El riesgo por el olvido en lagunas de Mexicali

Fotos: Cristian Torres
 
Edición Impresa Lunes, 4 Septiembre, 2017 12:00 PM

La falta de mantenimiento en las lagunas que se encuentran inmersas en la ciudad de Mexicali podría provocar una inundación en caso de fuertes lluvias, incluso un terremoto pondría en riesgo fraccionamientos completos por la licuefacción de la tierra. En 2016, el gobernador Francisco Vega anunció una inversión de 372 millones de pesos para el rescate de las tres lagunas, pero el proyecto “se cayó”

No solo es el olvido, el daño ecológico y la contaminación lo que se pone en riesgo por la falta de atención a las lagunas México, Xochimilco y Campestre, las cuales se encuentran inmersas en la mancha urbana; también el sedimento de las mismas ha mermado su capacidad para retener agua, lo cual pudiera ser un peligro en caso de lluvias.

Derivado del terremoto del 4 de abril de 2010, el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (Cicese) realizó un estudio geotécnico, geofísico y geológico en la colonia Solidaridad, donde se localizaron puntos comunes de licuefacción en la tierra, fenómeno que hizo que brotara agua del suelo en el Valle de Mexicali, potencializando los daños.

La problemática surgió porque, según un consultor independiente entrevistado por ZETA, hace falta realizar estudios en toda la zona de las lagunas para ver el posible daño al subsuelo por la licuefacción, debido a la gran cantidad de fraccionamientos que se encuentran cercanos a los cuerpos de agua; además, el Ayuntamiento de Mexicali debería cancelar o posponer proyectos de vivienda hasta que no se tengan estudios de calidad de la tierra para evitar un desastre en caso de un sismo cercano a las lagunas.

La conclusión del estudio, que solo abarcó 21 manzanas, señala que el fenómeno de desplazamientos verticales, hundimientos y licuefacción del terreno, se podría presentar en otras zonas con las mismas características, prácticamente en todas las áreas cercanas a la zona lagunar, cuya superficie es de 3 mil 941 hectáreas, equivalente al 12 por ciento de la mancha urbana de Mexicali; son parte de la ruta de Aves Migratorias del Pacífico (Pacific Flyway) sirviendo como lugar de descanso, alimentación y reproducción de aves.

Las lagunas se alimentan principalmente de dos canales de drenado agrícola, terminando en embovedado hacia Estados Unidos, para desembocar hasta el Lago Salton Sea en California.

El lugar está considerado como sitio Ramsar como parte de los humedales pertenecientes al Río Delta, lo que significa está protegido por tratados internacionales, sin embargo, no existen penalidades concretas por violar o modificar el área Ramsar.

Incluso desde 2008 el Congreso del Estado ha estado modificando el uso de suelo, argumentando la densidad poblacional sin ninguna justificación ecológica, como se puede leer en el Periódico Oficial del 12 de octubre de ese año, cuando se modificó el Programa de Desarrollo del Centro de Población de Mexicali 2025.

 

Debe declararse ANP: consultora

Para la consultora independiente, Flor Elena Mora, la situación de las lagunas es grave porque los tres niveles de gobierno no han podido ponerse de acuerdo en las actividades a ejecutar por cada uno para la preservación del recurso.

Señaló que los tres órganos tienen responsabilidad a partir de la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, pero hasta el momento no conocen hasta qué punto están obligadas a participar.

“Se han gastado miles de pesos en varios estudios, pero ninguno se ha ejecutado debidamente”, incluso el anteproyecto de Plan Maestro de Desarrollo Económico-Urbano del Sistema Lagunar de Mexicali, el cual fue financiado desde 2015 por el Fideicomiso Empresarial del Estado, sigue sin aprobarse en el Cabildo mexicalense.

Para Mora Corrales, es necesario declarar la zona como Área Natural Protegida bajo la jurisdicción municipal, la cual se denomina Zona de Conservación Ecológica Municipal, con lo que el Ayuntamiento tendría que hacer un estudio para conocer si merece la protección ambiental y posteriormente delinear política y facultades.

¿Por qué municipal?

“La zona lagunar está completamente dentro del centro de población de Mexicali, por lo que es jurisdicción del municipio, efectivamente el agua es de propiedad federal pero está dentro del centro de población, eso no quita que la Comisión Nacional del Agua siga teniendo la obligación de regular los permisos de descarga que tienen”.

La consultora expuso que las lagunas funcionan como un vaso regulador que en el momento en que se excedan los niveles, ya sea por lluvias o por el Río Colorado, se va a Río Nuevo, de ahí se puede mezclar con el drenaje, inundando las colonias que se localizan a un nivel más bajo, por lo que es necesario desazolvar ante el gran sedimento que existe.

 

Demanda

El viernes 18 de agosto de 2017 se presentó una denuncia popular ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) por parte de la asociación civil Salvemos la Laguna, contra quien resulte responsable por hechos, actos y omisiones, principalmente por  no aplicar disposiciones jurídicas en materia de prevención y control de contaminantes, destrucción y tala de flora silvestre, destrucción de hábitat de aves migratorias y residentes, relleno de humedal, descargar sin regulación y extracción de agua de las tres lagunas.

Entre las pruebas que presentan, están fotografías incluso de vehículos de Obras Públicas, donde realizan descargas a la laguna; de igual manera documentaron cómo pipas del Módulo de Riego 1, extraían agua de una de las lagunas.

Aunque los antecedentes datan del año 2014, argumentan que la situación continúa en la misma medida.

Otro de los puntos que denuncian ocurrió a principios de 2017, cuando a un costado de la laguna Xochimilco se modificó el área con la construcción de una compuerta por parte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), lo que significó en remoción de la vegetación hidrófila.

 

El olvido

El 8 de agosto de 2016, el gobernador del Estado, Francisco Vega de Lamadrid, anunció una inversión de 372 millones de pesos para el rescate de las tres lagunas con inversión de los tres órganos de gobierno, sector privado y organismos internacionales. En ese entonces dijo que se realizaría la rehabilitación de las tres lagunas, además, que en 2015 se habían invertido 22 millones de pesos de recursos federales del Fondo Metropolitano.

El proyecto recaía en la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano del Estado (SIDUE), pero finalmente se cayó, posteriormente se realizó un nuevo proyecto, aunque encabezado por la Secretaría de Protección al Ambiente (SPA), a cargo de Thelma Castañeda.

La titular de la SPA no pudo responder a ZETA dónde quedó la inversión de 372 millones de pesos proyectados para el rescate lagunar, afirmó que cuando inició sus funciones, le encomendaron el nuevo proyecto; también se le cuestionó cuánto se ha invertido durante 2017, pero se limitó a comentar que el Consejo de Desarrollo Económico de Mexicali (CDEM) había realizado trabajos cercanos a la laguna sin poder especificar el monto de la inversión.

“Se va a trabajar en la propia restauración de las lagunas, en sí del agua, que si está contaminada también, (además de la basura) las aguas provienen del riego agrícola y ahí puede tener un tipo de químicos que se utilizan en la agricultura” expresó Castañeda.

En cuanto a la inversión, reconoció que hasta ahora no han iniciado alguna obra.

Por su parte, Juan Ignacio Gallego Topete, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra) Capítulo Mexicali, expuso que se trata de un tema muy importante, debido al gran descuido en que se encuentra.

“El año pasado a través del Fidem (Fideicomiso Empresarial) se autorizó un recurso para hacer un estudio para la limpieza de las lagunas, eso es lo que estamos haciendo como parte del sector empresarial, fue el único proyecto que se autorizó el año pasado, es la importancia que les estamos dando”, precisó.

Cuestionado sobre el área de aprovechamiento, la idea del proyecto era cómo rehabilitarlo y convertir las áreas contaminadas en zonas de esparcimiento y de convivio.

Sobre el tema, el alcalde de Mexicali, Gustavo Sánchez, informó que se están buscando predios posibles y recursos para la construcción de un nuevo centro de transferencia para la basura, la cual actualmente se encuentra pegada a la laguna Xochimilco.

“No puede estar muy lejos porque tampoco los camiones que recogen la basura pueden ir muy retirados a depositar la basura, así que estamos buscando dónde pudiera ser”, indicó.

Por su parte, el director de Protección al Ambiente Municipal, Luis Flores Solís, negó que las lagunas se encuentren abandonadas, aunque aceptó la contaminación que presentan. “Yo creo que nunca como hoy están puestos los ojos de todas las autoridades en ese lugar como estuvo en el pasado”, justificó, para luego confirmar las declaraciones del alcalde en el sentido de que se buscaría remover el centro de transferencia, ya que es una demanda de la ciudadanía que vive en las zonas colindantes al lugar.

Cuestionado sobre la denuncia que realizó el Comité de Salvemos las Lagunas, donde responsabilizaron a la autoridad municipal por la falta de atención al área, aunado a reportes que llegaron a ZETA por una fuente cercana al tema que refiere la policía ecológica fue desmantelada por la falta de elementos para patrullar la ciudad, Flores Solís negó que la policía ecológica se encuentre inactiva, pero reconoció que en los últimos meses los temas de seguridad están en la prioridad número uno, por lo que “en ocasiones que las patrullas que utiliza la policía ecológica se utilizan para actividades de protección de la ciudadanía”.

Según José Alejandro Cervantes Beltrán, director del Organismo de Cuenca Península de Baja California, son lagunas que se forman de aguas de colas de riego, por lo que naturalmente tienen una mayor demanda de química de oxígeno, que son los factores que se miden.

“De las mediciones que hemos hecho, hay algunos picos, pero normalmente la DBO (Demanda Bioquímica de Oxígeno) se encuentra dentro de la norma, sí la DQO (Demanda Química de Oxigeno) tiene mayor presencia; estamos también trabajando en un programa junto con la Secretaría del Medio Ambiente para poder conformar un plan integral para su rescate”, explicó.

Respecto a las descargas ilegales, declaró que hasta el momento no han detectado alguna, aunque no lo descartan, debido a que ha habido momentos en que aparecen altos niveles de DQO, lo cual implica descargas ilegales.

 

No es competencia de Profepa

Arturo Rodríguez Abitia, subprocurador de Inspección Industrial de la Profepa a nivel nacional, reconoció la contaminación en los márgenes de las lagunas, pero al ser material de la construcción, no son de su competencia, sino de la Conagua.

“No es que le saquemos o nada de esto, es que no tenemos competencia para enfrentar este problema, primero porque no se trata de residuos peligrosos y segundo porque la zona federal asociada a los cuerpos de agua es algo que regula y vigila la Conagua”, aclaró el funcionario federal.

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio