Internos denuncian represión y tortura en Cereso de El Hongo


 
Cartaz Lunes, 20 Noviembre, 2017 12:00 PM

Lic. Gerardo Sosa Olachea

Lic. Secretario de Seguridad Pública del Estado de Baja California

Presente.-

 

Por medio de la presente carta, los suscritos, personas privadas de su libertad en el CERESO El Hongo I, en el edificio H-5, venimos a poner de su conocimiento la represión y tortura de la que somos objeto por parte de sus subalternos en este centro carcelario.

Ahora bien, posiblemente a estas alturas Usted ya tenga conocimiento de los acontecimientos que están ocurriendo en este Centro, por lo que es justo que conozca la otra parte de la verdad.

Nosotros hemos estado promoviendo diversos juicios de amparo, entre ellos el 1175/2017 del Jugado Cuarto de Distrito en Materia de Amparo con sede en Tijuana, B.C., el cual se presentó por lo negativa a autorizarnos tener televisión en las estancias, esto como medio de entretenimiento, cultural y educativo, aunado a que es un medio de información. A raíz de este amparo empezamos a tener una serie de represalias, consistentes en revisiones continuas en donde se nos obliga a desnudarnos y mostrar las partes íntimas a los oficiales, argumentando que el Subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario, Lic. Grijalva Limón, expidió los protocolos de revisión de internos 034/2014 y 033/2016 en donde se les autoriza desnudarnos, esto a pesar de ser un acto de tortura y un atentado contra la dignidad humana, ya que así lo ha establecido en las siguientes resoluciones de amparo 73/2017, 568/2017, 592/2017, 595/2017 y 776/2017 del Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Amparo con sede en Tijuana, B.C.

Así las cosas, el día doce de septiembre de dos mil diecisiete, el personal de seguridad del Centro llegó a nuestras estancias y nos despojó de todas nuestras pertenencias, por ejemplo: libros, lápices, plumas, expedientes penales, leyes, jurisprudencias, notificaciones, hilos, chaquiras y demás material que teníamos autorizado; aparte, se nos prohibió subir cosas comestibles que comprábamos en la tienda, también nos quitaron las pocas actividades que teníamos, se nos cambió el día de visita (de domingo a lunes) y se nos redujo el tiempo de la misma, aunado a que se nos prohibió que nuestros familiares nos depositaran material como lo teníamos autorizado y lo tiene autorizado el resto de la población penitenciaria.

Por estos actos promovimos el amparo 1274/2017 del Juzgado Tercero de Distrito en Materia de Amparos con sede en Tijuana, B.C, en donde se nos proporcionó la suspensión definitiva para que nos regresaran nuestras pertenencias y las actividades que nos quitaron, la cual no ha sido cumplida.

El día quince de septiembre de dos mil diecisiete, se apersonó el oficial Erick Germán Avilés Sánchez en cada uno de los pasillos del edificio H-5, y nos informó que a partir de ese momento, la superioridad había determinado imponernos medidas especiales de seguridad, por estar chingando con los amparos; que por eso, nos habían recogido todas nuestras pertenencias y se nos habían quitado las actividades que teníamos. Por estos motivos, se interpuso la queja 912/2017 ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos, los cuales se apersonaron en el Centro para que fuera ratificada.

El día veinticinco de septiembre de dos mil diecisiete expusimos que teníamos temor fundado de que fueran a tomar represalias las autoridades carcelarias por esa queja, represalias que se consumaron el mismo día veinticinco de septiembre por la noche, cuando llega la revisión comandada por el Director López Rosas, Subdirector Fernández Peralta y el Comandante Ismael Ramírez, revisión en donde golpearon a la persona privada de su libertad Roberto Arce Villa, golpiza que se llevó a cabo por no desnudarse y no mostrar sus partes íntimas, ya que decían las autoridades que tenía un lápiz incrustado en el recto, y que teníamos prohibido todo tipo de material con lo que pudiéramos escribir, que ya que no querían que nos siguiéramos quejando, golpiza que realizó en persona el Comandante Ismael Ramírez y en presencia del Director y Subdirector. Esas lesiones que presentó la persona privada de su libertad quedaron asentadas en la queja 912/2017, al igual que las que sufrió la persona privada de su libertad Antonio Morga López. A raíz de estos acontecimientos, se apersonó al edificio H-5, el Director de Centros de Reinserción Social y Adolescentes, David Flores Valenzuela, y nos amenazó que, cuando se resolvieran esos amparos nos iba a desaparecer y nos iba a mandar a un lugar en donde ni nuestros familiares nos iban a encontrar, y el único lugar así es una tumba clandestina, por lo que tememos por nuestra vida, integridad física y emocional. También han sido víctimas de estos abusos nuestros familiares, a los cuales obligan desnudarse para dejarlos entrar al Centro a visitarnos, y si no lo hacen les retiran el pase y no los dejan entrar.

Como usted bien puede advertid hay una represión en contra de nosotros solo por pedir nuestro derecho a la reinserción social. Le comentamos que el día primero de noviembre del año en curso, hubo unas visitas del Poder Judicial al Centro y dichas visitas nos las trajeron al edificio H-5 en donde nos encontramos, ya que las autoridades carcelarias les argumentaron que estábamos en revisión porque habíamos quemado cobijas, lo cual es una mentira, porque desde el día doce de septiembre ya no se nos vendió cerillos, pero sí estábamos en una revisión, y esa aconteció porque no quisimos participar en el espejismo que querían crear, de que todo está bien en el Centro, lo cual es totalmente falso, ya que aquí todavía existe tortura, represión, maltratos, como lo que acontecieron el día ocho de noviembre de dos mil diecisiete, cuando en la revisión general que hubo en el Centro, el Sr. David Flores Valenzuela, el Director Armando López Rosas, el Subdirector Esteban Fernández Peralta y el Comandante Ismael Ramírez, golpearon personalmente a la persona privada de su libertad René Leonardo Lara Castillo, por haber promovido diversos amparos, ente ellos el 1479/2017 del Juzgado Cuarto de Distrito en Materia de Amparo con sede en Tijuana, B.C., en donde se nos proporciona la suspensión de plano para que no se nos torture, no se nos discrimine y se nos proporcionen los ejes de la reinserción social que menciona el artículo 18 constitucional.

Por estos motivos es por lo que pedimos a Usted que pondere la situación y tome cartas en el asunto, ya que a pesar de que el Subsecretario del Sistema Estatal Penitenciario, sabe de estas circunstancias, no ha hecho nada, como no lo hizo el anterior Secretario, Lic. De la Rosa Anaya.

Le rogamos que no permita que se nos siga reprimiendo y torturando queriendo acallar nuestro derecho de expresión de defensa, nuestro derecho a la reinserción social, que este último es el fin de la pena; no permita que personas represora y torturadoras sigan al mando de los centros de reinserción, que actualmente son de represión, ya que tenemos el temor fundado de que el C. David Flores Valenzuela cumpla su amenaza de desaparecernos y enviarnos a un lugar en donde ni nuestros familiares nos va a encontrar, y el único lugar así, es una tumba clandestina.

Le pedimos una disculpa por la manera en que se entera de la presente carta, pero es la única forma que tenemos de asegurar que Usted se entere de esta situación que estamos viviendo, de informarle que la vida de cien personas se encuentra en manos de torturadores y represores, y que tenemos temor fundado de que cuando Usted se entere de la presente a nosotros nos haya pasado algo.

 

Tecate, Baja California, a 15 de noviembre de 2017

 

Atentamente,

Personas privadas de su libertad del CERESO El Hongo I, edificio H-5.

94 firmas al calce

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio