Fallece Totò Riina, “Capo de capos” de la Cosa Nostra; inspiró ‘El Padrino’

Foto: Tomada de Internet / Google Imágenes
 
Destacados Viernes, 17 Noviembre, 2017 09:54 AM

Ciudad de México.- Salvatore “Totò” Riina, alias “La Bestia o “El Capo de capos”, quien fuera el mayor jefe de la Cosa Nostra, la mafia que impera en la isla de Sicilia, en el sur de Italia, y cuyo cumpleaños fue ayer, falleció la madrugada de este viernes, en el área penitenciaria de un hospital de Parma, a los 87 años de edad.

“La Bestia” nació el 16 de noviembre de 1930, en Corleone. Las autoridades italianas creen que que fue el responsable intelectual de más de 150 muertes entre las décadas de los setentas y noventas del Siglo pasado -40 de ellos ejecutados por sus propias manos-, por lo que había sido condenado a 26 cadenas perpetuas.

Totò Riina había sido inducido a un coma porque padecía de cáncer de riñón, una enfermedad cardíaca y el mal de Parkinson. Se encontraba en la cárcel desde 1993, un año después de que en el marco de su “guerra contra el Estado”, mandó a matar a dos jueces antimafia: Giovanni Falcone y Paolo Borsellino.

Estos últimos habían conseguido llevar ante los tribunales a 300 mafiosos durante la década de los ochenta del Siglo pasado, en el famoso “Maxiproceso” de 1986. Lo que obligó a los jueces a vivir el resto de sus días escoltados por guardias de seguridad, medida que no tuvo éxito, ya que 1992 ambos murieron junto a sus guardaespaldas, cuando sus carros explotaron en sendos atentados, en Palermo.

Tras los atentados contra los magistrados, Riina pensó que el Estado negociaría y escribió el ‘Papello’, con 12 condiciones para dejar de matar. Sin embargo, el Estado italiano no cedió a sus exigencias.

Totò Riina fue capturado en el centro de Palermo a bordo de un automóvil, cuando estaba parado en un semáforo de la calle. Iba desarmado y llevaba documentación falsa. Cuando los policías lo detuvieron, dijo: “Se equivocan de hombre”.

Desde la cárcel, donde permaneció 24 años, Riina ordenó que se acabara con la vida de un adolescente de 13 años de edad. El menor había sido secuestrado como una advertencia para que su padre no revelara información sobre la mafia. Fue estrangulado y su cuerpo, disuelto en ácido.

“La Bestia” nació en un humilde hogar de campesinos en la localidad de Corleone, de donde era originario el personaje ficticio de la obra literaria de Mario Gianluigi Puzode, ‘El Padrino’, que después sería llevado al cine en una trilogía por el director estadounidense Francis Ford Coppola.

Con tan sólo 13 años de edad, perdió a su padre y a su hermano, cuando intentaban extraer la pólvora de una bomba de la Segunda Guerra Mundial sin explotar. Seis años después, “La Bestia” fue quien le infligía la muerte a su primera víctima, para ganarse el derecho de entrada a la mafia local. Pero no fue hasta la década de los setentas cuando se hizo con el control de la Cosa Nostra.

Otros de sus crímenes incluyeron el asesinato del presidente de la región siciliana, Piersanti Mattarela, que murió en Palermo en los brazos de su hermano, el actual presidente de Italia, Sergio Mattarella.

Después, tras un discurso del Papa Juan Pablo II, en Sicilia, exigiendo a los mafiosos que se arrepintieran, estallaron bombas en iglesias y la basílica de San Juan en Letrán, sede del Papa en Roma.

También asesinó a varios jueces, así como al general Carlo Alberto Dalla Chiesa, nombrado prefecto de Palermo, junto con su esposa, y el líder del partido comunista siciliano, Pío La Torre. Además hizo estallar varias bombas, atentados en los que murieron al menos 10 civiles.

Y con los mafiosos que colaboraban con la justicia, como Tomasso Buscetta y Salvatore Contorno, aplicó la estrategia de exterminar a sus amigos y parientes “hasta el vigésimo grado, incluidos niños y adolescentes”, tal como “La Bestia” ordenó.

Riina pasó sus días bajo una severo régimen carcelario que en Italia se aplica solo a los mafiosos. Sin embargo, vivía obsesionado en los últimos años con poder morir en su Corleone natal. Amparado en su grave enfermedad pidió su liberación hace algunos meses y el Tribunal Supremo advirtió que tenía “derecho a morir dignamente”, lo que generó un escándalo social, que impidió su salida de la cárcel.

En una conversación interceptada por las autoridades meses atrás, el ex capo siciliano afirmaba que no se arrepentía “de nada”. “Nunca podrán conmigo, aunque me condenen a 3 mil años” de cárcel, añadió. De hecho, la Fiscalía Antimafia italiana seguía considerándolo como el jefe de la Cosa Nostra.

“La piedad ante la muerte no nos hace olvidar lo que fue en vida. Las manos de Riina están manchadas con la sangre de nuestros mejores hombres de Estado y de la sociedad civil. Nunca ha colaborado, pero no pararemos de buscar hasta el final el fondo de la verdad. Nunca”, escribió este viernes en su cuenta de Twitter, Pietro Grasso, presidente del Senado italiano y magistrado que formó parte del grupo antimafia de Falcone.

Las autoridades italianas creen que el sucesor de Salvatore Riina al frente de Cosa Nostra, será Matteo Messina Denaro, alias “Diabolik”, 55 años de edad, padrino de Trapani -grupo de criminales- y considerado el líder mafioso en Sicilia y Europa.

-Con información de BBC, El País, El Mundo.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio