El opaco Grito de “El Patas”


 
Destacados y Sábado, 16 Septiembre, 2017 09:30 AM

Antes de que el alcalde Juan Manuel Gastélum Buenrostro saliera al escenario colocado a los pies de la glorieta de Miguel Hidalgo para dar el Grito de Independencia, a un costado del Ayuntamiento de Tijuana, las pantallas entretenían a los asistentes con el partido Xoloitzcuintles contra América que se disputaba en el estadio Caliente, propiedad de Jorge Hank Rhon.

Según cálculos de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal, el número de asistentes fue casi el mismo en ambos sitios, alrededor de 30 mil personas, pero a diferencia del estadio, en las calles de la Zona Río de Tijuana, lucieron mucho menos personas.

El partido opacó el trabajo de los conductores del evento que no lograban la atención de los presentes, a pesar de repetir el lema de “El Patas”, de que Tijuana es la mejor ciudad de México. Los puestos se instalaron desde las 4:00 de la tarde, pero los asistentes comenzaron a llegar alrededor de cuatro horas después.

Mientras que la venta del alcohol, típica en estas fiestas, se inició a partir de las 10:00 de la noche, una vez que “El Patas” descendió del austero escenario, decorado solo con una campana para hacerla sonar con el toque de Independencia.

Quince minutos antes de las 10:00 de la noche, acompañado del General Enrique Martínez López, comandante de la Segunda Zona Militar y elementos del 28 Batallón de Infantería, Gastélum Buenrostro dio su primer grito como presidente municipal de Tijuana.

Tras gritar tres veces “¡tijuanenses!” para entonces lanzar su “¡Viva México!”, Gastélum logró poca respuesta de los asistentes que estaban frente al templete, mientras que la venta de comida y bebidas se encontraba sobre el puente Independencia, frente al escenario.

En la zona designada para funcionarios, quienes acudieron vestidos con trajes mexicanos por instrucciones de la organización del evento, además de los regidores del PAN, estaba la edil priista Julieta Aguilera.

Gastélum y el General Enrique Martínez

Ni los regidores del Partido Encuentro Social (PES) ni Roberto Quijano, independiente, acudieron al evento. Tampoco se vio al priista Eligio Valencia.

Después de los fuegos pirotécnicos, para lo que subió un mariachi al escenario donde se encontraban el acalde y su familia, así como el general Martínez López, Julio Preciado, ex vocalista de la Banda El Recodo, salió a amenizar durante una hora a los asistentes.

No obstante, ya que el consumo de bebidas alcohólicas estaba restringido a la zona de carpas, no logró llenar el escenario y tras una hora de actuación, concluyó la celebración antes de la medianoche que marca el inicio de la guerra de Independencia.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio