Mexicali, superado por robos violentos; incrementan hasta un 25%

Foto: Eduardo Villa
 
Edición Impresa Lunes, 27 Noviembre, 2017 12:00 PM

El primer año de administración de Gustavo Sánchez Vásquez registró un aumento en robos con violencia prácticamente en todas las modalidades -salvo en los bancarios- que va del 10 al 25 por ciento. Diversos factores son atribuidos a este incremento, pero para el CCSP son dos factores principales: las adicciones y la holgada justicia para adolescentes

Un incremento generalizado en robos con violencia se registró durante el primer año de la administración del alcalde Gustavo Sánchez Vásquez en Mexicali, el cual es atribuible -según las propias autoridades- a múltiples factores que van desde los ajustes al interior de la corporación municipal, el incremento en las adicciones y las holgadas penas para adolescentes que han focalizado sus acciones a este delito en particular.

El problema ha sobrepasado la capacidad gubernamental, toda vez que de los 14 mil 327 robos denunciados formalmente en el municipio, solo se han consignado 2 mil 553 personas ante la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), de los cuales mil 954 han sido judicializados.

Es decir  se detiene solo a una séptima parte de los criminales que cometen hurtos, pero cuando logran la captura, los números son un poco más benévolos.

Para atender estos delitos, la PGJE cuenta con una veintena de agentes del Ministerio Público, pero requeriría por lo menos un 50 por ciento más para poder trabajar de forma eficiente, además, que tanto policías municipales como ministeriales se encuentran en déficit operativo, pues necesitan más agentes para cubrir la ciudad.

La procuradora de Justicia, Perla del Socorro Ibarra, reconoce que aunque el homicidio es el crimen de mayor impacto social, el robo en todas sus modalidades representa un problema aún mayor, pues es el que mayor incidencia registra en Baja California.

 

La PGJE identifica como su dolor de cabeza al sector comercial, pues tres cuartas partes de los atracos cometidos son a este sector, y la mitad de ellos se da en contra de sucursales de establecimientos Oxxo, lo cual es delincuencia de muy bajo nivel.

 

El desastroso inicio del año

El director de la Policía, Alonso Ulises Méndez Manuell-Gómez, regresó a Mexicali con el objetivo de contrarrestar la delincuencia. Siendo un funcionario experimentado y con buenas credenciales ante diversos sectores, tomó las riendas de una administración que se parecía poco a la que dejó en 2010.

Alejandro Vázquez Valadez, Presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública en Mexicali

Sin embargo, la falta de equipo, cámaras inoperantes, patrullas, el abandono en muchos sectores, además del estallido social registrado por el incremento a la gasolina y la Ley del Agua, complicó de sobremanera el inicio del año, al grado que, según sus estimaciones, la incidencia delictiva en el tema de robos aumentó en un 50% en los primeros cuatro meses de su gestión.

De hecho, el mes de marzo registró 513 robos con violencia en todas sus modalidades, es decir, 17 atracos diarios, poco menos de uno por hora; fue el mes con más incidencia de la historia de Mexicali.

Sin embargo, las acciones preventivas, el cambio de estrategia, adquisición de equipo y el ajuste en algunas zonas, lograron contrarrestar de manera considerable la tendencia que se mantenía desde los últimos meses de la administración de Jaime Díaz. Hoy se presume que el robo con violencia se encuentra solo un 10% arriba del año pasado.

El subprocurador Fernando Ramírez Amador atribuye la mejoría a la coordinación de las dependencias para poder desarticular 18 bandas dedicadas al robo en todas sus modalidades, una de ellas, quizá la más importante, la de un grupo delictivo apodado “Los Silverados”, que robaba alrededor de 15 automóviles por semana, lo que favoreció al descenso en la incidencia a partir del mes de mayo en ese tema.

Méndez Manuell-Gómez aseveró que una de las medidas más importantes que redujo la incidencia delictiva es la activación de estaciones de Policía más cercanas, tal y como fue la que se abrió en el fraccionamiento Valle de Puebla, lo que de acuerdo con sus estimaciones, redujo los reportes criminales de la zona en un 70%.

Pese a ello se estima que cerrarán el año con 4 mil 100 atracos en Mexicali, lo que representaría la incidencia más alta desde 2014.

 

Comercios, el eterno problema

Desde 2012, Mexicali ha encabezado la lista de robos con violencia a comercio a nivel nacional; solo en 2017 parece que cerrará en el segundo sitio, debido al desproporcionado incremento registrado en Tijuana.

Y es que en el presente año se denunciaron 2 mil 015 atracos a negocios establecidos, y según Ramírez Amador, la mitad de ellos en agravio de las 400 sucursales de Oxxo, lo que significa que en promedio se les asalta entre dos o tres veces por año a cada inmueble.

La cifra sobrepasa la del año pasado, que para octubre contabilizaba mil 610 atracos, cerrando con 2 mil 167, la cual será superada fácilmente. El incremento sería aproximadamente del 25% en ese rubro.

Ramírez Amador y Ulises Méndez coinciden en que es complicado combatir este tipo de delitos, ya que ocurren dentro de las colonias y son los mismos residentes quienes los cometen. Además, indicaron que la mayoría de ellos son de cuantías menores, e incluso se trata de delincuentes que roban dulces y Gansitos, pero que al utilizar un arma de fuego o una punta, se tipifican automáticamente como robos con violencia.

El director de la Policía aseveró que estas acciones no pueden ser atribuidas a “bandas organizadas”, ya que son adictos que perpetran crímenes para obtener una dosis de droga.

El subprocurador dijo que solo un pequeño porcentaje son llevados a cabo por agrupaciones delictivas organizadas, plenamente identificadas, pero debido a que son originarios de otras entidades y solo vienen a Mexicali para cometer el atraco, ha sido difícil dar con ellos.

 

Más robos

Esto no quiere decir que los mexicalenses padezcan el único problema, pues los atracos cometidos en vía pública, casa habitación, de vehículos, entre otros, han registrado un incremento entre el 10 y 12%, cuya constante se mantiene desde 2015.

El director de la Policía Municipal, Alonso Ulises MéndezAlejandro

En robos de vehículo con violencia se reportaron 320 durante 2017, es decir, 10% más que el año anterior, que indicó 288; el atraco a casa habitación pasó de 127 en 2016 a 140 en el presente periodo; y los ocurridos en vía pública van de 845 a 955, es decir, más de 100 crímenes más de este tipo en el periodo que comprende de enero a octubre.

Agregando el apartado de “Otros” -del que no es especifican detalles- y los bancos, este año se contabilizaron 3 mil 659 hurtos violentos, de los más de 19 mil robos cometidos este año.

El presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP) Alejandro Vázquez Valadez, refirió que las cifras no son muy confiables, ya que sus estimaciones indican que en Mexicali la cifra negra rondaría el 35%.

Agregó que estos datos se  judicializan, pero no se capturan.

El subprocurador dio cifras amigables sobre el proceso judicial y la armonía casi total que existe entre el Poder Judicial y la PGJE, pues a diferencia de Tijuana, donde hay severos conflictos por los criterios, en Mexicali la mayoría de los jueces han entendido que otorgar criterios de oportunidad a asaltantes no es benéfico para la ciudadanía.

Aun así, existen excepciones como la de una juez que liberó a dos ladrones debido a que el Ministerio Público no se encontraba en la audiencia; horas después se supo que los fiscales no fueron debidamente notificados.

Ramírez Amador señaló que tienen los mejores resultados de toda la entidad en cuanto a atención a robos, pues más del 90% de los detenidos logran ser vinculados a proceso, además, este año tienen una cifra récord en prisiones preventivas. Sin embargo, por lo menos el 30% de los detenidos por robos reinciden.

Recordó que es sumamente complicado combatir los robos con violencia en menor escala, ya que se dan dentro de las comunidades y un gran porcentaje de las detenciones no es en flagrancia, por lo que deben generar expedientes para solicitar las órdenes de aprehensión.

Vázquez Valadez refirió que si bien no pueden ser organizaciones definidas, existen acuerdos entre integrantes de pandillas e incluso familias que cometen los crímenes.

Han detectado a bandas que operan con sus hijos, quienes mandan mensajes a sus padres para advertir que la casa se quedó sola o que alguna persona realizó un retiro grande de efectivo.

Incluso familias fingen ser propietarias de una casa para vaciarla, lo cual ya es considerado una organización, solo que no definida y estructurada. Ejemplo de ello, lo ocurrido en el robo a la vivienda del senador Víctor Hermosillo, donde los criminales ingresaron y hurtaron un monto aún no definido, ya que el panista no ha rendido su declaración ante la PGJE; como este han ocurrido por lo menos tres robos en zonas residenciales con vigilancia.

Por su parte, Ulises Méndez Manuell-Gómez argumentó que conforme han pasado los meses la estrategia se ha afinado y han presentado mejores resultados contra los criminales, además, han emprendido campañas sociales y de vinculación ciudadana para tener mejores datos sobre las principales afectaciones en las comunidades.

 

Pide CCSP sanciones a adolescentes infractores y adictos

Las  instituciones coincidieron que es urgente atender el tema de los menores, pero el más enérgico fue el Consejo Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP), que a través de Alejandro Vázquez Valadez, presidente en Mexicali, exigió no solo penas más altas, sino sanciones administrativas ejemplares.

Para el empresario, a partir de las reformas a la Ley de Adolescentes, la incidencia delictiva en delitos del fuero común, en específico los robos, aumentaron de forma considerable, por lo que es necesario replantear el tema a nivel federal y reforzar los reglamentos municipales para castigar de una forma más severa.

De acuerdo con sus estimaciones, la intervención de menores en delitos incrementó un 70%, lo que impactó directamente en los crímenes, ya que los adultos que los orillan a cometerlos, saben que por ser menores de edad no pasarán mucho tiempo en prisión y no quedarán marcados con un antecedente penal.

Aunado a que existe el problema de las adicciones a las drogas, que también afecta a los adolescentes, por lo que si no se tienen políticas públicas que combatan las adicciones, difícilmente podrán solucionar este problema que ha crecido cada año como una bola de nieve.

Tanto el titular de la Policía como el subprocurador de la PGJE, coincidieron en este tema y lo posicionaron como uno de los principales en las afectaciones de la incidencia delictiva.

Por su parte, Ulises Méndez afirmó que el 75% de los crímenes en Mexicali son cometidos por adictos, mientras que Ramírez Amador indicó que las áreas del Sector Salud deben intervenir de forma más activa en el tema.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio