¿Quién es José Meade Kuribreña?

Mexican Finance Minister Jose Antonio Meade delivers speech during the annual conference hosted by the brokerage and bank Interacciones in Mexico City, Mexico, October 16, 2017. REUTERS/Edgard Garrido
 
Opinionez Lunes, 27 Noviembre, 2017 12:00 PM

Meade es el niño aplicado de dieces, de conducta intachable, simpático, sonriente, amable; víctima del bullying por un padecimiento y con aurea de bendecido de los dioses. Pero tiene otra cara oculta que defiende un modelo depredador, de injusticia social y de robo al estar involucrado en el Asalto del Siglo con el socialmente monstruoso Fobaproa, donde las familias más poderosas y ricas del país, entre ellos empresarios como Slim, Fox¿ y un puñado de accionistas de los bancos que tienen utilidades fabulosas y sistemáticas. Y una casta políticos que presumen estar en las listas de la revista Forbes con el título de los más ricos.

Ante su fracaso empresarial tolerado por la Cámara de Diputados y avalado por el Prian, legalizaron sus enormes deudas particulares, que en su momento sumaron más de 700 mil millones de pesos y ahora sumados intereses la deuda crece.  Fortunas que las paga el país en su pobreza social, convirtiéndolas en deuda de todos los mexicanos. Este al menos es un crimen económico que se paga con sangre, sudor y lágrimas, este genocidio fue defendido y avalado por el PAN y el PRI, José Meade Kuribreña es, ha sido y será uno de sus principales operadores.

Por ese pasado de vergüenza para la patria, es que goza de la confianza incuestionable de los sectores más bribones del poder económico y político nacional e internacional. Y ello no le quita la calidad de traidor y enemigo de los interese nacionales y del país.

Los indicadores de que la decisión del grupo compacto del régimen, de lanzar a José Meade como candidato del PRI a la presidencia de la Republica, son muy claros, el haber sido Secretario de Estado en cinco dependencias, durante dos sexenios. Ese fogueo, en dos sexenios para presentarle al electorado un currículo de aptitud sobrada para tener los merecimientos de gobernar por encima de la derecha y de la izquierda. Pero el modelo neoliberal está tronado por la injusticia, la desigualdad y la espiral de violencia que rebota con el asesinato de un funcionario de Televisa.

Estaríamos ante un grave error al creerle a ese círculo incongruente que se aferra al poder y sus  privilegios, a quienes se les desplomó la confianza en los últimos 36 años en que el país se ha agravado a niveles alarmantes en sus índices de descomposición social, crisis de salud, educativa y el río de sangre que han  generado las políticas económicas y sociales neoliberales, arrojando al país a una concentración de la riqueza, a la tiranía económica de  ganancias espectaculares de los banqueros, irregularidades democráticas, traicionado sus promesas de campaña.

Basta asomarse a la biografía de Meade para entender en qué trinchera ha trabajado. Meade es discípulo muy cercano de Luis Videgaray y especialmente Agustín Cartens, directivo de Banxico y del Fondo Monetario Internacional, con las implicaciones de que opera y actúa sistemáticamente como delegado de los intereses de potencias extranjeras que mandan en esos organismos a cuidar sus intereses de expoliación de los países sometidos por una especie de esclavitud financiera.

Aterricemos rápido un indicador internacional referencial que es clave como entender a México y su debacle y desgracia en el salario mínimo que anuncian, subió poco más de ocho pesos. Dentro del G20, el que más ha aumentado el salario promedio en los últimos 10 años, es China. En este periodo tuvo un aumento de sueldos, que en términos de su poder adquisitivo, incrementó a 225 por ciento. Es decir, tuvo un aumento real en poder de compra, de 125 por ciento, a más del doble que en los citados años anteriores. El segundo lugar lo tiene India, que llega al 160 de su valor anterior, o sea, 60 por ciento de aumento. En poder de compra, también. Siguen Rusia y Turquía, cada uno con un aumento al salario de promedio, de 45 por ciento.

El peor de los 20 países en salarios, es México, cuyo salario real tuvo una reducción de 15 por ciento. Claro, los altos funcionarios no dan eso a conocer, al contrario: Peña demagógicamente trata de hacernos creer que, en el país que todavía gobiernan, tenemos y tendremos un gran progreso. Presumen que los salarios baratos atraen inversiones, y eso también hemos visto que dicen mentiras. China tiene más inversiones que México y un mayor crecimiento económico. Cinco años y 36 mil millones de burda propaganda equivalen a una dictadura de la falsedad.

 

M.C. Héctor Ramón González Cuéllar es Académico del Instituto Tecnológico de Tijuana. Correo electrónico: profe.hector.itt@gmail.com

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio