Loreto y Gobierno como agencia de colocación

Fotos: Tomada de Internet
 
Cuentahiloz Lunes, 20 Noviembre, 2017 12:00 PM

Al igual que un alma en pena, la Oficial Mayor del Estado, Loreto Quintero Quintero, recorre los pasillos del Gobierno del Estado, luego que entendió -o le hicieron entender por medio de unas encuestas- que tiene pocas, por no decir nulas, posibilidades de ganar popularmente la Senaduría en 2018.

Funcionarios de primer nivel, quienes han estado cerca de los encuentros entre los aspirantes, aseguran que los compañeros del gabinete se entristecieron más que la propia Oficial Mayor. Pues miraban en la aspiración a la candidatura al Senado de Loreto, una muy buena oportunidad, pero para deshacerse de ella.

No es para menos. Informantes aseguran que los titulares de diversas Secretarías reniegan una y otra vez de que, “por instrucciones de la oficial mayor”, se ven obligados a colocar a personas en sus nóminas.

Lo peor, aseguran, es que los colocados por la Oficial Mayor llegan sin la mínima experiencia, cero capacidades para cumplir con los puntos clave para una buena administración. Así, justifican, Loreto lleva los cuatro años de la administración en turno, transformando al gobierno en una agencia de colocación de empleos.

La última que los funcionarios cuentan entre sí, es que el secretario de Educación en el Estado, Miguel Ángel Mendoza, se vio forzado -con todo y la pena- de pedir la intervención del excelentísimo gobernador para que le quitara de su dependencia al contador Armando Carrazco, dada la incapacidad de éste para resolver los problemas o acatar las instrucciones como jefe administrativo.

Para todos -dicen- es claro que si Carrazco sigue en la nómina del Estado, es por obra y gracia de la Oficial Mayor, quien en un inicio lo colocó en su dependencia como subsecretario de Administración. Personal de la propia oficina aseguran que de ese cargo tuvo que ser removido por instrucciones del gobernador y no por eficiente.

Cercanos a quienes viven en el gabinete, saben que Loreto ahora intentará una maniobra peligrosa: que Carrazco se convierta en subsecretario de Planeación y Finanzas en sustitución de cualquiera de los dos actuales, que son quienes realizan la mayor parte del trabajo en la Secretaría que titula Bladimiro Hernández.

El canje de cualquiera de los sub secretarios de Finanzas no tendría mayor explicación que el antojo de Loreto por cambiar a un alto funcionario por uno de tercer pelo.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio