La meta de Martínez: bajar las ejecuciones a dos diarias

Fotos: Agustín Reyes
 
Edición Impresa Lunes, 6 Noviembre, 2017 12:00 PM

Como parte de la estrategia de seguridad en Tijuana, las delegaciones conflictivas ahora tienen dos jefes y dos supervisores, el director en funciones reconoció que con tan pocos agentes, es imposible hablar de zonas blindadas. Dijo que combatirá el narcomenudeo, pero no a los narcotraficantes, de los resultados, reclamó: “No entiendo, detenemos personas, a los actores materiales, pero yo no veo que se dé seguimiento”. Los objetivos como “El Aquiles”, si se los topa, los detendrá

Con 34 años en la corporación, el comandante Mario Martínez Martínez llegó el 2 de octubre de 2017 como encargado de despacho a la Dirección de la Policía Municipal de Tijuana, tras la renuncia del mexicalense Luis Felipe Chan; aseguró que para combatir los homicidios y los delitos patrimoniales, considerados los de mayor incidencia en el municipio, las claves de su éxito serán tener un cuadro de mando que sabe lo que está haciendo, y controlar la situación del narcomenudeo, “con eso voy a lograr controlar los demás delitos en un porcentaje importante.

“A mí me están pidiendo resultados inmediatos, y estas personas que tenemos en el cuadro de mando me lo van a dar”, avances que de acuerdo con Martínez, ya se están dando, “estábamos teniendo alrededor de siete-ocho muertos diarios, ahorita hay tres o cuatro. O sea, mi intención es por lo menos bajarlo a dos muertos por día. Es mi meta, y vamos a hacer todo lo posible por lograrlo”.

La incidencia delictiva empezó a incrementar en mayo de 2015. En aquel tiempo Usted era comandante, también lo fue en los diez meses de gestión del ex director Felipe Chan. ¿Por qué los tijuanenses deberíamos esperar buenos resultados con su llegada a la Dirección de Seguridad, si ha estado en estas etapas?

“Hay decisiones que uno como comandante no podría tomarlas en general. Me hice cargo de dos regiones, de esas dos, logramos reducir determinados delitos y ese tipo de estrategias que yo tomé son las que se están tomando ahorita”.

Como uno de los principales obstáculos para generar resultados, el encargado de despacho refirió la posibilidad que da el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) para que las personas detenidas con droga y armas lleven sus procesos en libertad.

“Creo que está beneficiando únicamente a la gente que se anda portando mal, perjudicando a la comunidad y a nosotros. Sabemos que hay veces que duran más tiempo detenidos en la Estancia Municipal de Infractores, que en un Ministerio Público. Y no es que el Ministerio Público esté haciendo mal su trabajo. Es que yo… no entiendo, detenemos personas, a los actores materiales, pero yo no veo que se dé seguimiento”.

En sus primeras declaraciones en el cargo, dijo que desde el lado policial se puede mejorar la calidad de vida de los tijuanenses. ¿Cómo? 

“Claro. Primeramente es necesario conocer la problemática que tiene la ciudad, y la otra, tener el empeño y la dedicación de hacer las cosas bien”.

¿Cuál es la problemática de Tijuana?

“Es una ciudad compleja, recibimos visitantes de Estados Unidos, del sur, todos los días. El Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) dice que tiene un millón 600 mil habitantes, pero la ciudad tiene alrededor de unos tres millones. En lo particular voy a atacar los homicidios y los delitos patrimoniales, que son los que nos están pegando. Los robos a comercio, de vehículo”.

En Octubre 5.8 asesinatos al día

 

La estrategia: dividir distritos, reforzarlos y contratar 250 elementos

Al referir su plan para reducir la incidencia delictiva, Martínez mencionó de tres acciones:

  1. Reforzar los distritos donde se está dando esta problemática, delegaciones que por su extensión territorial y cantidad de población, es necesario tener dos jefes y dos supervisores, entonces se dividió el de La Presa en dos, el de Los Pinos en dos, y el de San Antonio en dos, para tener mayor capacidad de presencia y de respuesta, en dado caso que se dé una situación”.

2.“Enviar a grupos especiales a las zonas de alta incidencia para apoyar las labores de la fuerza del distrito. En San Antonio de los Buenos mandé exclusivamente al grupo GOP, Grupo Operativo Tijuana, se va a dedicar exclusivamente a los delitos de alto impacto; en Sánchez Taboada le pedí de favor al jefe de Inteligencia y me está apoyando con los grupos operativos; a La Presa mandé a trabajar a los de Tránsito, Peritos, me van a estar ayudando con punto de bloqueo”.

  1. “Requiero de mayor presencia, la ciudad tiene doscientos cuarenta y tantos sectores, por lo menos requiero de una patrulla por sector, entonces, con el plan de trabajo que tiene el señor secretario y el Ayuntamiento por parte del señor alcalde, contratar para el próximo año 500 policías más. En la primera etapa son 250 de enero a junio, y de julio a diciembre otros 250, ya con eso vamos a tener mayor cobertura y presencia, y claro, mayores resultados”.

También hablaron de ir blindando por zonas.

“Es un programa que trae el señor alcalde, el señor secretario, y yo comparto, que es una decisión muy acertada. Los distritos que tienen mayor incidencia y reportes al número 911 son Zona Centro, La Presa, Sánchez Taboada, San Antonio de los Buenos. En ese orden y en ese orden estamos reforzando”.

A finales de agosto asaltaron a mano armada el restaurante La Espadaña, en la zona gastronómica y “segura”. En esas condiciones, ¿se puede hablar de zonas blindadas en la ciudad?

“Hablando sobre esta situación, la Zona Centro se está trabajando en un proceso de sectorización. Anteriormente únicamente solo teníamos un subjefe y un supervisor, ahora se aumentó los recursos humanos y materiales a este Distrito en un 38 por ciento en cuestión de unidades y de personal. En vez de tener un subjefe, tenemos cuatro subjefes supervisando esta área. Entonces, nosotros estamos apostando a inhibir el índice delictivo en un porcentaje importante”.

Pero admitió: “Es imposible hablar de blindaje, deberíamos tener un elemento por comercio, pero no lo tenemos, ninguna ciudad lo tiene…”.

En cuanto al combate específico al robo con violencia, habló de trabajar con objetivos. “Anteriormente, cuando a mí me comisionaron como jefe de Distrito de un lugar, checaba mi índice delictivo, veía qué era lo que me estaba pegando, buscaba quién era el que me estaba pegando en ese asunto, trabajaba con objetivos, los aseguraba, y al asegurarlos a esas tres-cuatro personas me dejaron de pegar y yo podía manipular ese índice delictivo.

“Ahora desafortunadamente aunque ponga ese empeño, esa dedicación, este NSJP no me permite, porque una persona que agarramos con un kilo de ‘cristal’, al otro día sale y al otro me lo matan. Estamos trabajando, estamos dando resultados, pero es complicado”.

¿Cuál es su plan para reducir el robo a comercio?

“Si logro controlar la situación del narcomenudeo, voy a lograr controlar los demás delitos, todo está relacionado con narcomenudeo. Antes la gente robaba porque tenía hambre, ahora roba por robar, o sea, porque no quiere trabajar, porque quiere comprar su droga”.

 

“Barridos” contra narcomenudistas

¿Cómo va a combatir el narcomenudeo?, sobre todo a partir de las complicaciones del NSJP que refiere.

“Con objetivos, vamos a trabajar. La gente que tiene órdenes de aprehensión la vamos a ir a buscar, vamos a dar mayor presencia, nosotros le llamamos barridos, que se tienen que dar en determinadas áreas”.

Sánchez Taboada, Los Pinos, La Presa Rural y La Presa, son las zonas más conflictivas ¿Por qué no han podido controlar la incidencia?

“Por la pugna que hay entre los cuatro grupos que se están peleando la plaza”.

¿Cuáles grupos?

“Cártel Nueva Generación, la gente que está trabajando del lado de La Presa… o sea, hay una pugna entre cuatro bandas, no me gustaría mencionarlas, pero traemos objetivos para detener determinadas personas que nos están haciendo daño. A mí me gusta trabajar con números, si yo detengo una persona que tiene orden de aprehensión y logro que sea vinculada, esta persona me va a dejar de pegar diez-quince veces”.

¿Cuáles serían los objetivos más importante en estas zonas?

“Primeramente atacar el punto donde está la venta de drogas, la detención de estas personas y la de los consumidores, sí. Yo detengo a los consumidores con la intención de que no me los maten… si yo no permito que lleguen estas gentes a comprar la droga, voy a empezar a mermarlos económicamente”.

¿Va a combatir a los narcotraficantes?

“Eh… hay que recordar que hay tres dependencias de gobierno, a nosotros nos compete la prevención. En la cuestión del narcotráfico en general, le compete a la Policía Federal. Y ya estamos trabajando en ello, ahorita estamos teniendo reuniones de trabajo, intercambiando información y coordinándonos, porque la verdad, hablando coloquial o literalmente, si la carreta la jalamos entre todos, está menos pesada. Mi objetivo son las personas que están cometiendo ilícitos en general en la ciudad”.

¿Alfonso Arzate es un objetivo?

“Si nos lo topamos… sí, va a ser detenido”.

¿Y “El Güero Chompas”?

“Eh… los objetivos son los que se están portando mal en la ciudad, esos son mis objetivos. Generalizo”.

Pero los tiene identificados, sabe quiénes están generando la incidencia.

“Así es. Sí, traemos la información. Hay dependencias de gobierno, que tanto es el Estado como la Federación, que le tienen que dar seguimiento; mi trabajo es la prevención, si yo me topo con estas personas, pues voy a proceder en contra de ellas”.

 

 Corrupción a la baja, asegura

Lleva Usted 34 años en la Policía de Tijuana, ¿cuáles son los niveles de corrupción que existen en la corporación en este momento?

“Entré un primero de agosto de 1983 a la Policía, he visto varias etapas en la Policía cómo se ha ido encaminada… yo le puedo decir que la corrupción, comparándola con aquel tiempo a ahorita, se ha reducido en un porcentaje muy importante. Y situaciones anómalas que estamos detectando, inmediatamente procedemos.

“Estoy en contacto con Sindicatura, voy a estar evaluando los distritos semanalmente, distritos donde vea que tenemos el mayor índice de quejas en ese aspecto, se van a estar tomando determinadas decisiones para que no siga ocurriendo. La institución es sana, sí, y quienes no son sanos, están saliendo”.

¿Cuál es su opinión de la depuración policiaca que se dio entre 2008 y 2010?

“Fue correcta, era necesario hacerlo. No había mucha gente que estaba comprometida con la comunidad. Eran necesarias esas acciones que se tomaron”.

Menciona que va a llamar a su gente, a sus policías, a ser honestos y decididos. ¿Cómo va a vigilar que cumplan?

“En el cuadro de mando. Vamos a estar monitoreando con el apoyo de Sindicatura. Platiqué, tuve una entrevista con la de Responsabilidades, y sí le pedí que quiero evaluar los distritos semana con semana. Distritos que tengan números negativos, pues vamos a estar tomando acciones”.

Respecto a las denuncias ciudadanas, ¿Usted sí va o no va?

“Invitamos a la gente a que denuncie cualquier situación anómala para nosotros poder proceder. Ese también va a ser el éxito de nosotros. Claro que vamos”, concluyó.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio