Falla, fallita, fallota


 
Cartaz Lunes, 27 Noviembre, 2017 12:00 PM

Desde que tengo conciencia, aquí en Tijuana he oído, leído y visto en mapas, sobre la famosísima falla de San Andrés, que es extensa en longitud, desde San Francisco, California, hasta Baja California Sur. Es enorme y solo ha habido un temblor, en 1957, en San Francisco, y otro ocurrido en Mexicali, el Domingo de Pascua, en 2010. Aquí en Tijuana, por la mano de Dios o no sé qué, nos hemos salvado de una tragedia como las sucedidas en septiembre, en el centro del país. La naturaleza no ha azotado a estas tierras con un terremoto, tampoco se ha sentido el castigo divino, éste no se ha manifestado como tanto dijo el profeta Jeremías e Isaías, en el Antiguo Testamento. La falla está identificada, pero se encuentra adormecida, descansa como un león y no sabemos cuándo surgirá.

No estamos nada seguros ni preparados, ¡nadie!, y sería dañino y mortal un terremoto de tal magnitud en estas tierras. Nadie sabe si es falla grande, sin consecuencias, o fallota, al grado de abrirse la tierra. Está reconocida desde décadas atrás, aquí en Baja California, y la verdad estamos salvados de tal desastre. También hemos estado favorecidos de no sufrir tornados, ciclones, maremotos ni tifones. A pesar de ello nos quejamos del calor del verano o el frío del invierno, así como de la contaminación. No hay duda, estamos liberados o la mano de Dios es buena con nosotros. Por ello, regocijémonos, por el momento, de que no nos ha pasado nada grave en cuestión de movimientos de tierra en los lugares donde pisamos. No sé qué sea o por qué hemos estados exentos de la amenaza de la falla de San Andrés. Espero se mantenga esta racha de libres de tragedias acá en Tijuana.

 

Atentamente,

Leopoldo Durán Ramírez

Tijuana, B.C.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio