Chavala


 
Cartaz Lunes, 11 Septiembre, 2017 12:00 PM

En la oscuridad te escribo

a ti, chavala mía,

desde este siglo incomprensible,

desde mi vida pasada,

porque en la virtud más alta no existen límites.

Contigo he aprendido lo malo y lo bueno

para la vida y para la muerte,

chavala, la deriva de mi camino futuro.

 

Te quiero por tu sol acalorado,

a veces me hiero las venas por ti.

Cuando te embelleces muero por verte,

cuando se manchan tus labios,

la soberbia me domina

y la nata de tus dedos

te delata ebria desde tu alcoba.

 

Ya mi mensajero, el colibrí,

te lleva espigas de amores,

porque contigo ganaré el cielo,

desde el viejo océano glasto,

donde el llanto despreciado

encuentra el descanso infinito…

 

Jaime Amador Aparicio Ramírez

Tijuana, B. C.

 

Comentarios

comentarios

Notas relacionadas

Tipo de Cambio