En riesgo de colapsar, maquilla SIDUE ruinas de Nodo 20 de Noviembre

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón.
 
Ezenario Lunes, 11 Septiembre, 2017 12:00 PM

Con trabajos de albañilería, Constructora Makro, S.A. de C.V., resana los muros con daño estructural del Nodo Express 20 de Noviembre, ignorando la filtración de agua a menos de un metro de profundidad que carcome los “pilotes”, además que la pavimentación de la parte inferior continúa. Todo con la anuencia del gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, mientras organismos constructores y expertos exigen a Protección Civil suspender la obra

Aplicando una solución estética, una veintena de albañiles de Constructora Makro, S.A. de C.V., “maquillan”, con mezcla de cemento, los muros dañados que sostienen el puente del Nodo Express 20 de Noviembre.

Los trabajos con los que se intenta ocultar el daño estructural, derivado de un mal proceso constructivo y la utilización de material de mala calidad, dieron inicio esta semana, sin concluir aún el análisis que SIDUE contrató hacer para definir el procedimiento de rehabilitación, en el cual dijo considerar el aval de grupos colegiados.

Ante el inminente riesgo de colapso, expertos y organismos como la Asociación Mexicana de Ingenieros Constructores de BC, A.C. -AMICBC AC-, insisten en la recomendación de  cerrar al tráfico vehicular el único carril abierto y frenar el desarrollo de la segunda fase del proyecto, para sustituir completamente los muros dañados.

Después de una supervisión del nodo, integrantes de AMICBC, organismo que preside Víctor Escobar Sánchez, demandaron “el cierre inmediato de la circulación en el mismo por Protección Civil, así como la suspensión de las demás actividades que actualmente se ejecutan”.

Consideraron que “las vibraciones por parte del equipo que se está utilizando en la terracería, inciden también en la posibilidad de que se colapse el nodo”.

Reparación estética

Pero la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado -SIDUE-, a cargo de Manuel Guevara, sentenció que no se parará la construcción ni se suspenderá el pase de tránsito vehicular.

Ante la negativa de SIDUE de interrumpir la construcción de la obra, AMICBC demandó formalmente, el jueves 7 de septiembre, la intervención de Protección Civil, a la vez que los dictámenes visuales se hicieron llegar a la propia secretaría.

 

DESAPRUEBAN SOLUCIÓN SUPERFICIAL

Al observar “el maquillaje” que se da a las columnas para tratar de ocultar el mal estado que guardan, Víctor Escobar Sánchez, presidente de AMIC, consideró que no hay voluntad de SIDUE por garantizar una solución integral ante un evidente daño estructural, por lo que públicamente y vía oficio, exigieron al gobierno estatal y municipal:

“Por la seguridad de nuestra sociedad, por la transparencia en las soluciones que beneficien a nuestra Tijuana y por el bienestar colectivo; la Asociación Mexicana de Ingenieros Constructores de Baja California, A.C. (AMIC AC BC), exige a las autoridades se tomen las acciones necesarias e inmediatas y se cierre la circulación del nodo hasta que éste cumpla con la seguridad requerida para el ciudadano”.

No se explican las razones por las que la obra no ha sido clausurada hasta ser sometida a auditoría y se determine la solución colegiada, prometida por el gobierno de Francisco Vega.

De acuerdo a una opinión técnica-visual, realizada por integrantes del organismo que preside Víctor Escobar Sánchez, se concluyó que la obra en la que se invierten 182 millones de pesos, adolece de un diseño inadecuado, además de que incumple en su edificación con la norma técnica en los siguientes aspectos.

. Los diafragmas utilizados de placa, al parecer en espesores de rango de 3/8” a 1/2”, los consideramos inapropiados para evitar la distorsión de las vigas de acero, utilizadas en el puente en el sentido corto del mismo, pudiendo prever que sea posible que se distorsionen en cuanto exista algún movimiento sísmico, viento o hasta en el supuesto de exceso de tráfico vehicular.

. La profundidad de anclaje que se utilizó en las columnas fue de 4 metros en pilotes, donde la altura de su cuerpo sobre el nivel de la rasante es de 7 metros y la norma marca como rango del 70% a 150% de la altura total del pilote sobre la rasante, es decir, el anclaje mínimo debió de ser de 4.90 metros, considerando el tipo de suelo y la posible existencia de mantos friáticos y escurrimientos subterráneos, así como algún otro material altamente químico por la existencia cercana de depósitos de gasolina.

Diseñador de proyecto se encarga de definir solución de daño

En el diseño y construcción de las columnas no se consideró:

  1. La carga dinámica del tren al pasar.
  2. La posible carga en el transporte de más de MTI 20.5 hasta la posibilidad de que circulen transporte de MTI-66.5.
  3. La carga por sismo y viento.
  4. La carga de empuje por la presión hidrostática de la zona, los posibles mantos friáticos, la falta de drenado o lloraderas para mitigar la presión hidrostática.
  5. La carga muerta y viva sobre la estructura, partiendo de que el diseño utilizado no es el recomendado, al emplearse para el esquema de MTI-20.5.

Ante ello, enfatizaron: “Debemos considerar que dicha estructura fallará y colapsará cuando esté en funcionamiento total dicho nodo”.

 

FILTRACIÓN DE AGUA

Al pie de las columnas que sostienen uno de los puentes del Nodo 20 de Noviembre, se observó filtración de agua, algo para lo cual tampoco se determinó solución, aun cuando su presencia suponían una de las causas de la merma que registra la obra.

El hecho de que el líquido se encuentre presente a menos de un metro de profundidad, no ha sido impedimento para que la obra continúe en su segunda fase, la cual ejecuta Constructora Crisol.

Las zanjas abiertas para observar el daño en la parte inferior de las columnas fueron tapadas de inmediato con tierra, para posteriormente ser recubiertas con concreto hidráulico que conformará el paso vehicular inferior del proyecto.

 

SIDUE Y MUNICIPIO, LOS RESPONSABLES

De acuerdo al marco normativo para la edificación de obra pública, además de la responsabilidad directa de Constructora Makro por la mala calidad de la obra, SIDUE y el propio municipio de Tijuana también tienen responsabilidad del deficiente proceso constructivo del Nodo 20 de Noviembre.

Fue SIDUE la dependencia que aprobó el Proyecto, construcción, dirección y asignación de recursos económicos. “O no supervisó, o fue omisa al permitir tantas irregularidades en el proceso constructivo”, exponen expertos.

En la falta de supervisión también es responsable el Ayuntamiento de Tijuana, ya que, de acuerdo a la Ley de Edificaciones del Estado de Baja California, la autoridad municipal está obligada a realizar inspecciones técnicas de las obras que se ejecutan dentro del municipio y para las que emite licencias de construcción, anotó Jorge González Belmont, especialista en Ingeniería Estructural.

“No cumplieron su responsabilidad de supervisar la obra, con lo que se hubiera evitado su mala calidad”, coincidieron en señalar tanto la Federación Mexicana de Colegios de Ingenieros Civiles, como la Asociación Mexicana de Ingenieros Constructores de Baja California.

La Dirección de Protección Civil del Estado, a cargo de Antonio Rosquillas, dijo que “el municipio debe poner más atención de la obra que se realiza en su territorio, la ejecute quién la ejecute”.

Para Cortés Reyna, vicepresidente de la Federación Mexicana de Colegios de Ingenieros Civiles, las columnas del nodo “no llenan la expectativa de un control de calidad”.

Y asentó: “El ente ejecutor de la obra es SIDUE y tiene responsabilidad en el aspecto que tiene que tener los inspectores para vigilar que las cosas se hagan bien”.

 

INTERVENCIÓN DE PC SOLO SI MUNIPIO LO PIDE

Para Antonio Rosquillas, director de Protección Civil, el riesgo latente de colapso que suponen expertos “es un tema interesante”, puesto que pone sobre la mesa lo que tanto ha demandado, “adecuar la Ley de Protección Civil del Estado para que podamos emitir una opinión de obras cuyo riesgo derive de la acción humana”, como es el caso.

Indicó que no hay una Ley que faculte para una intervención por cuenta propia, pero sí cabe la posibilidad de que emitan una opinión si Control Urbano, dependencia municipal, lo solicita.

Si la obra provoca una amenaza para la población, como se cree, el municipio debería ser el primero en requerir esta opinión de Protección Civil, “lo que nos facultaría a hacerlo aun cuando no se encuentra tipificada en la Ley”, subrayó Rosquillas.

Foto: Isabel Mercado.- Aflora filtración de agua

Ricardo Lomelín Clapera, secretario de Desarrollo Urbano y Ecología del Municipio de Tijuana, dijo que la dependencia a su cargo emitió las licencias y permisos correspondientes para el desarrollo de la obra, pero no se dijo responsable de su desarrollo constructivo.

 

EMPRESA QUE LO DISEÑÓ FORMULARÁ SOLUCIÓN

La Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado -SIDUE- asignó buscar la solución para corregir el daño estructural de las columnas del Nodo Express 20 de Noviembre, a la misma empresa que diseñó la obra: MM Enginners, S.C.

Joel Martínez Martínez, el diseñador de la misma, entregará el proyecto de reparación este fin de semana; hasta entonces, expertos del Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana y del Colegio de Arquitectos, A.C., tendrán acceso al análisis para poder determinar si lo avalan o no.

“Nuestra opinión va a ser muy determinante, o estamos en favor de lo que se va a hacer para reparar eso, o simplemente no lo avalamos y ya será decisión de SIDUE determinar si continúa”, expuso Óscar Cortés Reyna, coordinador de Asuntos Binacionales de la Federación Mexicana de Colegios de Ingenieros Civiles, A.C.

 

LAS OBRAS FALLADAS DE “KIKO”

El Nodo 20 de Noviembre no es la única obra desarrollada en Tijuana por el gobierno de Francisco Vega de Lamadrid, técnicamente desaprobada.

El Nodo Aeropuerto-Bellas Artes se proyectó para “privilegiar el flujo continuo sobre el Bulevar Aeropuerto, en el sentido Norte-sur, así como del Bulevar Bellas Artes, en el sentido Este”, objetivos que no se cumplieron.

Abierto al tránsito vehicular, al inicio del segundo semestre de 2017, aún sin concluir, la obra tasada en 109 millones de pesos, lejos de disminuir los tiempos de traslado y mejorar la circulación para quienes acceden a la zona de Garita de Otay, los ha aumentado.

“No tiene sentido la obra realizada ahí”, opinó Gerardo Escárcega Tenorio, presidente del Colegio de Ingenieros Civiles de Tijuana.

Al igual que el Nodo 20 de Noviembre, este proyecto se inició en febrero de 2016 y se programó concluir en diciembre de ese mismo año.

La construcción de dos puentes peatonales sobre el Bulevar 2000, en los que se invierten 16 millones de pesos, es otra de las acciones inconclusas del Estado.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio