Maravillosa tecnología


 
Cartaz Lunes, 4 Septiembre, 2017 12:00 PM

En mi adolescencia, cuando cursaba el primer año de preparatoria (hace casi 50 años), nuestro profesor de matemáticas nos mostró una pequeña calculadora electrónica de reciente adquisición. Todos quedamos admirados y fascinados por este gran invento tecnológico. Hoy, con el correr de los años y los gigantescos avances en tecnología y ciencia, todo pasa a ser obsoleto en cuestión de años o meses.

Todo ello sucede en el mundo actual de las redes sociales y las comunicaciones que nos permiten tener acceso a transmisiones en vivo; hacer contacto con personas que queramos y que están lejos, incluyendo la posibilidad de tener una video-llamada; tener acceso a noticias del mundo casi al instante. Además, podemos estar al día con lo último de la ciencia y la tecnología. Disponemos también de algo así como una gran biblioteca y videoteca para obtener mayores conocimientos de todas las ramas del saber, y pensar que todavía hace treinta o cuarenta años los estudiantes íbamos a las bibliotecas (sobre todo en días de exámenes) para consultar o adquirir libros o enciclopedias. Antes había una mayor lectura de revistas y periódicos y las librerías contaban con un gran número de clientes y visitantes. Oficinas de correos y telégrafos con muchísimo trabajo y tantísimos cambios más. De verdad, le doy gracias a Dios por el extraordinario progreso de los medios de comunicación y las redes sociales; de los hombres y mujeres que participan en su desarrollo con nuevos inventos y descubrimientos.

Por otro lado, debo hacer notar que desafortunadamente el uso inmoderado de las redes sociales ha generado problemas, pues se prestan para el chisme, la calumnia y toda una sarta de mentiras que son subidas a la red por personas que muchas veces no dan su verdadero nombre y no publican su foto. Así, cualquier cobarde se siente “valiente”.

También creo que con un poquito de disciplina podríamos adquirir el hábito de no usar ningún aparato electrónico a la hora de las comidas en familia. Además, mucho se nos recomienda estar alertas con los niños y adolescentes que usan este tipo de tecnología, porque la pornografía infantil y la trata de personas están a la orden del día.

Vemos también que las redes sociales se encuentran atestadas de ataques y calumnias contra la Iglesia católica, parece que hoy más que nunca la atacan con mucho odio y mucha saña, como si el tiempo para acabar con la Iglesia se les estuviera acabando. Pobrecitas personas, han de sufrir mucho.

Querido lector, quise compartir contigo un poco de los pros y los contras de las redes sociales y los medios de comunicación. También quiero expresarte que, con todo respeto, estoy en desacuerdo con las personas que afirman que las redes sociales (antes fue la televisión) son cosa del demonio. Más bien, creo que todo depende del uso que cada persona le quiera dar, sea para bien o para mal. Yo ya me decidí a darles uso para bien, ¿y tú, mi estimado lector, por cuál te decides? Recordemos el refrán popular: “Ni tanto que queme al santo, ni tanto que no lo alumbre”.

P.D. Imaginemos cómo serán de maravillosas las redes sociales y las comunicaciones dentro de 20 años. Que todo sea para bien y para gloria de Dios. ¡Ah! y recordemos, todo con moderación, ¿ok?

 

Eduardo Velarde Vázquez
Correo: eduardovpresencia@gmail.com

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio