El pueblo de mi abuela


 
Cartaz Lunes, 25 Septiembre, 2017 12:02 PM

Hoy recuerdo aquellas tardes

en el pueblo de mi abuela,

empedradas callejuelas

y portadas de cantera.

 

En la plaza las muchachas

y muchachos en pareja,

del brazo juntos caminan

y muy felices se besan.

 

En el quiosco una rondalla

brinda serenata bella,

que alegran los corazones

sumidos en la tristeza.

 

El naranjo tiene flores

con aroma que embelesa,

a nada se le compara

y en el recuerdo se queda.

 

Las hermosas golondrinas

al pueblo siempre regresan,

en parvadas por el cielo

cual collar de perlas negras.

 

Ya han pasado muchos años

de yo no estar en mi tierra,

le han quitado el empedrado

poco después que me fuera.

 

El naranjo sigue vivo

y su aroma no se aleja,

pues se ha quedado impregnado

del recuerdo de mi abuela.

 

De su libro “Confesiones de Amor en Secreto”.

 

Lourdes P. Cabral

San Diego, California

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio