En BC, diferencia entre lo que se presupuestó y ejerció fue 75 % más: IMCO

La entidad tuvo una proporción de ingresos excedentes obtenidos respecto del saldo total de su deuda pública al cierre del 2016, de 0.2 por ciento.
 
Destacados Lunes, 13 Noviembre, 2017 09:37 AM

El Instituto Mexicano para la Competitividad A.C. (IMCO) presentó este lunes el Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IIEG) 2017, que muestra la distancia entre el destino de los recursos asignados en los presupuestos estatales y la manera en que efectivamente se gastó el dinero público durante el ejercicio fiscal.

Baja California se posicionó en el lugar 9 del país, con un cumplimiento promedio de 69.80 por ciento, con datos del cuarto trimestre del 2016. Al cierre de la evaluación del IIEG, agosto 2017, no había información financiera publicada para los ejercicios fiscales 2015 y 2016 para Baja California Sur, señaló el IMCO.

Sin embargo, en el caso de BC, la diferencia entre lo que presupuestó y ejerció es de 75 por ciento más. Asimismo, la entidad tuvo una proporción de ingresos excedentes obtenidos respecto del saldo total de su deuda pública al cierre del 2016, de 0.2 por ciento.

Según el IIEG con los ingresos excedentes obtenidos en 2016 por las entidades federativas se habría podido pagar el 39 por ciento del saldo de la deuda pública estatal. Los gobiernos estatales no solo no gastan en lo que nos dicen que van a gastar, sino que gastan más, señaló el IMCO.

En total, las entidades federativas gastaron 223 mil 726 millones de pesos adicionales a lo presupuestado. Es decir, 14 por ciento más de lo aprobado, cifra que equivale al saldo de la deuda de 26 estados, es decir 212 mil 136 mdp.

En cuanto al gasto en comunicación social, los estados erogaron 5 mil 534 millones de pesos, un 139 por ciento, más de lo presupuestado, cifra mayor al financiamiento público de los partidos políticos en 2017, que es de 4 mil 059 mdp.

En lo que respecta al gasto burocrático -que comprende servicios personales, materiales y suministros y servicios generales-, los estados ejercieron 84 mil 124 millones de pesos, es decir, un 16 por ciento más de lo presupuestado.

Respecto al gasto en infraestructura, los estados ejercieron 10 mil 606 millones de pesos, 9 po ciento menos de lo presupuestado, ello a pesar de que los gobiernos estatales aprobaron para este rubro 113 mil 777 mdp, pero terminaron gastando 103 mil 171 mdp.

En cuanto a la deuda, las entidades federativas contrataron 20 mil 186 millones de pesos de deuda adicional a la estimada. Es decir, 86 por ciento adicional, cifra equivalente al presupuesto de Morelos en 2016, que fue de 20 mil 492 mdp.

Los recursos públicos se clasifican en ingresos, egresos y deuda, recordó el IMCO. Ante ello, los estados “presentan un desorden financiero en cada uno de estos tipos de recursos. Subestiman los ingresos, gastan más de lo presupuestado y se endeudan más de lo planeado. Lo anterior, refleja una mala planeación y falta de control de las finanzas públicas estatales”, señaló.

En el rubro de ingresos, los estados recaudaron 251 mil 460 millones de pesos adicionales. Es decir, 15 por ciento más de lo estimado. Para obtener estas cifras el IMCO se apoyó con datos de cuentas públicas e información financiera al cuarto trimestre de 2016 de las entidades federativas, publicadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

“Los criterios de distribución de los ingresos excedentes son poco claros o inexistentes. A pesar de que la Ley de Disciplina Financiera establece candados para el destino de los ingresos excedentes, éstos solo son aplicables a 11 entidades federativas”, señaló el IMCO.

Los ingresos adicionales o excedentes obtenidos en 2016, por las entidades federativas, equivalen al 49 por ciento del saldo de la deuda pública estatal, de 515 mil 089 millones de pesos. “Con sus propios ingresos excedentes, 10 estados de la República hubieran podido pagar su deuda”, aseveró el IMCO.

En el IIEG, los gobiernos estatales tuvieron un cumplimiento promedio de 58 por ciento. Tabasco con 86 por ciento; Campeche, con 83; y Puebla, con 81, presentaron el mayor cumplimiento. Mientras que el Estado de México, con 38 por ciento; Baja California Sur, con 25, y Guerrero, con 14, fueron las entidades que menos cumplieron.

Con datos hasta el cuarto trimestre del 2016, el IIEG encontró que Guerrero presupuestó 4 mil 176 millones de pesos y ejerció 8 mil 642 mdp, es decir, 107 por ciento más. Asimismo, tuvo una proporción de ingresos excedentes obtenidos respecto del saldo total de su deuda pública de 5.9 por ciento. Con ello hubiera podido pagar su deuda pública, pero no lo hizo.

El IMCO enfatizó que faltan controles de calidad de la información financiera reportada para transparentar el ejercicio del gasto a nivel estatal. Por ello propuso que los congresos no aprueben presupuestos “irreales”.

Además, pidió que los gobiernos estatales publiquen “en tiempo y forma” su información financiera, así como sancionar las variaciones “injustificadas” entre el presupuesto aprobado y el monto del gasto.

También propuso eliminar la “discrecionalidad” con la que los estados pueden disponer de los ingresos excedentes, y eliminar el uso de efectivo en las administraciones estatales con el propósito de dar mayor seguimiento y veracidad a la información reportada.

Asimismo exigió impulsar auditorías en tiempo real, para detectar irregularidades al momento de la ejecución de los recursos públicos. Así como fortalecer las sanciones de la Ley General de Contabilidad Gubernamental.

Por último, enfatizó que el IMCO no valida la información financiera reportada por las entidades federativas, debido a que cada entidad es responsable de la veracidad de la información. “En el caso específico de Veracruz: Moody’s y Fitch Ratings han denunciado la poca credibilidad de la información financiera del estado para el año 2016.”, señaló.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio