Sidue abre Nodo 20 de Noviembre; no hay garantía de una real reparación estructural: Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana

Foto: Isabel Mercado.- Muro adosado y protección catódica para ocultar daño estructural
 
Ezenario Lunes, 27 Noviembre, 2017 12:00 PM

La mañana del jueves 23 de noviembre fue abierto a la circulación el paso inferior del Nodo Express 20 de Noviembre, acción que integrantes de la Mesa Técnica, conformada para garantizar su correcta rehabilitación, no avalan “al no existir garantía de reparación estructural de las pilas de concreto mal construidas”, ya que el proceso aplicado solo puede tener una durabilidad de 18 años, exponen.

Sin acto protocolario, la noche del miércoles 22 de noviembre se liberó a la circulación vehicular, los carriles de sentido sur-norte de la obra en la que se han invertido 182 millones de pesos durante los 21 meses que lleva en construcción, lapso en el que se han edificado dos de las tres etapas en la que fue dividido su desarrollo. El carril que va hacia el norte fue abierto a las 11:00 del jueves 23.

“Con el objetivo de contribuir a agilizar la circulación vehicular de la Zona Metropolitana de Tijuana y mejorar la imagen urbana”, fue el argumento de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado, dependencia a cargo de Manuel Guevara Morales.

Desde febrero de 2016 se inició la construcción de la primera fase del proyecto, la cual se adjudicó en forma directa a Constructora Makro, S.A. de C.V., obra que se encargó de realizar la estructura del puente vehicular, misma que se diseñó con base en más de 700 pilas que, al ser descubiertas, revelaron vicios ocultos como mala calidad del concreto y mal asentamiento de las estructuras, la mayoría con desfasamiento.

Ante la presión de organismos colegiados, empresariales y expertos en la materia, en agosto Sidue requirió a Makro la rehabilitación del daño estructural que fue considerado, en primera instancia, como avería estética.

Foto: Ramón T. Blanco V..- Durabilidad de cobertura es de solo 18 años

La rehabilitación consistió en la instalación de un muro adosado, el cual soportaría la carga de la estructura de la obra, no sin antes rehabilitar las pilas registradas con daño estructural, proceso que se realizaría en forma transparente, dando cuenta a la Mesa Técnica de cada paso de la reparación, comprometió en su momento Sidue, aspecto que no cumplió.

“No tenemos garantía de una real rehabilitación del daño estructural de la obra”, expuso a ZETA David López Rosales, integrante del Comité Técnico del Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana, A.C.

Anotó que ante las dudas de los expertos, presentadas a Sidue sobre la durabilidad de las vigas que la mala calidad del concreto descubrió, particularmente de aquellas expuestas al talud, la respuesta de la dependencia y de Makro fue utilizar en su recubrimiento, protección catódica, proceso electroquímico que evita la corrosión de la varilla al contacto con la tierra, el cual solo puede garantizarse por un plazo máximo de 18 años.

Ante ello, el organismo civil asentó: “El Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana no se hace responsable de los trabajos de la segunda etapa del Nodo 20 de Noviembre, ni de la ejecución de los trabajos de reforzamiento estructural”.

Foto: Ramón T. Blanco V..-21 meses demoró construcción de primera etapa

Gustavo Mesinas Sánchez, también integrante del Colegio y del Comité Técnico, anotó que a Sidue se le requirió de manera formal, el 16 de octubre, varios puntos que garantizaran la correcta aplicación de las observaciones al proyecto estructural original y a la propuesta de reforzamiento, que si bien fueron incluidos en el proyecto de rehabilitación de las pilas dañadas, no hay evidencia que se hayan cumplido al 100%.

Uno de los puntos sin solventar por Sidue, fue el compartir con la Mesa Técnica, los planos de detalle de los casos especiales de pilas con daño estructural, las cuales tendrían que haberse derribado en su parte dañada.

Respecto a la calidad del concreto, se pidió que de las pilas más dañadas se sacaran corazones para saber qué tipo de cemento tenían y determinar si era viable repáralo o retirar la estructura, Sidue tampoco dio cuenta.

“Sí enviaron hoja de control de calidad, pero la inspección fue realizada en el laboratorio de Sidue, cuando se demandó que se realizara por una empresa externa, ajena a la dependencia y a Constructora Makro”, añadió David López.

“Tampoco tenemos ningún indicio de que se haya contratado alguna supervisión externa, aunque ellos mencionan a M&M, empresa que elaboró el proyecto original y diseñó la rehabilitación del Nodo, lo cierto es que en los documentos compartidos al Colegio de Ingenieros no se le menciona como responsable de la supervisión”, agregó.

Hasta el momento, subrayó que Sidue ha omitido dar a conocer el nombre del perito responsable de la construcción del Nodo y sus corresponsables, así como del perito responsable estructurista, el perito responsable de la reparación estructural y la memoria de cálculo. En cuanto al archivo fotográfico que diera cuenta de lo recomendado por la Mesa Técnica, tampoco hubo respuesta de la dependencia.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio