Inclusión de personas en situación de calle (Tercera parte)

Foto: Internet
 
Opinionez Lunes, 18 Septiembre, 2017 12:00 PM

En nuestra columna anterior, respecto al llamado “Bordo” y de sus moradores, narramos cómo se llevó a cabo en Tijuana, del jueves 17 al viernes 18 de agosto de 2017, el “Programa para Inclusión de Personas en Situación de Calle”.

El evento concluyó con una nueva oportunidad de vida para cientos de personas, donde unas fueron deportadas a Estados Unidos, otras canalizadas a Instituciones médicas y de atención psiquiátrica, así como a albergues. La mayoría fue llevada a centros para migrantes; para quienes requirieron rehabilitación y reintegración, distinguiendo por género a hombres, mujeres y estancias libres de homofobia.

Aunque será prácticamente imposible, por lo pronto, lograr que el cien por ciento de los rescatados aproveche integralmente la oportunidad que se les ha brindado; afortunadamente la mayoría aún se encuentra en buenas manos y en el mejor camino que pueden emprender, dada la situación en que se hallaban.

En este momento, las autoridades se encuentran evaluando los resultados de la primera etapa del programa. Por nuestra parte, plenamente dispuestos a colaborar en lo necesario, a la vez que estamos llevando a cabo pláticas para coordinarnos con personas e instituciones de gran nobleza que están revisando las posibilidades de sumarse al propósito de las acciones emprendidas.

A ellos les hemos comentado que la razón principal para ayudar a las personas en situación de calle es hacerlo por humanidad, evitando que sigan a la intemperie, en alcantarillas o en cuevas, muchas veces encadenados a las drogas y delincuencia; pero hay muchos otros motivos, como mitigar el hambre en forma correcta y, por otra parte, no seguir alentando la concentración de indigentes y drogadictos en la zona del “Bordo”, en la canalización, en Playas de Tijuana y en las zonas Centro y Norte de la ciudad.

Para hacer un cálculo aproximado de cuántas personas se encuentran en esa situación, par-timos del estudio más reciente que se hizo en el Bordo (hasta donde nosotros sabemos), efectuado en 2013, por una institución federal. El resultado fue que había alrededor de mil 300 personas merodeando en esa área, a lo que habría que sumar los que quedaron allí a la deriva tras la despresurización de 80 mil presos de centros penitenciarios norteamericanos, en años recientes, mismos que fueron principalmente deportados a México, por Baja California, así como el flujo de migrantes regresados de Estados Unidos, a los que se acumula el éxodo de migrantes provenientes del sur de México que terminan también allí alterando el comportamiento del “Bordo”. Sin otra información de respaldo, podríamos calcular que en Tijuana deben de encontrarse alrededor de dos mil personas en situación de calle.

Aunque ese número es impresionante -requiriéndose un nuevo estudio para establecer la cantidad real-, es un indicador de lo que podría llegar a suceder a corto plazo en Tijuana, si continúa creciendo en el “Bordo” y las calles, el flujo de deportados, migrantes y drogadictos.

Para tener una idea de lo que nos espera si no actuamos para evitarlo, basta ver el aparentemente problema de San Diego, Los Ángeles y muchas otras ciudades de un país que se supone tiene todos los recursos económicos y un alto grado de desarrollo, pero que incongruentemente arrastra un dantesco problema por la cantidad de personas en situación de calle.

Si ese lamentable escenario no lo queremos para Tijuana, tenemos que actuar de inmediato con gran energía y decisión, ya sea por motivos humanitarios, prácticos o por todo ello y mucho más.

Todo es cuestión de la inclusión de personas en situación de calle.

 

Alberto Sandoval es Fundador y Coordinador de Alianza Civil, A.C. y Presidente del CO-MOSC. Correo: AlbertoSandoval@AlianzaCivil.Org Internet: http://albertosandoval.mx/ Facebook: Alberto Sandoval Twitter: @AlSandoval

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio