La corrupción es un tema pegajoso, dice “Kiko”

Foto: Jorge Dueñes.- Al Cártel Jalisco “nadie invitó”
 
Zoom Político Lunes, 13 Noviembre, 2017 12:00 PM

Gran parte del discurso del gobernador Francisco “Kiko” Vega de Lamadrid en el desayuno anual que ofreció a mil panistas y trabajadores del gobierno estatal en Tijuana, lo dedicó a defenderse de las críticas en su contra, incluidas las de corrupción.

En su cuarto año de gobierno, el panista enfrenta el descontento social que se ha traducido en protestas, la organización de movimientos sociales y muestras públicas de rechazo hacia la figura del mandatario estatal.

Desde las 8:00 horas del domingo 5 de noviembre, en el hotel Real Inn de Tijuana, llegaron los invitados al desayuno que, desde hace 28 años, organiza el comité directivo del Partido Acción Nacional (PAN) a los gobernadores de este partido en Baja California.

Una hora después arribó Vega de Lamadrid acompañado de su hijo Carlo, a quienes recibieron una comitiva integrada por su asistente personal, Roberto Carlo; el alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastélum “El Patas” y su secretario de Seguridad Pública, Marco Antonio Sotomayor, entre otros panistas.

Empleados de Gobierno y líderes panistas en las colonias coreaban el nombre del gobernador y le pedían fotografías, mientras “Kiko” caminaba hacia su mesa, donde se sentó entre su hijo y la oficial mayor, Loreto Quintero.

José Luis Ovando Patrón, dirigente estatal de Acción Nacional, fue el primero en hablar de lo que calificó como “esfuerzos por hacer creer que el PAN no está haciendo las cosas correctas”, por lo que pidió a los presentes convertirse en portavoces de buenas noticias y defensores de los alcaldes, diputados y líderes blanquiazules.

Al subir al presídium, “Kiko” Vega recordó que su sexenio coincide con tres procesos electorales, “para los que andaban despistados, les estoy dando la pista”.

También habló de cómo “la solución por la escasez de recursos es la asociación público privada y eso ni es ocurrencia y menos capricho del gobernador”.

Luego pasó a las acusaciones de la falta de transparencia y corrupción, las cuales dijo son un recurso “cuando se les acaban los argumentos para el debate”, pero admitió “es un tema pegajoso a nivel nacional”.

Acerca de los incrementos en los índices delictivos en la entidad, dijo: “me preocupa tanto que hasta me quita el sueño”.

Continuó diciendo que en Baja California es “un Estado donde ya tenemos otra organización que nadie invitó”, en referencia al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el cual arribó al poco tiempo de que inició su sexenio.

A pesar de que él mismo abordó las situaciones más problemáticas que enfrente como gobernador, concluyó diciendo “para gobernar y gobernar bien, se requiere tener corazón, quien no gobierna con el corazón mal gobierna y aquí a su servidor nos sobra corazón”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio