Inquietos y oportunistas…

Foto: Internet/Osorio Chong, en la zona de desastre
 
Opinionez Lunes, 18 Septiembre, 2017 12:00 PM

De Trez en Trez

 

 

 

1.- El “zoológico político” del país anda más inquieto que nunca y, en su afán de ganar –según ellos– adeptos y votos para 2018, recurren al oportunismo con motivo de las graves pérdidas humanas y materiales, como producto de huracanes y sismos que han azotado al sur y sureste de México; carroñeros políticos, ni más, ni menos.

Así, mapaches, roedores, chapulines, gaviotas; ratones, tepocatas, alimañas, víboras prietas y demás fauna politiquera, andan muy movidos de aquí para allá. Cambian de partido más fácil que de calzoncillos; otros forman un “frente” que ni ellos mismos entienden y algunos ni quieren. En las cámaras legislativas se traen de jaloneo en el que “se compra y se venden” apoyos y atorones al por mayor.

Mientras que en los partidos políticos, unos van y otros llegan; se acuestan con uno y amanecen con otro; ordenan “encuestas” cuyos resultados balines no saben o no quieren explicar; se van en bloque; de “amarillos” pasan a ser “morenos”;  los “azules” se despintan y los “tricolores” se aferran. En fin, hacen de todo, pues nadie quiere quedarse sin su “hueso”, no vaya a ser que por la inactividad les crezcan los bigotes, se les caigan los colmillos y se les quiebren las uñas y luego –se preguntan– ¿Cómo vamos a sobrevivir a costillas de los demás?

2.- Después de los desastres ocasionados por el huracán Katia y posteriormente por el terremoto que cimbró al sur y sureste del país, y con el pretexto de “ver de cerca” los daños y la forma de ayudar –o ayudarse–, aquello se ha convertido en una pasarela de secretarios de Estado de la actual administración, de otros funcionarios federales, gobernantes estatales y de suspirantes a algún cargo en las elecciones que vienen.

Titulares de Segob, Sedesol, Sep y Sedatu, entre otros, se dejan ver ‘trabajando” en favor de las víctimas de uno y otro fenómeno natural. Osorio Chong se arremanga la camisa y en pantalón de mezclilla, se sienta a escuchar a los damnificados, les explica que viene de parte del Presidente “Enriquepeñanieto”. En tanto, Luis Miranda, cercano al Presidente, “coordina” equipos de trabajo en Oaxaca y Chiapas. Aurelio Nuño se deja despeinar su melena entrecana por el viento y se le ve por la zona afectada. Rosario Robles se separa de sus bolsos caros y de sus asesores bien pagados y también ayuda, por supuesto, con su respectiva fotografía “pal face” y para consumo político.

Angélica Rivera, esposa del Presidente Peña Nieto, se enfunda en su chamarra roja y reparte víveres a los damnificados por los sismos, pero se hace grabar un video con música melodramática de fondo. Mientras que Anahí, esposa del gobernador de Chiapas, Manuel Velazco, vestida de verde, sube un video a las redes sociales en el que, según ella, “actúa” llorando y abrazando a los sobrevivientes; en otro se dice “despeinada y fea” ayudando, en lugar de “cantando y haciendo conciertos”. Más oportunismo y exposición en los medios, burla para la desgracia que, de nueva cuenta, flagela a los que menos tienen.

3.- Pero los que sí se “volaron la barda” fueron los 295 diputados federales que acordaron donar ¡un día! de su sueldo a las víctimas del terremoto. Los priistas –205– donaron la mitad de su “dieta” mensual. El anuncio motivó agudas críticas en medios distintos y a través de las redes sociales.

Sin embargo, se supo también, en días pasados, que los mismos diputados gastaron 15 millones de pesos en café, agua y galletas finas…

También, que los senadores en su último año de gestión, recibirán 2.7 millones de pesos para cada uno, lo que corresponde a su “dieta”, seguro de separación (?), seguridad social, aguinaldo y seguros de gastos médicos…

El INE pretende otorgar 25 mil millones de pesos para organizar las votaciones federales del próximo año: 6 mil millones de pesos serán para campaña; mil millones de pesos para inversiones de precampaña; y 8 mil millones de pesos para recibir el voto de mexicanos en el extranjero. Sin duda, las elecciones más caras de la historia de México.

Lo dicho, el zoológico político anda inquieto y además, es oportunista…

P.D.- Si puede, ayude a las víctimas de los desastres naturales, pero tenga cuidado, mucho cuidado a quien le da su aportación. “La burra no era arisca”.

 

Óscar Hernández Espinoza es egresado de la Facultad de Derecho por la UABC y es profesor de Cultura de la Legalidad y de Formación Cívica y Ética en Tijuana. Correo: profeohe@hotmail.com

 

 

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio