Celestino, el celular


 
Cartaz Lunes, 18 Septiembre, 2017 12:00 PM

Sigue sonando el ring, ring

del maldito celular,

que no te puedes callar,

maldito fierro tan ruin.

 

No se pueden comprar

los cortejos de anteayer

que tuve con mi mujer,

sin dejarnos de mirar.

 

Ahora todo se pide

por el méndigo aparato

y transmiten su retrato

en cueros si así deciden.

 

Para conseguir pareja,

mandan su cuerpo encuerado,

carnada para el pescado,

si cae redonda la vieja.

 

Mas ¡Ay, qué desilusión!,

cuando llegan a mirarse,

el retrato que mandaste

pertenece a otro bombón.

 

Esta juventud presente

ya perdió la moral,

enseña por celular,

el de atrás y el de enfrente.

 

Alberto Torres Barragán

Tijuana, B. C.

 

Comentarios

comentarios

Tipo de Cambio