El perredista que va contra el PRD y su alianza panista, con AMLO sí

Fotos: Ramón T. Blanco Villalón.- “Nosotros hemos resuelto no subordinarnos”.
 
Zoom Político Lunes, 4 Septiembre, 2017 12:00 PM

Carlos Sotelo García, ex senador del Partido de la Revolución Democrática (PRD), se dice ser un ferviente opositor de su propio partido, sobre todo, desde que sus dirigentes comercializaron con la ideología del régimen, representado por el PRI y el PAN.

Sotelo cobra vigencia ahora que, siendo parte de la dirigencia nacional, es de los pocos, juntos con otras figuras importantes, que se oponen a la alianza con el Partido Acción Nacional, rumbo a las elecciones presidenciales.

El perredista de Colima encabeza un frente nacional para apoyar a André Manuel López Obrador, quien se perfila como candidato a la Presidencia de la República.

“El PRD debe ir al 2018 en un bloque opositor al régimen constituido que representa el PRI y el PAN. Dado la decisión de aquellos (la mayoría del PRD) de ir con la derecha panista, yo he tomado la decisión de ir con la izquierda”, explica en entrevista con ZOOM POLÍTICO.

El ex legislador y miembro del Comité Ejecutivo Nacional del PRD se inició en la política, cuando se afilió al Partido Comunista a los 16 años de edad y ahora denuncia cómo el PRI y el PAN han sostenido al país en un modelo social económico que tiene al país sumido en una pobreza que empeora.

Antes de anunciar su apoyo a Andrés Manuel, Sotelo manifestó su inconformidad con el rumbo que los ex dirigentes y la actual dirigente dieron a su partido.

El perredista ubica el punto de quiebre del PRD: “Desde (la dirigencia de) Guadalupe Acosta Naranjo hasta (la actual de) Alejandra Barrales, hubo un acuerdo de colaboración que el partido jamás discutió. Una asociación entre la dirección nacional del partido y Los Pinos. Nuestros dirigentes fueron a Los Pinos y se les olvidó el camino de regreso, se extraviaron en el laberinto del poder”, asegura.

“Nuestros dirigentes fueron a Los Pinos y se les olvidó el camino de regreso”.

Para Sotelo García, el PRD atraviesa por “el quebrantamiento de su legalidad interna. Hay un grupo de dirigentes que actúan como una asociación de carácter mercantil que tiene la protección del gobierno corrupto, del gobierno de Enrique Peña Nieto y del PAN para poder tener esta subordinación del PRD”.

No obstante, sentenció: “nosotros hemos resuelto no subordinarnos y estamos librando una batalla, por un lado, jurídica, que en el fondo es política”.

Sotelo ha pasado, de criticar públicamente y en asamblea el rumbo del partido, a interponer juicios de derechos políticos electorales en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

“He denunciado la ilegalidad de Alejandra Barrales al frente del CEN del PRD y la ilegalidad de la no realización de las elecciones internas del partido”, señala.

Según los estatutos del PRD, quien ocupe la dirigencia nacional del partido, no puede desempeñarse en un cargo público al mismo tiempo.

Sin embargo, Barrales, para evitar el desquebraje de la bancada del PRD en el Senado, canceló su licencia como senadora y regresó a la Cámara Alta, sin renunciar a la dirigencia.

Aunque Sotelo aseguró tener la razón de su lado, admite que el camino en tribunales no ha sido fácil.

“Voy al Tribunal, me lo recausan al órgano interno del PRD, aquí siempre pierdo y voy otra vez. Allá saben que tengo la razón, pero no se atreven porque las llamadas de Los Pinos y del Senado tienen su efecto”, relata.

Después de la asamblea general del PRD, posterior a la derrota de 2015, la línea general de recuperación, “el carácter opositor y de izquierda nunca se cumplió”, sentencia el también ex diputado local de Colima, “esa resolución se guardó en un cajón, tanto que en noviembre y diciembre de 2015, peor aún, y noviembre-diciembre de 2016, los grupos parlamentarios del PRD votaron a favor la ley de ingresos y presupuesto de egresos. Los 12 años previos, habíamos hecho lo mismo. Un partido que vota 14 años consecutivos a favor de los instrumentos de política económica del gobierno, ya no es de oposición”.

En 2016, Sotelo repuso una resolución para deslindarse de los votos de los grupos parlamentarios, pues entendía que los legisladores “votaban a favor por sus bonos, moches”, pero, el hecho de que el partido se quedara callado no le parecía opción.

Sin embargo, el CEN no secundó su propuesta, “si lo hubiéramos hecho, de otra forma hubiéramos enfrentado el tema del gasolinazo”, recuerda.

Junto a Leonel Godoy y Pablo Gómez, ex presidentes nacionales del PRD, anunció la decisión de ir con López Obrador como parte de un bloque de oposición con la señal particular de no renunciar al partido.

A decir del entrevistado, “la decisión adoptar como nuestra, la candidatura de López Obrador, los tiene muy molestos e inquietos a nuestros dirigentes. Nos amenazan con expulsarnos… son los aliados al régimen, Guadalupe Acosta Naranjo, Miguel Ángel Mancera, Los Chuchos”.

Sotelo libra la pelea en el Tribunal Electoral, pues señala que el PRD. La primera vez en 30 años que no se realizó elecciones internas. Se reunieron ellos y decidieron por fuera del partido que no habría elecciones”.

Además, junto a la demanda para que se destituya a Barrales por violar los estatutos del partido, también peleará jurídicamente para que la política de alianzas, determinada por el CEN, quede sin efectos, pues no tiene facultades para hacerlo, cuando el autorizado para hacerlo es el Consejo Político.

A pesar de todo, asegura, se mantiene “con los dos pies en el partido para pelear para su rectificación”.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio