La amenaza cumplida de “El Babay”

Foto: Cortesía.- Autoridades desesperadas por frenar la violencia, en un día agredieron a tres familias de servidores públicos, dos ellos murieron ejecutados.
 
Destacadas BCS Martes, 5 Septiembre, 2017 12:00 PM

Dieciocho muertos en cinco días entre La Paz, Los Cabos y Comondú, fue la reacción de Abraham Cervantes Escareaga tras la ejecución de su abogado y ex subprocurador de la PGJE, Carlos Palos Arocha. En una narcomanta, el delincuente detenido amenaza a su rival, al que identifica como “René 00”

“De quien haya sido la amenaza, fue un aviso que mucho echaron en saco roto, el resultado fue de 18 muertos en cinco días, en algunos casos fueron eventos sincronizados, dejando resultados devastadores de hasta nueve muertos en dos horas. Hay líneas de investigación que apuntan a la misma gente de ‘El Babay’, otras al ‘00’, pero no descartamos que el mismo Cártel de Sinaloa haya operado este terrible escenario que se nos plantea”, lamentó un agente del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública de Baja California Sur.

Literalmente fue una masacre la que se vivió en La Paz, Los Cabos y Comondú, después de que presuntamente se hiciera presente Abraham Cervantes Escareaga “El Babay” ex líder de plaza de Cabo San Lucas, detenido el 19 de junio en dicha delegación del municipio de Los Cabos; el líder criminal supuestamente expuso que cobraría venganza contra su “compadre” y “amigo”, a quien denomina “René 00”, e hizo alusión a que están tomando su territorio:

“Estoy encerrado pero no estoy muerto, me cobraron muchos millones y me dejaron, siguen uds mps y tu rene 00 voy contra ti porque me estas matando mi gente y quieres quitarme la plaza de los cabos correra sangre en baja sur, te declaro la guerra rene 00 Atte. Tu ex compadre El Babay”, se alcanza a leer en la narcomanta colocada en el Jardín de Niños “Marcelo Rubio”.

Un claro rompimiento para las autoridades de los tres órdenes de gobierno fue el homicidio del ex subprocurador de Averiguaciones Previas de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) y abogado de “El Babay”, Carlos Palos Arocha, ejecutado en La Paz el 23 de agosto a las afueras de su despacho jurídico.

La PGJE identificó las actividades de Palos Arocha, vinculándolo a la delincuencia organizada, principal línea de investigación.

“Desde el 30 de octubre de 2015 fue separado de su encargo, desde esa fecha ejercía la función de abogado postulante en asuntos de delitos contra la salud y portación de armas de fuego, de la carpeta que se inició y en las líneas de investigación que aparecen, es posible afirmar que las armas que se usaron, no guardan relación con otros eventos”, aseveró Erasmo Palemón Alamilla Villeda, procurador general de Justicia en el Estado.

Con la serie de asesinatos registrados la última semana desde la parte media al sur de Baja California Sur, queda claro que la disputa entre dos células del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y una de Cártel de Sinaloa, aunque no se ha determinado qué grupo ha desatado la masacre, las pruebas de balística ya tienen resultados y uno contundente es que las armas utilizadas en los últimos casos son nuevas en la entidad, es decir, ha habido ingreso al Estado por algún punto y debe trabajarse en ello. Pero también se sabe que el armamento ha sido utilizado en otra entidad federativa, lo cual ya está en revisión.

Prácticamente fueron fusilados dos hombres al caminar por la calle “O”, del Fraccionamiento Villa Bonita de San José del Cabo.

“El registro de huella balística nos permite conocer qué armas intervienen y qué lugares, y las armas constantemente se mueven de un lugar a otro, inclusive hay una que ya nos dio un máximo nacional, es decir, se ocupó en otros Estado de la República y ahora se ocupó en Baja California Sur, esto quiere decir que las armas viajan constantemente y sin duda será objeto de una revisión más exhaustiva”, relató Alamilla Villeda.

Apenas el pasado fin de semana, y de acuerdo a las investigaciones de ZETA, las familias de dos comandantes, así como dos servidores públicos en funciones y su familia, sufrieron atentados en su contra.

“Hay muchas carpetas de investigación que tenemos con líneas directas, muy consistentes y todas se están investigando. Ya hemos tenido estas afectaciones al personal y su familia, y sin duda deben ser objeto de una investigación para que la propia familia y la ciudadanía en general están satisfechos de los resultados”, citó el funcionario.

Ante los hechos recientes, uno de los grupos criminales exhibió tres narcomantas en La Paz, las cuales fueron colgadas en el cerco perimetral de panteón Jardines del Recuerdo, Puente Forjadores, frente a la plaza comercial Soriana La Paz y Puente Forjadores frente a la colonia 8 de Octubre; los mensajes fueron retirados de la vía pública por personal del Mando Mixto.

“Asemos culpable a la marina de toda la ola de muertes que a avido en el estado asi como asesinaron al procurador Carlos palos alocha ya que andan trabajando asiendo limpia y como asesinos a sueldo a la orden de Jaime acosta lopez y David payan gonzalez alias Colores”, refería uno de los escritos.

“Es obvio que el grupo de Jalisco que puso estas tres mantas, desde luego que se siente perseguido por la Marina, es una señal que ya los traen de cerca. En el caso de los personajes de Sinaloa a los que hacen alusión, por supuesto que es la batalla que se está librando y que tiene mucha sangre en la última semana”, explicó un agente de la Policía Ministerial.

La desesperación por no calentar la plaza llevó a deslindarse, pero hasta cierto punto la pugna entre bandas rivales continúa y el cese al fuego podría darse debido a las condiciones climáticas.

 

La masacre del fin de semana

En un fin de semana sin precedente, Baja California Sur sintió dos horas de angustia, con al menos seis eventos de sangre de manera simultánea, con nueve muertes en menos de dos horas, algo así como un muerto por cada 11 minutos entre los municipios de La Paz, Los Cabos y Comondú.

En total fueron 19 personas privadas de la vida desde la aparición de la narcomanta en el Jardín de Niño “Marcelo Rubio” en La Paz, donde supuestamente “El Babay” declaraba la guerra por recuperar su territorio.

El primer evento ocurrió el viernes 25 agosto en la colonia Vista Hermosa de San José del Cabo, a las 5:21 pm; el último de la jornada fue al filo de las 7:01 pm en la colonia Arcoíris III de La Paz, con la muerte de un custodio del Centro de Reinserción Social (Cereso) de la Capital.

“Todo puede ser posible, estamos abiertos a cualquier detalle que nos pueda llevar al establecimiento de por dónde viene el ataque, sabemos de los intereses que se tienen principalmente por Baja California Sur”, expresó un efectivo de inteligencia militar a ZETA.

De manera simultanea fueron colgadas tres lonas con narcomensajes en el municipio de La Paz, dos puentes de Forjadores y una en el Panteón jardines del Recuerdo.

Y es que Sudcalifornia se ha convertido en un punto relevante en el trasiego de la droga hacia Estados Unidos, por ello el interés del gobierno norteamericano por abatir al narcotráfico en ese Estado, “y es notorio por el trabajo que busca el Gobierno del Estado, al disminuir los índices de consumo en sus jóvenes”, dijo la fuente, ya que ahora también significa un mercado importante para células delictivas, con las que pueden satisfacer las necesidades propias de su organización a través del narcomenudeo y todos los delitos que le rodean.

Uno de los hechos que sorprendieron a la población y a las propias autoridades ocurrió en el fraccionamiento Villa Bonita de San José del Cabo, donde un joven de 20 años y otra persona de 42, fueron prácticamente fusilados junto a una pared ubicada en las calles O y F a las 4:53 pm del sábado 26 de agosto.

Los hechos que llevaron a las autoridades a considerar una amenaza cumplida por parte de “El Babay”, son los homicidios de los servidores públicos y los atentados contra familiares de comandantes de Seguridad Pública en la capital.

Se trató de tres ataques perpetrados por espacio de 16 minutos, cometidos entre las 6:45 y 7:01 pm, lo que quiere decir que fueron tres diferentes grupos de sicarios operando en La Paz:

  1. 1. La muerte de un hombre de 32 años y un menor de apenas 7 años (viernes 25 de agosto, 6:45 pm) en la colonia Las Garzas, fue el inicio de los ataques contra el hijo y el nieto del Comandante Arredondo de la Policía Estatal Preventiva. Un comando armado disparó contra las víctimas a bordo de un vehículo Ford Focus año 2000 de color negro; el padre perdió la vida en el lugar, mientras que el menor fue trasladado al hospital, donde murió momentos más tarde.

2 Una familia fue agredida en su domicilio, en las calles de Antonio F. Delgado y Gastón Vives, Colonia Ayuntamiento  (6:56 pm). Allí murieron Daniel González, de 37 años, y su esposa, de 34; el primero, en vida se desempeñó como agente enlistado en el Centro de Control, Comando, Comunicación y Cómputo (C4). Su padre fue identificado como Comandante Nemesio.

  1. José Luis Landeros, de 46 años, fue privado de la vida a las 7:01 pm a bordo de un pick-up de color blanco en las calles Artículo 115 y Rosa, de la colonia Arcoíris III; la PGJE confirmó que se desempeñaba como custodio del Cereso de esa ciudad.

Autoridades estiman que la gresca podría subir de tono y afectar aún más a la ciudadanía, pues aunque no se ha confirmado, se tiene información de que “hay presencia de nueva cuenta de células delictivas del Cártel de Sinaloa, no solo de Los Dámaso, sino que podría haber la inclusión de ‘Mayos’ y ‘Chapitos’, esto nos podría dar un entorno todavía más hostil, pues quien se estableció con mayor proporción es Jalisco”, adelantó un agente del Grupo de Coordinación. Sin embargo, esto ya se había previsto ante la aparición de un mensaje a finales del mes de marzo de este año: “Ya estamos aquí y sacar a las ratas que se metieron en nuestro territorio porque su gobierno paceño les esta dando mas poder y no lo vamos a permitir. El sr. Chapo guzman podra estar encerrado pero afuera quedo su tutor el sr. Mayo sanvada a la orden del jefe”.

 

La conformación institucional

Tras la reciente jornada violenta que se presentó en BCS,  la falta de acuerpamiento y hasta conformismo se hizo presente por parte del procurador general de Justicia en el Estado, el cual se hizo acompañar por Ismael Sigala Páez, subsecretario de Seguridad Pública, y Jesús Sobarzo Larrañaga, jefe de la Unidad de Comunicación Social y Relaciones Públicas; luego de los hechos violentos del viernes 25 de agosto, donde  sumaban nueve personas privadas de la vida y cuatro lesionados, el rostro de Erasmo Palemón evidenciaba desencajamiento.

Miembros del CJNG se deslindaron y culparon a células de Sinaloa de arreciar la violencia en BCS, además trataron de ensuciar a la Marina que les sigue de cerca la pista.

Sin embargo, la jornada violenta alcanzó los 19 cuerpos y ocho lesionados; sin manera de explicar el porqué del estallamiento de la violencia, el servidor público inició con el conteo de las víctimas, incluyendo el menor de 7 años de edad: “Sin duda enfrentamos una situación difícil, dentro del momento complejo de todo el país y del que informo, por demás lamentable, Baja California Sur no es la excepción. Estos acontecimientos reforzarán el trabajo conjunto y la estrecha combinación con el Gobierno Federal; aquí, es importante y justo reconocer a las Fuerzas Armadas, a la Marina Armada de México, al Ejército, a la Policía Federal, a la Gendarmería y desde luego a los cuerpos estatales y municipales”, entonces levantó el rostro.

Horas antes de que iniciara la jornada violenta, las autoridades de los tres niveles fueron advertidas sobre lo que se venía para la entidad, y una de las demandas sentidas de la ciudadanía fue la falta de movilidad de la Policía Federal.

“De qué sirven tantas patrullas federales si están todas paradas en el estacionamiento del hotel, no se vale que en las calles esté corriendo sangre y las patrullas ahí paradas, es injusto para nosotros que estamos pagando su estadía y ellos disfrutando de vacaciones, parece”, denunció María Ramírez, vecina de la colonia Las Garzas.

Frente a la declaración de que Baja California Sur no es la excepción dentro del país con la ola de violencia, los tres órdenes de gobierno dicen seguir trabajando en el reforzamiento a la seguridad, o por lo menos buscarán una mayor coordinación para brindar resultados a la población.

“Continuaremos esforzándonos y trabajando para reforzar la seguridad el camino que encontramos para revertir los acontecimientos que lastiman a México, en la esfera de nuestra competencia sin duda, en los distintos niveles de gobierno, tenemos la responsabilidad; es la coordinación, la cohesión entre autoridades, a fin de que no se desborde la inseguridad y de quienes transgreden el orden público enfrenten la responsabilidad”, indicó el procurador general.

En los últimos meses ha habido aseguramientos de narcóticos en cantidades considerables, al menos ese es el sentido que las autoridades buscan transmitir ante los hechos violentos:

* 825 kilogramos de cocaína cerca del puerto de Pichilingue.

* Más de mil kilos de marihuana en Los Cabos.

* Más de 11 mil dosis dela droga conocida como cristal en Los Cabos.

* 26 armas largas, cargadores, cartuchos y equipo diverso.

* Dos granadas de fragmentación.

Con claridad, el Palemón Alamilla ha enviado un mensaje a las fuerzas federales, en el que “pone de frente la problemática que se vive en Baja California Sur, y que se requiere de urgencia la participación de las fuerzas institucionales de los tres niveles, con una estrecha coordinación, si no, todo el espacio que se había recuperado estará perdido y de nada habrá servido el tiempo perdido en las labores de inteligencia”, así lo expresó uno de los agentes de Los Cabos, adscrito al Mando Mixto.

El requerimiento, y que todos los agentes reconocen, es que se cierren líneas de manera coordinada, pues solo trabajando de cerca se podrá eliminar todo vínculo con células de la delincuencia organizada y descartar la participación de cuerpos de seguridad de cualquier nivel con grupos criminales. Las bases están dictadas, solo hace falta dar seguimiento, incluso el municipio de Los Cabos ha puesto a disposición a personal de su institución para pueda existir la Policía que la ciudadanía anhela.

Mientras tanto en La Paz, los cuerpos de seguridad han sido duramente criticados tras la aparición de las tres mantas (puente colonia 8 de Octubre, puente Soriana Forjadores y en una barda en Jardines del Recuerdo),  pues la medida “ya fue aplicada en Los Cabos, y es el aseguramiento de los teléfonos celulares de los oficiales, entonces en la Capital también se busca, pero hay resistencia y ya fue confirmado por el Grupo de Coordinación: ningún elemento puede contar con celulares a la hora de los operativos, por ello se dificulta aún más la detención de bandas criminales, situación que suponemos ha llevado a acusar a la Marina en la intromisión con el narco”.

Pero las investigaciones no solo están en manos de la Marina, la fuente militar reveló que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) tiene fuertes líneas de investigación sobre agentes y patrullas involucradas que en breve serán reveladas.

 

Comondú operando contra delincuentes

Sin duda  Comondú de pronto ingresó en la disputa por el control de la venta y distribución de estupefacientes, con grupos señalados por fuerzas militares y de inteligencia como Los Tomateros, Los Cheyos o Los Palapa, pugna que se desató en agosto de 2016, cuando estas bandas tuvieron el primer encuentro en la zona.

Sin embargo, para el alcalde Francisco Pelayo Covarrubias, “los hechos de delincuencia organizada han disminuido, no hemos tenido en los últimos tiempos, pero aun así seguimos trabajando”, afirmó a ZETA.

En la calle Paseo del Estero en San José del Cabo, fue encontrada sin vida una persona a bordo de un vehículo, el cual perdió el control y se estrelló en la Glorieta de FONATUR Los Cabos.

Una de las principales preocupaciones son los intentos de extorsión que han sufrido los ciudadanos de esa localidad, precisamente apenas el 21 de agosto fue rescatada una joven estudiante, la cual estaba siendo víctima de un intento de extorsión.

“La joven estaba ilocalizable, sus familiares de inmediato recurrieron a la participación de las autoridades, sobre todo las municipales y militares, pues no fue localizada, su teléfono estaba apagado y la única opción era buscarla en cada rincón”, reveló un agente que participó en el operativo.

Tras una búsqueda incansable, la víctima fue localizada en la Iglesia de Lourdes, de la colonia Centro de Ciudad Constitución, adonde la dirigieron sus presuntos agresores vía telefónica. El aseguramiento de esta joven es el tercero en la última semana, ya que los hechos sangrientos que han sacudido los últimos meses al Estado “han infundido miedo, las redes sociales dejan la víbora chillando y es cuando las personas se sugestionan y tenemos resultados de miedo en nuestra gente”, reiteró el alcalde comundeño.

Precisamente ante los intentos de extorsión y robos, que han tenido últimamente muy preocupados a los ciudadanos, y sobre todo al comercio, el 17 Regimiento de Caballería Motorizado, de la Sedena, adscrito al municipio de Comondú y con base de operaciones en Puerto San Carlos, logró la detención de tres personas, dos hombres y una mujer, la noche del martes 22 de agosto.

Se trata de Inés Zamudio Cárdenas, hijo del ya retirado ex líder de plaza Inés Zamudio; Jesús Ramsés López Pastor y Liliana Casandra “N”, los cuales, según Pelayo Covarrubias, son parte de una banda que se ha dedicado al robo y extorsiones en Comondú, pero también les fueron aseguradas armas y droga.

“Uno de los señalados como los posibles (integrantes) de una banda de ladrones y extorsionadores, se presentó ante la Procuraduría General de la República, se detuvo por la Municipal al parecer con armas y drogas, estamos trabajando duro y vamos por más, vamos a limpiar a como dé lugar”, refirió el servidor público.

Uno de los temas indispensables para su revisión, es una posible reforma al Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), ya que los presuntos ladrones y delincuentes cometen ilícitos y a las horas o días están en libertad, situación “que preocupa a la población y que tenemos que hacer algo, no es posible que se detenga con flagrancia y no se puedan ejecutar los reglamentos”, finalizó el alcalde.

Los detenidos habían sido trasladados a La Paz para su presentación ante la Procuraduría General de la República, sin embargo, tres días después fueron puestos en libertad; llegaron por la tarde a Ciudad Constitución por transporte terrestre. A las afueras de la terminal de camiones del Águila ya les esperaba un comando armado. Tanto Inés como Jesús Ramsés quedaron sin vida, y dos mujeres que los acompañaban resultaron lesionadas, “lo que queda claro que las mismas autoridades los están poniendo y complicando aún más el trabajo de investigación”, externó un agente del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio