada International y SBC Communications.

“La sociedad de Bermuda resultó una pieza clave de Slim para asentar su imperio en el sector de la telefonía móvil en Sudamérica Brasil. En febrero de 2001, Telecom Americas Ltd. compró 950 millones de dólares de acciones del gigante Tess, S.A., que posteriormente se renombró Claro Brasil. En julio del año siguiente, América Móvil compró las participaciones de Bell y SBC en Telecom Americas Ltd., y se quedó sola al frente.”, indicó el ICIJ.

Además, en el 2008, la empresa de Slim se acercó por segunda ocasión a Appleby, con el propósito de establecer la sociedad Claro Caimán en las Islas Caimán, para registrar nombres de dominio en la jurisdicción.

Otro mexicano mencionado es Alberto Baillères González, dueño del conglomerado de empresas comerciales, mineras, financieras y aseguradoras que conforman el Grupo Bal y segundo hombre más rico del país, quien también se encuentra en la lista de clientes de Appleby, aunque no aparece vinculado con ninguna sociedad offshore.

“El empresario Javier Miguel Afif acudió a Appleby en 2007, en medio de una compleja operación de defraudación al IMSS [por 5 millones de dólares]. Los Miguel Afif forman parte de la familia Miguel, de origen libanés, cercana al poder desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, que obtuvo numerosos contratos de obra pública en la administración actual.

“Desde hace más de dos décadas y media, Appleby gestiona una sociedad de tenencia incorporada en las Islas Caimán, creada por el regiomontano José Fernando Calderón Ayala, quien fue consejero de Alfa y de Femsa, la mayor embotelladora de Coca Cola en América Latina, que vende actualmente cerca del 55% de los productos de la refresquera en el país”, indicó la investigación.

“A principios de los años 80, Pablo González Carbonell, presidente del grupo hotelero Costamex, incorporó tres sociedades –Holidays Clubs, Ltd., Holiday Club International e International Resorts Marketing Ltd.– en las Islas Caimán, para operar centros hoteleros de tiempo compartido en México.”

La esposa de este personaje, la escritora Gabriela Vargas Guajardo -quien pertenece a la familia que explota la concesión de MVS Radio-, se sumó a la compañía, como directora. Además, uno de los personajes “clave” en la estructura offshore que armó González Carbonell en los años 80 fue el polémico financiero Manuel Zubiria Maqueo, cuyo paso por la administración pública, como director de Caminos y Puentes Federales (Capufe) en la administración de Vicente Fox Quesada, “fue marcado por actos de corrupción en la reconstrucción de la Autopista del Sol”.

El 3 de diciembre de 2007, la Secretaría de la Función Pública (SFP) determinó que Zubiria había autorizado una indemnización indebida de 100 millones de pesos a la empresa Gutsa –una de las dos corresponsables del socavón en el “Paso Exprés” de la autopista México-Cuernavaca– por retrasos en la construcción de la carretera. La institución lo inhabilitó a servir en el sector público durante 11 años y le impuso una multa de 42 millones de pesos, señaló el ICIJ.

“En los archivos internos de Appleby, Zubiria aparece como director de varias entidades offshore y del propio Grupo Costamex, y en 2006, cuando el despacho de Bermuda asumió la administración de las sociedades, el hombre todavía aparecía como director de Costamex […] Entre 2003 y 2008, su hermano José Manuel Zubiria Maqueo dirigió el Servicio de Administración Tributaria (SAT), el organismo encargado de recaudar impuestos, incluso en algunas entidades incorporadas en paraísos fiscales por ciudadanos mexicanos.”, indicó la investigación.

“Fue en la década de los ochenta –precisamente el 28 de marzo de 1984– que el banquero y empresario petrolero regiomontano Alfonso Adame Barocio creó un fideicomiso, llamado The Adame Barocio Settlement. En paralelo, creó las empresas Fidelity Investments Inc., Termtec Ltd. y Baron Resorts Ltd., también en la isla caribeña.”, se abundó sobre otro caso.

“El político priista Joaquín Gamboa Pascoe, quien fue senador y secretario general de la Confederación de los Trabajadores de México (CTM) del 2005 hasta su muerte –ocurrida en enero de 2016–, utilizó un esquema similar al de Barocio: en 1982, incorporó el fideicomiso Burma 200 Trust en las Islas Caimán, el cual tenía las acciones de una sociedad panameña que llegó a tener inversiones por cerca de 19 millones de dólares en 2004.”

“Marcelo Zambrano Alanis, residente en Texas, también forma parte de las acaudaladas familias de empresarios regiomontanos: es nieto de Marcelo Zambrano Hellion, quien presidió el consejo de administración de la cementera Cemex entre 1979 y 1995, y sobrino de Rogelio Zambrano Lozano, el actual presidente del mismo.”

“Otro empresario mexicano que acudió a las Islas Caimán para incorporar un fideicomiso fue Arturo Iván Gamboa Rullan, el fundador de los laboratorios Ifusa, cofundador y exvicepresidente de la empresa Genomma Lab, quien creó Pride Generation Trust el 27 de junio de 2013 con fines de “planeación fiscal y de sucesión”, según los documentos internos de Appleby.”

“Genomma Lab, la empresa que el hombre cofundó con Rodrigo Herrera Aspra, tampoco es novata en la operación de estructuras offshore: en septiembre de 2015, formó parte de un complejo esquema de triangulación para vender Grupo Marzam –entonces número dos del sector farmacéutico– a una sociedad ligada con Grupo Nadro –el número uno– a espaldas de la Comisión Federal de Competencia (Cofece).”

Entre los señalados también se encuentra Alejandro Gertz Manero, actual rector de la Universidad de las Américas, y ex secretario de Seguridad Pública del Gobierno del Distrito Federal en las administraciones de Cuauhtémoc Cárdenas Solorzano y Rosario Robles Berlanga, y secretario de Seguridad Pública federal en el sexenio de Vicente Fox, aparece vinculado a la sociedad de inversión Jano Ltd., que incorporó su hermano Federico Gertz Manero, en septiembre de 1995 en las Islas Caimán, junto con su concubina Laura Morán Servín.

“Otro personaje con perfil político que acudió a Appleby fue el empresario panista Luis Fernando González Corona, quien fue alcalde de Puerto Vallarta, en Jalisco, entre 1995 y 1997, y posteriormente se volvió diputado federal. De acuerdo con los archivos del despacho, el polémico empresario hotelero e inmobiliario, nacido en Mazatlán, incorporó la sociedad Avenger Sportfishing Limited el 30 de agosto de 2000, año en que decidió retirarse de la política.”, indicó el ICIJ.

El mismo día, la sociedad acordó la compra del yate “Avenger” –con bandera de las Islas Caimán– por un millón 200 mil dólares, que obtuvo con un préstamo del Henry Ansbacher & Co Limited, ubicado en Londres, préstamo conseguido con relativa facilidad, pues el mismo banco, a través de su filial fiduciaria en las Islas Caimán, gestionaba la compañía.

González Corona, dueño de The Villa Group, también aparece en los archivos de Appleby como presidente de la sociedad de inversión G.H. Enteprises Ltd., creada en las Islas Caimán en 1991 y disuelta en 2006, lo que significa que la sociedad operó mientras el hombre ocupaba cargos públicos.

Desde el año pasado, González Corona –quien está casado con la ex senadora del Partido Acción Nacional (PAN), Eva Contreras Sandoval– anunció su intención de volver a la política en 2018: buscaría de nuevo la presidencia municipal del turístico puerto jalisciense, según medios locales.

“Luis Berrondo Ávalos y Francisco Berrondo Lagos, quiénes integran los consejos de administración de grandes corporaciones industriales y financieras, crearon la sociedad Islote Limited en las Bermudas en agosto de 1989, cuando ambos eran ejecutivos en la empresa Controladora Mabe –que Berrondo Ávalos dirige desde 2003–. La entidad offshore fue disuelta en julio de 2001.”

Los hermanos Agustin y Elmer Franco Macías, dueños del Grupo Infra, también utilizaron los servicios de la rama fiduciaria de Appleby en las Islas Caimán para registrar distintos barcos en el paraíso fiscal, entre ellos el yate “Los Esquinkles” o las naves “El Vigia” y “Simpático”, propiedades de las sociedades Y.O. Limited y Mareport Two, de las que los hermanos eran accionistas hasta por lo menos el mes de septiembre de 2013.

El banquero Paul D’Agata, consejero suplente del consejo de administración de Scotiabank –donde desempeña, además, como director del banco corporativo y de inversión para América Latina– y su esposa Francesca D’Agata –presidenta de la Charity Coalition, A.C.–, eligieron las Islas Vírgenes Británicas para instalar Tobia Partners Ltd., una sociedad destinada a controlar una empresa estadunidense y “otras en otras partes”.

Además, destacan entre los clientes del despacho con sede en Bermuda, actores del sector energético, entre ellos exempleados de Petróleos Mexicanos (Pemex), quienes pasaron al sector privado, donde se convirtieron en proveedores de la empresa productiva del Estado. Fue el caso de la empresa Construcción y Perforadora Latina, que Appleby ayudó en constituir una red de tres entidades offshore en Bermuda el 6 de junio de 2013.

Estas compañías se convirtieron en las dueñas legales de plataformas petroleras, dos de las cuales –bautizadas Santa María y Covadonga– fueron rentadas a Pemex para el periodo 2014-2020, por un monto total de 760 millones de dólares. Los contratos, número 42100390 y 421003912, fueron adjudicados a la empresa de manera directa, es decir, sin licitación de por medio.

Durante la incorporación de las sociedades offshore y la renta de las plataformas a Pemex, Antonio Acuña Rosado laboraba como director de Constructora y Perforadora Latina, un cargo que ocupó después de 40 años al servicio de Pemex, en los cuales el hombre llegó a asumir la dirección del Proyecto Cantarell hasta 2001.

Acuña Rosado, ahora socio de Oro Negro –otra empresa que renta plataformas a Pemex–, aparece en los documentos de Appleby como director de las estructuras de Constructora y Perforadora Latina en Bermuda.

Appleby también proporcionó sus servicios a la actriz Adela Cristina Bach de Zurita incorporó el fideicomiso The ABZ Settlement en la Isla del Hombre el 13 de noviembre de 1998 a través del despacho fiscal suizo Coutts & Co and Coutts Trustees (Switzerland) SA. El año siguiente, la mujer de origen argentino creó la sociedad de inversión ABZ Investment Pte Ltd. en Singapur.

La investigación señaló que en el año 2012, dos empleados de Appleby realizaron una presentación ante empresarios latinoamericanos, en la que presumieron los beneficios de incorporar “cautivas” en las islas –a través de su despacho, obviamente–, entre ellos debido a su “eficiente sistema tributario”.

Según el ICIJ, los empleados aseveraron que su despacho administraba las sociedades cautivas de las corporaciones “más grandes e importantes de México, Colombia, Brasil y Venezuela”. Pemex, Femsa, la embotelladora de Coca Cola más importante de América Latina, Grupo Modelo, Cemex, Walmart de México, el grupo textilero Kaltex e incluso el propio gobierno mexicano contrataron a Appleby para gestionar sus respectivas “cautivas” incorporadas en paraísos fiscales.

-Con información de Proceso y Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

 

­

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio