Los colegios de los Legionarios, fundados por Marcial Maciel, usaban paraísos fiscales para evadir impuestos

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes
 
Nacional Domingo, 12 Noviembre, 2017 09:31 AM

El religioso mexicano Marcial Maciel Degollado, fundador de la Legión de Cristo, congregación de la iglesia Católica, llegó a ser uno de los sacerdotes predilectos del papa Juan Pablo II. En la década de los 90 del Siglo pasado, creó una red de colegios y universidades privadas.

La investigación mundial realizada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), denominada ‘Papeles del Paraíso’, descubrió que el imperio religioso de Maciel tenía su sede en Roma, Italia -donde está la Vicaría General de los Legionarios-, sin embargo, sus cuentas bancarias se encontraban en paraísos fiscales.

En 1992, en plena expansión de la estructura educativa que Maciel fundó, los Legionarios de Cristo crearon la empresa ‘The Society for Better Education’ y tres años más tarde, la sociedad ‘International Volunteer Services’.

Ambas compañías tenían la misma sede, las Islas Bermudas y el mismo objetivo: transferir recursos al fondo fiduciario ‘Ecyph Limited’, afincado en otro territorio offshore: las Islas Vírgenes Británicas.

Ello ayudó a su imperio educativo a no pagar impuestos. Por ejemplo, en Bermudas, la tasa a las sociedades o empresas es de cero por ciento sobre captación y dividendos, y los fideicomisos también están exentos.

La cuenta por la que fluía el dinero fue abierta en el Citibank, la cual era manejada por rectores y administradores de la red de universidades de la Legión de Cristo. Sin embargo, todo el dinero que pasaba por esa estructura financiera era controlado por Maciel, un esquema secreto, que sólo conocían sus colaboradores más cercanos.

Maciel, quien nació en 1920, en Cotija de la Paz, México y falleció en 2008, en Jacksonville, Florida, Estados Unidos, creó una extensa estructura de paraísos fiscales. Otro ejemplo, en Panamá estableció tres sociedades offshore, que eran sociedades pantalla.

En noviembre del 2006, tras la muerte de Juan Pablo II y el nombraminento de Benedicto XVI, el mexicano Maciel terminó siendo obligado a retirarse del sacerdocio cuando se demostró que había abusado sexualmente de decenas de novicios y que, bajo identidades falsas, había tenido tres hijos con dos mujeres diferentes.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio