Gobierno en el negocio de la totoaba

Foto: Enrique Botello
 
Edición Impresa Lunes, 4 Septiembre, 2017 12:00 PM

Con una inversión superior a 100 millones de pesos en dos años más, la intención del gobierno mexicano al repoblar de totoaba, es dar permisos de pesca, pero se debe documentar la extracción y entregar el buche de la totoaba a las autoridades federales. Comercializar este producto es ahora ilegal, quien lo haga será acusado de crimen organizado, cuando desde hace años era considerado un delito menor

En el mercado negro asiático, un kilogramo de buche de totoaba puede generar una utilidad de hasta 60 mil dólares o un millón de pesos una vez que es puesto en la mesa del consumidor final en países orientales.

Tales ganancias ilícitas han convertido la pesca furtiva de Totoaba macdonaldi en la actividad ilícita más redituable después del narcotráfico.

La tercera semana de agosto, el puerto de Ensenada fue sede de la reunión trinacional entre México, Estados Unidos y China, para combate al tráfico y demanda de totoaba, aunque también hablaron de la amenaza que representan otras especies como caballito, almeja chiluda y pepino de mar.

En el encuentro estuvieron representantes de instituciones como la Interpol, Buró Federal de Investigación (FBI), Reserva de la Biósfera y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Para Estados Unidos, la totoaba se ha convertido en un serio problema de inseguridad en las garitas, sobre todo entre Mexicali y Calexico, donde los criminales pasan el producto de forma ilegal para luego transportarlo vía aérea a Asia. Pero esa no es la única ruta, también se han detectado cargamentos vía marítima en Ensenada.

“La  exportación hormiga en la garita también en la de San Ysidro es brutal, a diario cruzan producto como si fuera otro tipo de pescado, ahora los norteamericanos están entrenando perros que tienen capacidad de detectar la vejiga natatoria, pero no ha sido un trabajo fácil”, refirió uno de los asistentes a la reunión privada.

En el caso de México y China hay apenas una decena de  grupos organizados que lucran con la distribución de totoaba sin declarar impuestos a sus respectivos gobiernos.

“Los chinos han visto cómo el tráfico de la especie ha hecho ricos a muchos y llegan a tener ganancias finales de hasta 60 mil dólares en un kilogramo, sin duda esto es letal para las finanzas de los gobiernos”, indicó uno de los asistentes al encuentro.

Desde hace dos años, el gobierno mexicano ha invertido más de 100 millones de pesos en la construcción de un gran laboratorio de reproducción de totoaba, encabezado por el doctor Conal David True, con la finalidad de repoblar y mantener un equilibrio en la especie.

El siguiente paso será autorizar la pesca deportiva controlada con una cuota por panga, donde el permisionario tendrá que documentar la pieza y entregar el buche de la totoaba a las autoridades federales, que finalmente serán quienes comercialicen las piezas.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) encabezó la cumbre e hizo compromisos para fortalecer la vigilancia en la zona costera.

 

Años de impunidad afecta a vaquita marina

En el Oficio PGR/ UTAG/01496/2017, del 7 de marzo de 2017, folio INFOMEX 0001700039317, de la Procuraduría General de la República, se indica que de 2012 a marzo de 2017 solo siete personas fueron detenidas, dos de Baja California y cinco de Sonora, por traficar con totoaba; del total de asegurados se desconoce si han sido procesados.

En estos cinco años la PGR solo ha reunido 14 averiguaciones previas de ambos estados, de las cuales ninguna está concluida.

Información publicada por la agrupación ambientalista Greenpeace, refiere que la causa más importante de la muerte de la vaquita marina es la pesca no permitida de totoaba (Totoaba macdonaldi), una especie también en peligro de extinción. En su lucha por rescatar a la vaquita marina, el organismo internacional ha hecho extensiva su preocupación por la inactividad de las autoridades mexicanas por controlar está actividad delictiva que afecta directamente a la comunidad de mamíferos, calculada en 30 especímenes.

 

Uno de los antecedentes más relevantes en la historia de la pesca ilegal en Ensenada fue el decomiso, en mayo de 2013, de mil cajas de vejiga natatoria (buche de totoaba), 898 mil 660 piezas de pepino de mar y 78 mil 676 de caballito , todos ocultos entre producto marino autorizado dentro de un contenedor registrado en el puerto de Ensenada, el cual viajaba hacia el Oriente y, a pesar de que intervinieron todas las instituciones correspondientes, no hubo un castigo, ni siquiera una sanción a la empresa que pretendía transportar el producto.

A través del portal de Transparencia, ZETA solicitó información a la PGR en su calidad de responsable de investigar delitos federales, pero remitió la solicitud a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa), concluyendo que nunca se realizó una verdadera investigación.

Hasta abril de 2017, comercializar con la vejiga natatoria era una práctica ilícita de bajo riesgo pero con sanción mínima, permitiendo la rápida expansión del tráfico. Tras la modificación al Código Penal Federal en el articulado 420, por parte del Senado de la República, se considerará crimen organizado cuando se sorprenda a tres o más personas capturando, empacando o trasladando totoaba.

 

Reducen furtivismo con aeronaves no tripuladas

El delegado de la Semarnat en Baja California destacó el acuerdo de compartir información que si bien ya existía, al momento de que los cargamentos llegaban -por ejemplo- a China con los compradores finales, el contacto se perdía.

Aunque para los asistentes a la reunión había percepción como si México no estuviera haciendo lo necesario, lo cierto es que en materia de inspección y vigilancia hay un antes y un después con la operación de aeronaves no tripuladas. “Los equipos son como espías”, comparó Rafael Pacchiano Alamán.

“Sin duda este es el primer gran paso para tener un combate integral”, sostuvo el funcionario.

 

Aunque no han recibido el estudio final de población que realizó el Instituto Nacional de Pesca, hay datos preliminares que refieren una cantidad importante de totoaba en el Golfo de California, de hasta 2 mil toneladas, con lo que podrían plantear un programa inmediato de aprovechamiento manejado con una pesca controlada.

“Si bien ellos (orientales) no pueden controlar el consumo, porque sabemos que sería muy difícil, no por ello pueden dejar de reconocer que la captura se está realizando bajo un esquema de furtivismo, por eso era urgente ver el problema desde la perspectiva de diferentes culturas”, indicó Pacchiano.

 

UABC liberará un millón de alevines

El 30 de mayo, José Eduardo Calzada Rovirosa, titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) visitó la unidad de reproducción de totoaba de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) donde anunció un apoyo económico de 38 millones de pesos para continuar el plan de repoblación. Este recurso se sumará a los más de 60 millones que Semarnat invirtió en el 2016 para la construcción de un nuevo laboratorio.

Conal David True, principal investigador de totoaba a nivel internacional, informó que la producción actual es de entre 50 y 80 mil alevines, pero están próximos a producir un millón de ejemplares que se liberan de manera muy cuidadosa desde los laboratorios hasta el Golfo de California.

“Sabemos que la conservación de una especie puede ser realmente el resultado de otra y, si logramos hacer totoaba sustentable, por qué no podemos hacer algo igual por la vaquita marina”, mencionó.

Hasta el momento no hay una cifra de cuántos alevines sobreviven por cada 100 liberados, no obstante, tienen pruebas de que Profepa ha decomisado alguno peces que fueron criados dentro de los laboratorios.

 

Un atractivo medicinal

Aunque científicamente no está comprobado, para los pobladores en países asiáticos la totoaba tiene un fuerte poder curativo e incluso se le atribuyen cualidades afrodisíacas para los adultos mayores, quienes llegan a pagar hasta 500 dólares por una sopa.

La vejiga natatoria tiene la apariencia de una bolsa que ayuda al pez a mantenerse a flote en el mar. Es delgada y su peso es de gramos.

Una totoaba llega a medir hasta dos metros de largo, su carne es aprovechada por su alto valor en proteína y sabor. La especie está protegida bajo la NOM-059 y se encuentra en un estatus “crítico” para las organizaciones internacionales.

 

Presidente firmará convenio con China

El 2 de septiembre, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, viajará a China como parte de una gira de trabajo y firmará un memorando de entendimiento con el gobierno para iniciar acciones de control del tráfico de totoaba.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio