“Mi objetivo no es perseguir al cártel”: Gerardo Sosa Olachea, secretario de Seguridad de BC

Fotos: Archivo/Gerardo Sosa
 
Edición Impresa y Lunes, 6 Noviembre, 2017 12:00 PM

Desempacado de la Procuraduría General de Justicia del Estado, el nuevo secretario de Seguridad Pública del Estado, no confía en por lo menos el 12 por ciento de los agentes de la Policía Estatal Preventiva; 35 porque están amparados, el resto por quejas. Además, esta etapa de la SSPE a su cargo se distinguirá, coincidió, más por las campañas que por los operativos

Aunque dice que no les tiene miedo, el nuevo secretario de Seguridad Pública del Estado no se refiere a los narcotraficantes que vulneran a la sociedad bajacaliforniana o a los cárteles a los que pertenecen, ni por su nombre, ni por su apellido, apodo o mote.

El abogado, notario y ex subprocurador de Zona en Tecate, se acomoda en el sillón, echa la espalda hacia atrás y justifica: “Todos saben quiénes son, para qué lo repito. Ustedes lo saben, yo sé quiénes son; no han cambiado, son los mismos”.

De lo cárteles que operan en Baja California, dijo son problema de la Federación, a los miembros del crimen organizado solo los perseguirá con orden de aprehensión -que no tienen- o en flagrancia, pero si se los topan y con apoyo del Ejército, porque no les van a dar seguimiento.

Incrementar los esfuerzos de “coordinación” es en este momento el único compromiso de Gerardo Sosa como nuevo secretario de Seguridad con el gobernador Francisco Vega de Lamadrid y con los bajacalifornianos, para reducir la violencia en la entidad.

En cuanto a la depuración de 350 agentes de la Policía Estatal Preventiva (PEP), advirtió que no llegará con una barredora, pero está revisando los expedientes de agentes denunciados -amparados- y otros con quejas en su contra. Para reducir las malas actuaciones de la PEP, esa corporación patrullará con agentes municipales, ministeriales y el Ejército

A continuación, la entrevista de ZETA con Gerardo Sosa Olachea.

— De la Secretaría de Seguridad Pública de Baja California ha salido la identificación de los criminales objetivos pertenecientes al narcotráfico que persigue Gobernación. ¿Por qué dice que no va a combatir los cárteles?

“Es la información que tenemos, es una forma de compartir, pero no estamos directamente involucrados en andar buscando para combatirlos, eso es un problema de la Federación, es donde ellos tienen que participar. Ellos son los del trasiego de droga, ellos son de todo.

“Ahora, tenemos la información, de acuerdo, porque estamos aquí en la localidad, y esa información es la que compartimos con las autoridades responsables. Esos operativos que se hacen es junto con el Ejército, ahora, que tengamos una denuncia y publiquemos al Ejército la información que tenemos, nos dice que pueden o no pueden, entonces actuamos, pero porque tenemos un hecho que va a ocurrir o está ocurriendo, entonces es como operamos; pero así que yo diga ‘mi principal meta es combatir el cártel’, no es mi función.

“Hay que recordar que el nombre de la secretaría, se llama Seguridad Pública y Prevención, o sea, la Policía Estatal Preventiva. Y preventiva es eso: buscar nosotros cómo evitar que lleguen esos delitos a la comunidad, a la sociedad”.

— Usted habló recientemente de acabar con la lucha entre narcomenudistas. El tema es que la droga no llega en porciones de 25 pesos.

“Creo que ustedes más que nadie saben, por los años que llevan en esto: el trasiego de droga, acuérdense que Baja California no es un Estado productor, ese es el primer punto”.

 

— Se han encontrado algunos sembradíos.  

“Pero no estamos dentro de la categoría de un Estado productor. Productor es Guerrero, Michoacán, y los demás, es el que va hacia Estados Unidos. Cuando se aprietan las autoridades de Estados Unidos, se queda en este lado -la droga-, aquí ha crecido esa distribución de droga, no porque se quede aquí; es porque con eso pagan”.

— ¿Entonces dice que no hay un mercado local?

“No, sí, claro, pues enviciaron a mucha gente y eso es lo que está predominando ahorita, pero esa venta es la que está ocasionando estos homicidios”.

— ¿Y el narcomenudeo sí lo va a combatir?

“Obviamente es parte de la intranquilidad social en cuanto a homicidios, nosotros si tenemos información lo primero que hacemos es pasársela a la autoridad federal porque es una circunstancia y competencia de ellos”.

— Pero el narcomenudeo es local desde hace varios años, desde 2012.

“Y se detienen, igual, siguen ante el Juzgado y como no es un delito grave, vuelven a salir, pero estamos tratando de evitar que crezca esto, y de ahí va saliendo la identificación de esas personas que contratan para venir a matar gente”.

— ¿Tienen identificados a los líderes de narcomenudistas que tienen repartidos los cinco municipios? ¿Cómo los van a combatir?

“Sí sabemos, sí los podemos identificar”, respondió Ochoa, pero se negó a hacerlo, y reiteró:

“Son cosas que no puedo señalar, es algo que yo debo conservar y compartirlo con las autoridades responsables; yo no puedo señalar eso”.

— Dice que si hay una cuestión de narcotráfico se avisará al Ejército y a la Procuraduría General de la República; si hay un homicidio va a ser a la Procuraduría General de Justicia del Estado, ¿qué va hacer la Secretaria de Seguridad Pública del Estado, en qué casos va a actuar?

“En los casos como los que tenemos de órdenes de aprehensión, que fue lo que tuvimos ayer, en el momento que entregamos una denuncia específica y tengamos elementos suficientes para intervenir, entonces a intervenir”.

— ¿Como la Policía Municipal?

“La Policía Municipal de alguna forma como primer respondiente en las llamadas del 911 es su función; nosotros es a través de investigación o información que lleguemos a recibir”.

— Pero básicamente está hablando de las mismas funciones…

“Tenemos que trabajar en conjunto, estar juntos en una actividad que es precisamente lo preventivo y tratar de buscar que exista esta paz social aquí en el Estado”, y reiteró el tema de los patrullajes conjuntos.

— ¿A qué se comprometió con el gobernador, a disminuir los homicidios, a disminuir las células de narcomenudistas, a detener a los objetivos del narcotráfico? ¿Cuál fue el compromiso que Usted hizo?

“Definitivamente una mejor coordinación”.

— Ese es el cómo, vamos al qué, cuál fue el compromiso.

“El qué va a ser precisamente la información que intercambiamos nosotros, llegarle a estos grupos que están causando el daño a esta sociedad de Baja California”.

— ¿Va a haber menos homicidios, menos narcomenudistas? ¿Cuál es el compromiso?

“Espéreme. La lucha entre ellos, como yo les digo, tienen ciertos números de homicidios y de repente llega otro grupo que reemplaza a esa gente. Creo que aquí tenemos que valorizar algo: el Estado de Baja California de alguna forma tiene una vida mucho mejor que el sur de este país, gente emigra hacia Baja California con una finalidad de mejorar y a veces, si no encuentran trabajo o se les acercan estas gentes, comienzan a reclutar a estas personas, darles un trabajo y se involucran en el narcomenudeo; venden un poquito, lo que sea, y llega la otra parte del contrario y los identifican, y como no quieren que vendan en ese lugar, ellos quieren tomar esa plaza y los eliminan. Y llegan otras gentes, y están llegando más gentes que se dedican a eso”.

— Secretario, ¿le cuesta trabajo decir el nombre de los cárteles?

“No me cuesta trabajo, pero no, no lo menciono”.

— ¿Alguna razón en específico?

“Principalmente porque creo que todos saben quiénes son, para qué lo repito. Ustedes lo saben, yo sé quiénes son; no han cambiado, son los mismos”.

 

— Pero Usted los conoce, y puede decirnos sus nombres.

“Sé quiénes son, claro”.

— ¿Nos puede decir?

“Yo quisiera omitir esto, la verdad”.

— ¿Les tiene miedo a los cárteles?

“No, no les tengo miedo, simplemente es una situación que creo que si ya saben quiénes son, para qué lo voy a repetir. No hay nada nuevo”.

— La SSPE antes detenía a los miembros del crimen organizado, ¿ya no los va a detener?

“Si tenemos las órdenes de aprehensión respectivas y los encontramos en flagrancia, claro que sí. Recuerden, en el Nuevo Sistema de Justicia Penal, yo no puedo detener nomás porque me dicen que esa persona es; tiene que haber algo atrás, y si no tenemos ese mandamiento jurídico, ¿cómo la vamos a detener? Para qué, ¿para que digan que es un abuso, que entre con el juez y lo libere por un acto de molestia o una detención ilegal? Pues no. Tenemos orden de aprehensión, flagrancia”.

— ¿Va a tener una lista de objetivos?

“Ah sí, claro, de acuerdo a la información que me pasen, obviamente”.

— Dice que la violencia es combatible, ¿cómo?

“Con la prevención, con programas de prevención, con programas de prevención de las adicciones, involucrarnos con la sociedad civil”.

— ¿A cuánto asciende el presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado?

“No te puedo dar la cifra exacta porque no la traigo a la mano”.

— En el programa de prevención, por ejemplo, ¿cuánto dinero se puede dedicar?

“Este año, el Gobierno Federal, que nos apoyaba con recursos para prevención, está en cero. Ya investigué para el año que entra, 2018, y está en cero. O sea, por parte de la Federación no vamos a tener recurso, lo tenemos que hacer de acuerdo a las posibilidades de nuestro presupuesto estatal, y además sostener una colaboración como la que se estableció ahora con radio y televisión, hacer anuncios de prevención contra las adicciones, como van a estar saliendo en la televisión, y eso nos está costando. Y así tenemos que ir pensando en programar otro tipo de actitudes.

“El 7 de noviembre tengo un evento en Mexicali con cinco mil jóvenes que obviamente tengo mis patrocinadores, que van a pagar ciertas cosas, lo demás son aportaciones del gobierno municipal, donde vamos a hablar de la prevención. Así es como vamos a trabajar, donde yo tenga que involucrar a empresarios y a la sociedad civil a que nos ayuden a que esta cosa sea en conjunto”.

— Entonces, en  esta nueva etapa de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado vamos a ver más campañas que operativos.

“Definitivamente ese es mi punto, uno de mis principales objetivos es que todos estemos involucrados”.

— Hablando de los liderazgos sociales, ¿ya habló con Juan Manuel Hernández Niebla?

“Ya platiqué con él el jueves pasado, y con Kurt (Honold)”.

— ¿En el mismo día que tomó posesión?

“No, lo de él fue el miércoles. El jueves, al día siguiente, los vi en una reunión de coordinación en el C4, ahí platiqué, ayer platiqué con Kurt y voy a platicar otra vez con Kurt en el seno del CCE, aquí en Tijuana”.

— ¿Será Usted el encargado de cuenta del C5i con el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública para respaldar ante los empresarios que la licitación se dé de manera legal y el gasto de recursos sea de manera óptima?

“El C5 se va a hacer con suma transparencia, es lo que yo sé, que van a participar en esa licitación con la presencia del sector empresarial, también sé que así es. En cuanto a la cuenta no sé a quién le va a corresponder, obviamente yo tengo el C4, y lo que va a hacer el C4 es subirse a C5, entonces hasta que no esté licitado, debidamente ya integrado, vamos a saber quién será el responsable del manejo de eso e inclusive qué vamos a hacer, quién va a participar en esa licitación”.

— ¿Mencionó Usted la existencia de algún cártel al interior de la Policía Estatal Preventiva?

“Nunca, nunca, porque no reconozco ningún cártel dentro…lo que he hecho, es la depuración, y ojalá ustedes me ayuden a clarificar porque otros malinterpretan: yo estoy revisando expedientes de los que se tienen denuncias, para ver en qué estados se encuentran. Muchos de ellos están amparados”.

 

— ¿Qué porcentaje?

“Son 34 gentes que están amparados, que se consideran que son los principales, ninguno pendiente por haber reprobado los exámenes de confianza”.

— ¿Cuántos elementos tiene?

“Elementos de la PEP son cerca de 350”.

— Aparte de los amparados, ¿hay otros que esté revisando?

“Juntos los que estamos revisando sería un 12%, los demás, hay mucha gente buena en la PEP, hay mucha gente inteligente, dedicada en lo que es ser policía. Creo mucho en ellos, les tengo confianza”.

— ¿A cuántos ha despedido a la fecha? 

“En total cuatro. Al Comandante Montoya  -Marco-, es el único que he corrido de la PEP”, lo removió “… por todas las quejas, no denuncias,  que se tenían contra él, de abuso de autoridad. Era una persona intransigente y no lo querían inclusive parte de la gente de la Policía”.

Nombró a Carlos Padilla Terán como secretario particular y a Raúl Ruiz como director de Comunicación: “Es lógico que quiera tener una persona de mi confianza, que quiera tener una persona de condición social que vaya de acuerdo y que me informe correctamente. Yo no le veo nada de raro”.

¿Removió a Felipe Méndez Betancourt de la Dirección de Ejecución de Penas?

“A él todavía no, lo tengo separado, pero no, todavía no lo corro”.

— ¿Y a Rubén Mora, de la Dirección del Programa de Reinserción Social?

“Eso es ya en manos del subsecretario que le corresponde, él dice que no estaba de acuerdo, que lo habían conservado ahí por instrucciones del secretario anterior y que causaba muchos problemas. Y dije, bueno, si eso es, no quiero que estén incomodos los funcionarios tampoco”.

— ¿Va a haber remociones en subsecretarios, en las direcciones?

“Con mucho respeto se los digo: es que yo tengo que trabajar y, de acuerdo al tornillo que no funcione, lo voy a cambiar. Yo no pienso llegar con la barredora y correr, no, tengo que valorizar quiénes sí sirven a mi forma de ser. Tengo que platicar con cada uno de ellos y ver cómo están sus programas, cómo está su utilidad”.

Y desmintió: “Eso que sacó el periódico -no precisó-, que he quitado, y que voy a traer a un señor de una lista negra de la Policía Federal, ¡yo no he traído a nadie! Hablan de Carlos Besné, es mi amigo y no quiere decir que me lo voy a llevar, ni he pensado en llevármelo”.

— En 2013, ¿Usted aprobó el Examen de Control y Confianza?

“Sí”.

— ¿Cuándo fue el último Examen de Confianza que hizo?

“Hace un año”.

— ¿Hay acciones específicas que Usted pretenda implementar para que se vea la diferencia con relación a lo que no estaba funcionando en la anterior administración de la SSPE?

“Creo que no es tanto que no estaba funcionando, debemos decir ‘diferentes’, aquellas quejas que la ciudadanía decía que se comportaba la Policía, detenciones ilegales, levantones, ahora vamos a tener una mejor vigilancia en la Policía y darle curso a las denuncias o querellas que la gente haga sobre la Policía. Ahora, si yo andaba solo, yo no voy a traer dos corporaciones más conmigo, quizá los abusos disminuyan, esa es mi expectativa, que vayan a disminuir. El establecer programas de coordinación con autoridades y sociedad civil es sumamente importante y algo que pretendo hacer, tengo que involucrar a la sociedad”.

—Da la impresión de que viene más por la relación pública que por los operativos.

“Se van a hacer operativos, obviamente, pero cuando tenga los elementos jurídicos, cuando sepa yo que eso es algo que debemos hacer en ese momento. Pero si no tengo esa relación, también cómo voy a funcionar en los operativos, yo no quiero que se fugue información, sino que estemos todos involucrados en el mismo consejo. Y la relación que debemos tener es que la ciudadanía a veces pues no participa, y si participaba y le cerramos la puerta, pues yo la quiero abrir otra vez”.

— Hay manifestaciones de que Usted es un notario metido a secretario. ¿Cuál es su respuesta a ello? 

“No creo que sea pecado ser notario, por qué no ponen que fui director de la Policía aquí en Tijuana, por qué no dicen que fui director regional de la Policía Fiscal de Ciudad Obregón, eso no lo mencionan. ¿Por qué? Quieren encontrarme alguna deficiencia, pues no sé, creo que experiencia la tengo”.

— ¿Se mantiene el área de Inteligencia en la SSPE?

“Sí, claro, y la vamos a fortalecer más. Definitivamente, y tenemos excelente relación con las áreas de Estados Unidos también”.

— ¿Va a tener más policías? Porque hasta donde tenemos entendido, gran porcentaje está asignado a cuidar funcionarios, incluso a empresarios y muy pocos quedan para recorridos y vigilancia.

“Tenemos un reclutamiento ahorita, cerca de 300 cadetes en la academia”, de cómo serán repartidos, “el número exacto no lo puedo decir, pero un ejemplo, 60 para custodios, hay 30 para ministeriales. Es un aproximado, de acuerdo a obviamente al envío de petición de los municipios”.

— Hablando de penales ¿cuál es su programa?, en los últimos meses ha habido visos de motines aquí en Tijuana, incluso presos se pusieron en huelga de hambre, quejándose de los alimentos que consumen.  

“Sé de ese motín por los alimentos, se corrigió y estamos… le he dado indicaciones a David Luna, que es el encargado subsecretario, que al día me estén pasando reporte de los Ceresos y de las cárceles que hay, que no sea ‘El Hongo’,  el estado en que se encuentren y sobre todo vigilar el ánimo de los que estén internos”.

— ¿Cuántos presos hay en Baja California?  

“Tenemos 11 mil setecientos y algo, de 17 mil que había antes”.

— ¿Va a continuar con la misma empresa proveedora de alimentos?

“Como acabo de entrar, sé que tiene contrato a un año, o un año más, tengo que revisar. Si la calidad de los alimentos es mala y vuelve a suceder esto, tengo que proceder y ver que surta mejor”.

Sosa informó que el más reciente reporte del Centro de Readaptación Social de Tijuana indicó que “está tranquilo, todo va bien, en algunas situaciones que se tiene que hacer un poco más de limpieza en algunas zonas. Y voy a estar yendo a los penales también”.

— ¿Tuvo tiempo de revisar con la gente del Grupo Coordinación, el tema de la eliminación de la secretaria y el fortalecimiento de una fiscalía?

“Desde luego que sé que hay una propuesta de hacer una fiscalía que se incorpore, de acuerdo a los tiempos que sea necesario, yo no veo ningún inconveniente de que se unan, si es para operar mejor y funcionar mejor, pues…”.

— ¿Qué cambió?, porque hace una semana nos dijo que en su experiencia, de haber una secretaría y una procuraduría, que se encargara cada una de un tema.

“Quizás ahí me confundí con el Mando Mixto. Ahora sí a lo concreto, PEP con procuraduría, si unidos nos funciona mejor lo hacemos, pero es una propuesta, tendrá que venir la aportación de los que estemos en ciertos niveles para decir si sería acaso. ¿Qué es lo que va a pasar?, y el secretario de Seguridad puede hacer un subfiscal o comisionado, digo, va a tener las mismas funciones, el nombre puede cambiar pero la actividad es la misma, va a ser el mismo jefe el Ejecutivo.

“Hay algo también que quiero señalar, el descuido fundamental de la Federación es a través de los movimientos que ha habido, cuando era Presidente Felipe Calderón, el titular de Seguridad Pública Federal estaba al nivel del secretario, ahora con Peña Nieto está abajo. Entonces, qué importante es tratar directamente con el Presidente, que tratar con un secretario. El caso es nacional, por eso siento que el apoyo a nivel federal ha disminuido como antes, antes había más apoyo”.

Muchas gracias.


Octubre, segundo mes más violento del año en Tijuana; BC: mil 894 ejecuciones

En Tijuana, durante octubre fueron ejecutadas 181 personas, lo que hasta el momento lo convierte en el segundo mes más violento del año, superado por septiembre, con 214 asesinatos. También el pasado mes fueron ultimadas 17 mujeres. Durante el año se han registrado mil 464 homicidios dolosos.

Entre los hechos que trascendieron durante la semana, destaca el registrado el 28 octubre; Delbert Aran Durán Soberanes, de 31 años de edad, fue ejecutado frente a la funeraria Ebenezer en la Zona Centro,  mientras se velaba a una persona. El reporte del ataque armado llegó a la 1:21 am a la línea de emergencia, por lo que patrullas se trasladaron al lugar, ubicado sobre la calle Séptima. Información revelada a ZETA refiere que la víctima era seguida por sus homicidas, por lo que intentó protegerse en la funeraria cuando fue ultimado de dos tiros de arma calibre 45.  Como resultado de ello, familiares de la persona que estaba siendo velada, se retiraron del sitio.

Foto: Cortesía

En los últimos cinco días de octubre, 27 personas perdieron la vida de manera violenta, la mayoría por disparos de arma de fuego; otros fueron calcinados, desmembrados, encobijados, estranguladores; y otros tantos encontrados en estado putrefacción. Los occisos identificados fueron Jesús Leal Espinoza de 26 años; Francisco Sandoval Delgadillo, Guadalupe Miramontes Lara y Víctor Manuel García Vega “El Chico”, de 39 años; José Macías Maldonado, de 20 años; José de Jesús Martínez Arellano, de 31; Miguel Noriega, de 69; Román Vázquez, de 32; José Armando Martínez, de 19; José Natividad Vázquez Rodríguez, de 49; José Jaime Rodríguez, de 28; Alberto Andrade Guajardo, de 40 -ultimado a bordo de un taxi libre sobre el Libramiento Rosas Magallón, a la altura de la colonia Camino Verde-; y José García Barrera, de 25 años. El resto permanece sin identificar.

Mientras que los primeros dos días de noviembre, seis personas fueron asesinadas. La primera víctima fue identificada como Rogelio Lira Nava, de 46 años, atacado a tiros en la colonia Chamizal. En Villa del Campo, un hombre de entre 30 y 35 años murió por los balazos que le fueron propinados. Un hombre de entre 40 y 45 años, y una mujer de entre 35 y 40, fueron acribillados a tiros en Parajes del Valle. Bernardo Rocha, de 35 años, fue asesinado en El Florido Tercera Sección. Y por último, el cuerpo de un desconocido en estado de putrefacción se localizó en La Mesa. Tenía entre 25 y 30 años de edad.

De esta manera, la cifra de muertes violentas de 2017 hasta el cierre de esta edición, asciende a mil 464 crímenes en Tijuana, 126 en Mexicali, 164 en Ensenada, 96 en Rosarito y 53 en Tecate.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio