Exposición “Picasso y Rivera”, hasta la media noche del domingo en Bellas Artes


 
Cultura Sábado, 9 Septiembre, 2017 10:32 AM

Quienes por cualquier motivo visiten la Ciudad de México el sábado 9 y/o domingo 10 de septiembre, deben saber que este fin de semana concluye la imperdible exposición “Picasso y Rivera: conversaciones a través del tiempo”, en el Palacio de Bellas Artes.

Para empezar, cabe destacar que, tras el sismo de 8.2 grados sucedido el jueves 7 de septiembre en el suroeste mexicano, el viernes 8 María Cristina García Cepeda, titular de la Secretaría de Cultura, informó: “En recorrido de supervisión en Palacio de Bellas Artes y Munal (Museo Nacional de Arte). No se reportan daños en ambos inmuebles emblemáticos de nuestro patrimonio. El Palacio de Bellas Artes está operando al cien por ciento”.

Incluso, la Secretaría de Cultura anunció también el viernes 8 lo que denominó “Maratón: Picasso y Rivera” y detalló que el horario extendido para apreciar el despliegue artístico de ambos autores será desde el sábado 9 a las 10:00 de la mañana hasta las 12:00 de la noche del domingo 10 de septiembre (o en el amanecer del lunes 11).

“La #Expo #PicassoRivera tendrá un cierre maratónico. Bellas Artes estará abierto desde las 10 horas de mañana (sábado 9), hasta la media noche del domingo”, detalló María Cristina García Cepeda.

En otras palabras, personal de Palacio de Bellas Artes confirmó a Semanario ZETA que toda la noche del sábado 9 de septiembre la exposición permanecerá abierta, también durante todo el día del domingo 10, hasta concluir el maratón a las 12:00 de la noche.

“‘Picasso y Rivera: conversaciones a través del tiempo’ es una exposición organizada por el Museo del Palacio de Bellas Artes y Los Angeles County Museum of Art; muestra que presenta una serie inédita de diálogos a través de obras icónicas que estos dos artistas crearon durante la primera mitad del siglo XX, así como de los encuentros de dichas obras con el arte antiguo mediterráneo y mesoamericano”, se lee en la Sala Nacional y Sala Diego Rivera del Palacio de Bellas Artes al iniciar el recorrido.

Óleos y bocetos, esculturas o dibujos, cartas y otros diálogos, además de arte prehispánico, videos documentales y hasta una línea del tiempo donde el visitante puede ubicar e imaginar los andares de Picasso y Rivera hacia finales del siglo XIX y primeras décadas del XX.

Gracias a la curaduría y museografía del Palacio de Bellas Artes en coordinación con Los Angeles County Museum of Art, el espectador encontrará, por ejemplo, obras cubistas juntas de ambos autores; es decir, el visitante puede comparar y valorar las exploraciones, composiciones o intereses vanguardistas de Picasso y Rivera en el arte de las figuras geométricas con sus respectivos tratamientos de perspectiva y color.

Por ejemplo, en alguna parte del recorrido, el visitante puede avistar del lado izquierdo la obra “Cabeza de Arlequín” de Picasso de 1913 y, hacia su derecha, la pieza “Minero almorzando” de Rivera de 1914; es decir, al estar separadas por escaso un metro de distancia, el espectador aprecia o intuye las búsquedas estéticas de los célebres pintores; incluso, esta misma observación es posible hacerla con “Hombre con bombín sentado en un sillón” (izquierda) del artista español en 1915 y “El arquitecto, retrato de Jesús T. Acevedo” (derecha) del pintor mexicano en 1915-1916.

También, en diversas zonas del recorrido, el público tiene a la vista a manera de guía las fichas curatoriales: “Pablo Picasso (España, 1881-1973) y Diego Rivera (México, 1886-1957) nacieron en sociedades de profundas raíces históricas y se formaron en una tradición académica que asumía la superioridad de la cultura europea y el arte greco-latino sobre todas las demás sociedades. Sin embargo, en su proceso de consolidación artística lograron superar esta estrecha noción sobre el arte. Hallaron en las vanguardias parisinas, concretamente en el cubismo, un elemento de confluencia que se manifestó durante su breve, pero significativa amistad (1914-1915). Las obras creadas durante este período muestran las propuestas de vanguardia que cada uno desarrolló en una intensa conversación artística”.

Por cierto, en alguna parte de los muros de la Sala Nacional y Sala Diego Rivera, el Museo del Palacio de Bellas Artes y Los Angeles County Museum of Art agradecen “el apoyo excepcional” del Museo Nacional Picasso-París para concretar la excelsa exhibición.

Finalmente, la Secretaría de Cultura detalló que entre el 9 de junio y el miércoles 6 de septiembre de 2017, más de 222 mil personas habían visitado la muestra en el “palacio blanco”, misma que no se presentará en ningún otro recinto de México.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio