Un policía es la víctima 37 en Juchitán; total de muertos asciende a 65 tras sismo


 
Nacional Sábado, 9 Septiembre, 2017 12:21 PM

En el centro de Juchitán, los restos de muros de ladrillos y tejas de barro llenaban las calles mientras las familias arrastraban colchones a las veredas para pasar su segunda noche de angustia al aire libre. Algunos acababan de quedarse sin hogar, mientras que otros temían que nuevas réplicas pudieran derruir sus agrietadas casas de adobe.

Integrantes de distintos cuerpos de rescate pertenecientes a la Marina, Protección Civil, Policía Federal y el grupo ORAM de Oaxaca, trabajaron en la búsqueda del policía municipal Juan Jiménez, quien fue sepultado por el área de dormitorios del palacio municipal de Juchitán de Zaragoza.

Juchitán de Zaragoza/Ciudad de México, 9 de septiembre (SinEmbargo/Agencias).- Han pasado casi 48 horas del terremoto que sacudió el centro y sur de México, y rescatistas hallaron el cuerpo del policía Juan Jiménez, la víctima 65 del sismo en Juchitán, Oaxaca.

“Tenemos la esperanza de que lo encuentren con vida”, dijo horas antes Margarita Jiménez, hermana del agente público que el pasado jueves, al filo de la medianoche, quedó sepultado en el edificio del Palacio Municipal de Juchitán de Zaragoza.

Este municipio del estado de Oaxaca reporta ya 37 víctimas mortales. En todo el estado suman 46 muertos, mientras que en Tabasco la cifra se mantiene en cuatro.

El Gobierno de Chiapas informó este sábado que subió a 15 el número de muertos en la entidad tras el sismo de 8.2, el mayor desde 1932, por lo que suman 65 las víctimas en el país.

En una actualización de las cifras preliminares de daños, el Gobernador de Chiapas, Manuel Velasco, detalló que aproximadamente hay millón de afectados en el estado, mientras que la cantidad de casas con algún tipo de afectación subió a 5 mil 117 y más de mil con daño total.

En Juchitán, el epicentro de la tragedia por el número de muertes, frente las ruinas y acompañada de su cuñada y su madre, Margarita llora desconsoladamente, presa de los nervios al saber que los rescatistas hallaron a Juan sin vida.

Antes de recibir la noticia, Margarita aseguró que llamaba a su hermano y “sí entra la llamada al teléfono, pero no contesta. Mi hermana le marcó hoy y sí entró”.

Juan tenía 36 años y tres hijos, y empezó a trabajar en la Policía Municipal en Juchitán de Zaragoza hace 16 años.

El jueves en la noche hacía guardia en el edificio municipal, que se vino abajo parcialmente y es hoy un ejemplo del monstruoso impacto de este sismo en varios estados del país.

“Han sacado bastante ruinas, pero queda una parte en la que pueda estar”, explicaba la hermana.

Frente al edificio, la familia escuchaba hoy cómo los especialistas en rescate de la Marina les pedían estar en calma pese “al momento de desesperación”.

“Nos dicen que tengamos paciencia, que no quieren levantar el escombro así de rápido, porque se le puede caer encima”, señaló la hermana.

Un policía experto en rescates explicó a la.agencia española EFE, que el proceso de remoción de escombros y búsqueda de personas se hace muy cuidadosamente para evitar posibles daños.

Después de un primer análisis, una excavadora se encarga de quitar los primeros restos de la estructura, y cuando se halla un espacio entre escombros donde podría haber alguien, se envía un perro para que detecte si hay gente, viva o muerta.

De no encontrar nada, se prosigue otra vez con la excavadora hasta hallar el siguiente indicio.

De esta manera fue como este viernes encontraron una persona con vida entre las ruinas del Palacio Municipal, agregó.

“Todos estamos colapsados, tanto nuestras viviendas como nuestras personas”, dijo Rosa Elba Ortiz Santiago, de 43 años, sentada con su hijo adolescente y más de una docena de vecinos que habían juntado varias sillas. “Acostumbrados estamos a los temblores, pero no a esta magnitud”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio