“La Sirenita” revive con la magia de Disney y Broadway

Fotos: Internet/Un musical que no pueden perderse
 
Espectáculoz Viernes, 22 Septiembre, 2017 12:05 PM

Del clásico cuento de Hans Christian Anderson a la adaptación que Disney primero hizo para el cine y después para el teatro de Broadway, “La Sirenita” es el musical que hasta el domingo 24 de septiembre se estará presentando en el Teatro Civic, gracias a Broadway San Diego.

Hay que enfatizar qué tan extraordinaria es esta obra desde los aspectos técnicos como la escenografía, la iluminación, el maquillaje y el vestuario, además de las insuperables actuaciones sobre todo de Eric Kunze como el “Príncipe Eric”, Melvin Abston como “Sebastián”, Diana Huey y esa extraordinaria voz con la que encarna a “Ariel” y, por supuesto, Jennifer Allen que hace suya a una villana tan icónica como “Úrsula”.

A esto le sumamos la célebre música de Allen Menken y la dirección de Glenn Casale para compartir con el público una “Sirenita” fiel a la historia ya conocida, pero con ese toque mágico que solo el binomio Disney-Broadway es capaz de lograr. Esfuerzo se dice fácil, pero que representa una gran atención a detalle, tal como explicó a ZETA  

Rachel Mairena, supervisora de vestuario de “La Sirenita”.

¿Qué cantidad de vestuario manejan para poder llevar esta historia a escena?

“Mucho. Los vestidos realmente tenemos alrededor de 50, incluyendo a todos los personajes, pero piensa en los guantes y todas las cosas pequeñas, de esas fácilmente tenemos más de cien objetos, además de los zapatos y los objetos solo diseñados para el espectáculo, como las colas de las sirenas, todo lo que usan las chicas que vuelan tiene que ser especialmente preparado. Pero todo funciona cuando ves la magia del espectáculo”.

Tienen la iluminación, la música maravillosa y muchos trucos, por ejemplo, para simular que las sirenas nadan. ¿Eso es un reto con respecto al vestuario?

“No, en realidad no, porque pienso que las cosas se diseñaron para facilitarnos todo y hacer que el ambiente de ‘La Sirenita’ cobre vida, entonces no puedo decir que es un reto, pero definitivamente sí tengo que ver que todo se haga, constantemente hacemos reparaciones, las faldas son muy largas y siempre las pisan, hay que limpiar todo y coser lo que esté roto, pero es parte del mantenimiento”.

 

¿Y cómo es viajar con todo este equipo?

“Esta es mi cuarta gira, entonces ya estoy muy acostumbrada, viajamos con nuestras máquinas, todos los disfraces están bien protegidos en su góndola y es una locura, a veces somos como un circo”.

¿Cómo te involucraste con el vestuario para el teatro?

“Siempre supe que quería hacer vestuario, pero estudié la licenciatura en Diseño de Modas porque sabía que quería aprender a construir cosas, y de ahí hice una pasantía en un teatro regional en Texas y trabajé como freelance hasta que alguien que estaba en gira me jaló a esto, y así entré en este puesto específicamente de gerente de vestuario”.

El vestuario es parte de la magia de todo espectáculo y tu labor así lo demuestra con “La Sirenita”.

“En verdad hacemos que la magia suceda, porque hay mucho caos tras bambalinas, pero la gente nunca lo ve, y es divertido; es una locura, pero es muy divertido”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio