Dos muertos por 80 mil más


 
Cartaz Lunes, 18 Septiembre, 2017 12:00 PM

El famoso socavón, ocurrido en el Paso Exprés por negligencia humana, que causó dos muertos, ha dolido más al gobierno estatal, municipal y federal que los 80 mil fallecidos en el nefasto y espurio gobierno del plagiatítulos, del Presidente Enrique Peña Nieto. Falta de seguridad y corrupción han generado descomposición social, lo que desemboca en crimen, por falta de apoyo gubernamental y fuga de cerebros al extranjero. La situación del pueblo que gana una miseria, aunado a la desgracia general, da como resultado la subsistencia a la cuesta del crimen que se da a diario. Dos muertos del socavón, que han valido investigación y justicia hasta llegar a la cámara de diputados, han sacado a la luz los problemas del gobierno, al no aclarar los 80 mil que van en casi seis años del tórrido gobierno del copetón peña nieto (con minúsculas porque no lo vale con mayúsculas). ¿Esas muertes no fueron humanas o por qué tuvieron que haber muerto en una falta gubernamental? Pues sí valen, murieron por falta de seguridad, planeación de gobierno y apoyo para ser mejores ciudadanos. Dos muertos que quieren resolver, esclarecer y que han hecho que valgan noticias, lo cual nos dice que no todos somos iguales. Hay justicia de primera, segunda y tercera, o a veces simplemente no hay.

Hacer énfasis a solo dos muertos, cuando esperan respuesta 80 mil, ya ni los de Ayotzinapa. ¿Se sabe qué pasó y cómo quedó todo? Me doy cuenta que el sol no sale para todos. Solo dos les importan a los tres órdenes de gobierno. En el socavón, dos muertos que incitan a la justicia pronta, expedita y trasparente. ¿Por qué tanto interés? ¿Y los 80 mil no tienen calidez?, ¿fueron alienígenas, marcianos, fantasmas, sombras, siluetas, ánimas o qué?

Como ya viene el cambio en la federación, le urge al gobierno hacer justicia hasta el último día de la elección. “Claridad, justicia y rectitud”.

Hoy sí les interesa y están dispuestos, a como dé lugar, a hacer caer a los culpables en el socavón del Paso Exprés.

“Justicia para todos”, dirá la federación, gobernación y más instancias justicieras.

Así veo la tan anunciada tragedia del socavón. Así es la justicia y la política en el país. La balanza se ladea y el paño de los ojos se cae; la espada es clavada en el más débil, pobre, hambriento o analfabeto. Así se rige la justicia en el México del siglo XXI.

Hasta la próxima.

 

Leopoldo Durán Ramírez

Tijuana, B. C.

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio