Dreamers: las nuevas fichas políticas de Trump

Fotos: Tomada de Internet.- En espera de que el Congreso decida su futuro
 
Edición Impresa Lunes, 11 Septiembre, 2017 12:40 PM

Con la incertidumbre de su futuro en Estados Unidos y la resignación del gobierno mexicano que no emprendió una lucha para su defensa, 800 mil dreamers se enfrentan a un difícil periodo en el que, en medio de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, se convertirán en una ficha de canje más en la administración de Donald Trump

A pesar de que en semanas recientes, el Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, expresó públicamente que no contemplaba eliminar el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), lanzó a su fiscal general, Jeff Sessions, para dar el mensaje contrario.

El 5 de septiembre, Sessions anunció la eliminación del programa que nació de una acción ejecutiva del ex Presidente Barack Obama e informó que el futuro de los casi 800 mil jóvenes beneficiados con esta medida pasaría a manos del Congreso, el cual tiene un plazo de seis meses para reformar la Ley.

Los permisos migratorios y de trabajo temporal que los jóvenes consiguieron hace cinco años, ahora están en riesgo.

Para organizaciones pro migrantes, se trata de un nuevo juego político de la administración de Trump, pero también de una manifestación de su crueldad y falta de humanidad ante un sector de la comunidad que tenía simpatías tanto de liberales como de conservadores.

La Coalición de Comunidades del Sur de la Frontera (SBCC, por sus siglas en inglés), consideró que dejar a la deriva cerca de 800 mil vidas de miembros activos de la sociedad, “los vulnera al usar como fichas de juego para construir un muro y contratar a más agentes fronterizos”.

En su posicionamiento oficial, la SBCC, integrada por más de 60 organizaciones en la frontera entre México y Estaos Unidos, advirtió: “Los estados fronterizos se han vuelto hiper militarizados a través de los años, con miles de agentes facultados para detener, registrar e interrogar a cualquier miembro de la comunidad sin una razón”.

También señaló que Texas y California tienen las concentraciones más altas de beneficiarios de DACA, lo que los vuelve “vulnerables ante la máquina de deportación de Trump”.

Lo anterior, en gran medida, porque al afiliarse al programa DACA, los beneficiarios aportaron sus datos personales como domicilio, lugares de trabajo o estudio, vínculos familiares y demás, por lo que de no aprobarse una Ley que les permita permanecer en el país, serían fáciles de localizar para deportar.

Desamparados por Trump

De acuerdo con el Instituto de Políticas Migratorias (Migration Policy Institute), tan solo en California hay más 500 mil jóvenes beneficiarios de DACA.

Por lo que la Coalición hizo un llamado a los congresistas “a no permitir que el Presidente Trump destruya las vidas y familias de estos talentosos jóvenes. Tampoco el Congreso debe gastar billones de dólares en un muro insensible ni en más agentes de la Patrulla Fronteriza, ni en centros de detención”.

En términos locales, Alliance San Diego, una de las organizaciones pro migrantes más activas en la región, informó que alrededor de 40 mil dreamers viven en San Diego, por lo que la eliminación del programa es una decisión vergonzosa y los pone en riesgo por fines meramente políticos.

Andrea Guerrero, directora ejecutiva de esta organización, expresó: “Los jóvenes inmigrantes representan lo mejor de nuestro país, son innovadores, educadores, padres e hijos y pertenecen a esta comunidad”.

Uno de los beneficiarios de DACA y miembro de Alliance San Diego, Jesús Méndez Carbajal, consideró: “Este anuncio me rompió el corazón y me llena de emociones intensas, no solo por mí, sino por el resto de beneficiarios, nuestras familias y comunidades. Les pido a mis compañeros de DACA que salgan adelante de esta ola de miedo, ansiedad e incertidumbre con amor y esperanza en nuestros corazones”.

Por su parte, la abogada especialista en materia de migración, Ginger Jacobs, recomendó a los beneficiarios de DACA no tomar decisiones de vida drásticas y continuar en sus trabajos y escuelas después del anuncio, ya que están por interponerse una serie de demandas y sigue pendiente la decisión del Congreso.

 

El turno de México

Según cifras del Instituto de Políticas Migratorias, actualizadas hasta 2016, de los cerca de 800 mil dreamers, 689 mil 029 son de origen mexicano, 24 mil 247 de origen guatemalteco, 7 mil 813 de Corea, 33 mil 661 de El Salvador y 10 mil de Filipinas.

En medio del escándalo después del reportaje “La Estafa Maestra”, que demuestra cómo se desviaron más de 7 mil millones de pesos de fondos federales a través de empresas fantasma contratadas por dependencias federales por medio de universidades públicas como intermediarios, el gobierno de México respondió al anuncio de la administración de Trump.

Después de lamentar la cancelación del programa DACA, la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) anunció una serie de acciones con las cuales recibiría a los jóvenes en caso de deportación o de que decidan regresar al país.

Éstas son una bolsa especial de trabajo en México para dreamers a través de los consulados, el programa Crédito Joven para Dreamers en México y Estados Unidos, oferta de becas en México y otros países, acceso a la educación sin trámites innecesarios y revalidación inmediata y afiliación al Seguro Popular.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio