La vergüenza que pasó el góber se la debemos a este hombre


 
Cuentahiloz Lunes, 4 Septiembre, 2017 12:00 PM

No hay mucho qué pensar ni qué explicar al equipo del gobernador de Baja California, Francisco Arturo Vega de Lamadrid, y, obvio, a él: simplemente se les olvidó entregar -y elaborar- su Cuarto Informe de Gobierno.

Es más, al cierre de esta edición, el mentado informe que no fue entregado en tiempo ante el Congreso del Estado, sigue sin estar listo. Olvidaron por completo que una reforma propuesta por el propio gobernador en 2014 le exigía constitucionalmente otorgar los documentos en el inicio de sesiones del Congreso, es decir, el 1 de agosto.

Incluso el propio “Kiko” tuvo que pedir audiencia a mediados de agosto para hablar con el diputado priista Benjamín Gómez, presidente de la mesa directiva del Congreso local, para intentar acordar una nueva fecha para la entrega oficial, cosa que no se le concedió del todo, pues nunca pasó ante el pleno ni se votó en la Junta de Coordinación Política.

Con qué cara tuvo que ir el mandatario a excusarse ante un diputado de oposición por el olvido de todo su querido equipo. Hay fotos.

El caso es que al interior del gabinete estatal, saben que el responsable es un empleado de medio pelo que excusa tras excusa no ha podido entregar el Cuarto Informe de Gobierno. Se trata de Rubén Darío Orihuela Gavarain, nombrado recientemente director del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado (Coplade), encargado de integrar y finalizar el tan anhelado documento que contiene el estado que guarda Baja California.

A los bajacalifornianos les cuesta mensualmente más de 60 mil pesos mantener el sueldo de este señor que, además de ser un adulador del PAN, su verdadero mérito es ser uno de los pocos protegidos del secretario de Planeación de Finanzas y ex contralor, Bladimiro Hernández. Bonita cosa.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio