Seguridad Pública, un desastre en Ensenada

Fotos: Enrique Botello
 
Edición Impresa Lunes, 11 Septiembre, 2017 12:00 PM

La percepción generalizada de inseguridad en toda la ciudad obliga a funcionarios que asisten a eventos a protegerse con fuerzas federales, desde empresarios hasta empleados elevan su queja por el azote del crimen a viviendas y centros de trabajo; el robo de autos está imparable. Ejecuciones, persecuciones y ataques armados, suceden a plena luz del día con pocos o ningún detenido

En plena crisis de inseguridad en Ensenada y en Baja California, las autoridades recurren a la fuerza policiaca federal, municipal y Gendarmería para proteger la seguridad de funcionarios públicos en eventos sociales en el Valle de Guadalupe.

El sábado 2 de septiembre, durante un concierto en la Ruta del Vino se presentó la cantante colombiana Margarita la Diosa de la Cumbia. En el evento estuvieron funcionarios públicos, entre ellos el presidente municipal de Tijuana, Juan Manuel Gastélum Buenrostro.

Pero mientras el grueso de las fuerzas policiacas se concentraba en el gran evento artístico, por otro lado, en la ciudad hubo varias disputas armadas.

Eran casi las dos de tarde cuando una pareja llegó a la sala de emergencia de la Clínica 8 Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), ambos lesionados por arma de fuego.

Calle Delante

Según el reporte, fueron atacados a balazos en el interior de un estacionamiento en la calle Segunda y Reforma, a bordo de un vehículo Volkswagen Jetta color gris. Al llegar la Policía Ministerial, encontraron un arma en el suelo, debajo del automóvil.

Horas más tarde, a las dos de la mañana, cuando el convoy aún se encontraba en el Valle de Guadalupe, conductores denunciaron a un hombre sobre la calles Reforma y Diamante del fraccionamiento Granados, quien mientras conducía, realizó al menos cinco detonaciones sin un objetivo fijo, paralizando el tráfico. No hubo detenidos en ninguno de los dos incidentes.

Para el sector empresarial, los hechos violentos son un problema imparable que está afectando directamente la economía.

Por un lado, la alerta que lanzó el gobierno de Estados Unidos para que los ciudadanos de ese país no visiten el puerto fue un duro golpe que impactó en los ingresos del sector turístico, y por otro, los asaltos a mano armada y con violencia se han convertido en una seria amenaza.

 

A los ladrones “les vale”: Consulten

El miércoles 30 de agosto, unos ladrones se llevaron más de 400 mil pesos en mercancía de una tienda de ropa en la Zona Centro y, aunque fueron detenidos a unos siete kilómetros del negocio, en calle Delante, no hay certeza de que los oficiales hayan recuperado la totalidad de lo robado.

El titular del Consejo Consultivo Económico de Ensenada (Consulten), Carlos Ibarra Aguiar, sostuvo que la delincuencia ha obligado a empresarios a contratar seguridad privada, colocar cámaras en sus casas y negocios, reforzar seguros en las puertas, entre otras medidas; en suma, “nos hemos vuelto presos de nuestros propios espacios, poniendo rejas alrededor. Vemos dañado nuestro patrimonio en oficinas del primer cuadro de la ciudad. Y lo peor es que cada vez más entran mientras están los trabajadores dentro del establecimiento”, lamentó.

Alcance a ladrones en la misma calle Delante

Los criminales se meten a las viviendas en la madrugada, violan candados y “les valen un comino” las cámaras de seguridad, criticó el dirigente, evidentemente harto de los robos diarios.

Entre las medidas básicas que se tomaron está la de cambiar o colocar cerraduras y/o candados, cambiar puertas o ventanas y colocar rejas o bardas. Sin embargo, cada vez es más común el uso de alarmas y sistemas de alto voltaje.

Representantes de la Iniciativa Privada se dicen preocupados por los índices delictivos en general, en particular por los últimos delitos de alto impacto ocurridos esta semana, como el asesinato de una persona a plena luz del día en Valle Dorado, asalto a ciclistas en la carretera a Ojos Negros y robo a mano armada en negocios.

El presidente municipal, Marco Novelo Osuna, asegura que está bajando el índice de robos, sin embargo, “vemos en redes sociales, entre nuestros familiares y amigos, que el robo no ha parado, al contrario: se ha incrementado”, ha declarado.

“Consideramos que el alcalde está mal asesorado en esta línea tan delicada como lo es la seguridad pública, principal responsabilidad de los gobiernos”, criticó el presidente de Consulten.

Por su parte, la comisión de seguridad del Consejo Coordinador Empresarial de Ensenada (CCEE) sostuvo reunión con el alcalde y el director de Seguridad Pública, Emilio Camarena Castillo, donde acordaron dar seguimiento mensual a una serie de puntos propuestos, pero han incumplido la promesa.

“Como representante empresarial exigimos a las autoridades de  Seguridad Pública que ya se dejen de tanto ‘vamos a hacer’ y se concreten acciones específicas, ya que vivir en la zozobra es complicado, es un estrés salir de tu casa y ya no sabes si al regresar estarán tus cosas ahí”, concluyó.

Según la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública 2016, elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el gasto de los hogares en medidas para protegerse de la delincuencia en 2015 tuvo un incremento de 17.7 por ciento respecto al estimado en 2014, y si se considera que en 2017 se han alcanzado cifras históricas de robo, es probable que ya haya llegado a un 40%.

 

“Absurdo” gastar tanto en seguridad

En julio, un vecino de la colonia Morelos estaba durmiendo cuando en la sala de su casa pudo ver a un hombre que sustraía sus pertenencias; entonces sacó su teléfono celular y comenzó a grabar al delincuente, quien llevaba una bolsa en la mano.

Sin temor a un ataque, el propietario lo enfrentó mientras que el intruso salió huyendo;  a pesar de que lo identificó como un vecino, policías municipales lamentaron no poder ayudar, ya que el video no era prueba suficiente.

“No hicieron nada, ahora solo nos queda cuidarnos nosotros mismos de los vecinos”, compartió el hombre mayor.

297 millones 681 mil pesos destina el Ayuntamiento en materia de seguridad pública, pero la poca capacitación en los agentes municipales provoca que un 40% de los imputados queden en libertad por falta de elementos acusatorios.

El regidor Jorge Emilio Martínez Villardaga propuso la implementación de la Unidad de Coordinación del Sistema de Justicia Penal Acusatorio, de la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Ensenada, Baja California, para elevar la eficacia en la prestación de este servicio.

“Es claro que hay un evidente el desconocimiento del Nuevo Sistema de Justicia Acusatorio”, indicó el edil, surgido del Partido Verde Ecologista de México.

Justificó que el 81% de la población ensenadense desconoce la existencia del Sistema de Juicio Penal Acusatorio, de acuerdo a estudios y análisis estadísticos realizados a nivel municipal en diferentes puntos de la ciudad, el 92% reveló que las autoridades no han generado difusión informativa respecto a la implementación del sistema, obteniendo un 74% de opiniones negativas respecto a la situación actual.

“La falta de confianza en las instituciones de seguridad pública por parte de la ciudadanía, limita el acceso a la justicia dejando delitos impunes, ya sea porque las víctimas no denuncian o porque aun denunciando ante las autoridades, en muchos de los casos no procede correctamente la detención preventiva por parte de los operadores, ya que los elementos policiales que actúan como primer respondiente no tienen la capacitación suficiente para realizar esa función, es por eso que el regidor Jorge Emilio busca hacer adecuaciones en la normatividad para dar cumplimiento a esta disposición y así generar el bienestar de la población haciendo valer sus derechos. Existe una problemática que afecta la paz y seguridad”, agregó.

 

Agobian homicidios y tiroteos

En una semana, en el puerto se registraron cinco homicidios, pero en un recuento anual hay un conteo oficial por parte de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) de 128 asesinatos, sin contar tres colaterales, la mayoría de los decesos están relacionados con el narcotráfico, por lo que no hay más de cinco detenidos en lo que va del año.

En julio, Ensenada elevó su posición como la tercera ciudad de Baja California en materia de inseguridad, rebasando así a Tecate y a Playas de Rosarito.

Otro robo que consternó a la ciudadanía se suscitó el 1 de septiembre en la madrugada, cuando cuatro hombres armados y encapuchados ingresaron por un boquete que hicieron en un techo de lámina y pared de concreto a un supermercado Soriana en Calle Delante y Libramiento de la unidad Costa Bella, dejando amarrados a un empleado y dos guardias de seguridad.

Una vez dentro, sustrajeron dinero de las cajas y aprovecharon para llevarse un cajero automático. No hubo detenidos por este hecho.

 

Se roban 7.5 vehículos diarios

Hasta julio se tenían reportados mil 574 automóviles sustraídos, en promedio se roban 225 unidades cada mes, y hasta el mismo mes, pero de 2016, iban apenas mil vehículos sustraídos.

El dirigente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública (CCSP), Faisal Díaz Nassif, contrastó los números de delitos cometidos en 2017 y alegó que este año es el más inseguro para Ensenada.

Hasta julio había mil 005 delitos denunciados ante el Ministerio Público, de acuerdo con el comportamiento delictivo que maneja el organismo.  En el caso de Tijuana van 3 mil 972 delitos, Mexicali reporta 3 mil 255, Tecate 276 y Playas de Rosarito 220.

Los robos que se cometen con mayor frecuencia desde San Quintín hasta La Misión, y que no dejan descansar a los ciudadanos, son los de vehículo.

El Consejo Ciudadano colocó una alerta “roja” al robo vehicular que los gobiernos deben atender con urgencia en Ensenada, pero también los problemas de robo a comercio con o sin violencia y robos en la vía pública.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio