Hay una creciente necesidad de vivienda


 
Ezenario BCS Martes, 5 Septiembre, 2017 12:00 PM

En los últimos 20 años, Baja California Sur se ha convertido en un Estado donde existe un gran incremento poblacional, debido a la llegada de miles de jornaleros agrícolas y de construcción cada año, y con ello, el aumento de la demanda de vivienda en la entidad.

Al respecto, el gobernador del Estado, Carlos Mendoza Davis, confirmó que hay fuertes dificultades para que las familias sudcalifornianas puedan adquirir una vivienda, esto a causa de la baja disponibilidad de recursos a través del crédito otorgado por el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT). Algunos de ellos son verdaderamente ridículos, con cantidades que apenas superan los 170 mil pesos.

“Hay 35 mil créditos autorizados en el INFONAVIT para adquirir vivienda en Baja California Sur, para trabajadores formales y que no hay casas en venta para poder adquirirlas. ¿Cuál es la causa? Hay muchas, la principal es que el monto de los créditos que tiene el INFONAVIT autorizado, por el salario cotizado de los trabajadores, no alcanza para cubrir los costos de la vivienda en Baja California Sur”, lamentó Carlos Mendoza.

Reconoce que una de las causas es el alto precio de las viviendas y los montos tan bajos a los que acceden los obreros sudcalifornianos, los cuales son insuficientes para respaldar un lugar dónde vivir.

“Construir aquí es muy caro y porque la tierra en Baja California Sur es cara. Entonces, lo que le planteamos al director general es que tenemos que hacer algo, porque no es posible que siga llegando gente a Sudcalifornia y que, a quienes hacen del desarrollo de vivienda su negocio, no les salga el negocio porque el precios de la vivienda en Baja California Sur es muy alto y no alcanzan para esos trabajadores. Hemos establecido una mesa de trabajo permanente con diversos funcionarios de mi gobierno y el INFONAVIT”, expuso.

Por otro lado, en el municipio de La Paz, así como en todo el Estado, son visibles las viviendas que se encuentran en condiciones de abandono, en muchos de los casos son sitios de alojamientos de plagas que pueden afectar a la salud, así como de personas que se dedican a delinquir. El Instituto busca recuperar las casas y rehabilitarlas.

“A dirigir por diferentes canales de comercialización, ya sea para que se rehabiliten o se vendan por un proveedor externo o se someten a subastas; es lo que está haciendo la Subdirección de Administración de Cartera, es un programa nacional y aquí lo estamos haciendo. El año pasado se subastaron 39 viviendas dispersas en el Estado, la mayoría en los municipios de La Paz y Los Cabos. Esta subasta fue en la ciudad de Tijuana, Baja California”, señaló Daniel Cota Fiol, delegado del instituto en el Estado.

Una vez que las viviendas son recuperadas por el instituto, se ponen en venta a familias que adquieren un crédito hipotecario; con ello, se busca satisfacer la necesidad de vivienda y por otro, reducir el riesgo de afectaciones por inmuebles en condiciones de abandono.

“Estamos trabajando en ello, estamos ahorita en un 6.5 de cartera vencida, lo hemos mantenido, se está trabajando. La vivienda que se recupera se va a la unidad de solución social. Ahorita hemos entregado alrededor de dos mil viviendas en créditos de vivienda nueva o usada”, expuso el delegado.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio